Falleció la canadiense Alice Munro, maestra contemporánea del relato corto y Premio Nobel de Literatura en 2013

0
Alice Munro (1931-2024) (FOTO X / Vía: zendalibros.com)
Alice Munro (1931-2024) (FOTO X / Vía: zendalibros.com)

La escritora canadiense Alice Munro (1931-2024), maestra de la narrativa corta y Premio Nobel de Literatura en 2013, falleció a los 92 años este lunes por la noche en una residencia de ancianos en Port Hope, junto al lago Ontario, al este de la ciudad de Toronto, según confirmó su familia al diario The Globe and Mail.

De acuerdo con esa fuente, la escritora –nacida con el nombre Alice Laidlaw y aclamada luego, con el apellido de su primer esposo, por su gran capacidad para concentrar en pocas páginas toda la complejidad e intensidad de las situaciones humanas– padecía demencia senil desde hace al menos una docena de años.

Este martes, los más influyentes medios anglosajones y el establishment editorial en pleno se han hecho eco de la noticia y han despedido a quien es, sin dudas, uno de los grandes nombres del cuento contemporáneo en lengua inglesa.

“Sus cuentos, muchos de ellos centrados en mujeres en diferentes etapas de sus vidas que enfrentan deseos complejos, fueron recibidos con tanto entusiasmo y leídos con tanta gratitud que atrajo a toda una nueva generación de lectores”, se lee en un obituario firmado por Anthony DePalma en The New York Times. “Las historias de la Sra. Munro fueron consideradas en general como incomparables, una mezcla de gente común y corriente y temas extraordinarios. Retrató a gente de pueblos pequeños, a menudo en el suroeste rural de Ontario, enfrentando situaciones que hacían que lo fantástico pareciera algo cotidiano”.

“Nos entristece enterarnos de la muerte de Alice Munro. En memoria de su vida y trabajo, cuatro de sus historias se han desbloqueado detrás del muro de pago y todos pueden leerlas de forma gratuita”, tuiteó la revista Granta.

El escritor argentino Patricio Pron dejó a su vez esta nota en su cuenta de X: “Adiós, y gracias por todo, #AliceMunro / Cuando comencé a leerte, estaba en un lugar; poco después, en otro muy distinto: los buenos escritores nos transforman”.

The Paris Review liberó este martes una entrevista -“The Art of Fiction  No. 137”- con la autora de libros como El progreso del amor o Demasiada felicidad y ganadora del Premio Booker Internacional (2009).

En ella, Munro cuenta que comenzó a escribir hacia su séptimo u octavo grado escolar y que para sus años universitarios ya se consideraba seriamente una escritora. “No tuve oportunidad de ser otra cosa porque no tenía dinero”, rememoró. “Sabía que solo estaría en la universidad dos años porque las becas disponibles en ese momento duraban solo dos años. Fueron estas pequeñas vacaciones en mi vida, un momento maravilloso. Había estado a cargo de la casa cuando era adolescente, por lo que la universidad fue la única época de mi vida en la que no tuve que hacer las tareas del hogar”.

Formó una familia muy pronto. “Estuve escribiendo desesperadamente todo el tiempo que estuve embarazada porque pensé que nunca más podría escribir después. Cada embarazo me impulsó a hacer algo grande antes de que naciera el bebé. En realidad, no hice nada grande”, confesaba ahí la también autora de Las vidas de las mujeres y Odio, amistad, noviazgo, amor, matrimonio. “Cuando los niños eran pequeños, mi tiempo [para escribir] era apenas se iban a la escuela. Trabajé muy duro en esos años. Mi marido y yo teníamos una librería e incluso cuando trabajaba allí me quedaba en casa hasta el mediodía. Se suponía que debía hacer las tareas del hogar y entonces también escribiría. Más tarde, cuando no estaba trabajando todos los días en la tienda, escribía hasta que todos llegaban a casa para almorzar y luego después de que regresaban, probablemente hasta las dos y media, y luego tomaba una taza de café rápido y empezaba a hacer las tareas del hogar, tratando de terminarlo todo antes del final de la tarde”.

Concedió una entrevista a Stefan Åsberg para la televisión sueca que hizo las veces de discurso de aceptación del Premio Nobel y, más tarde, apareció como introducción a la antología Todo en casa editada por Lumen en 2014: “Quiero que mis cuentos conmuevan a las personas, no me importa si son hombres, mujeres o niños. […] que todo lo que cuenta la historia conmueva al lector de tal modo que cuando haya terminado sienta que es una persona distinta”, resumió entonces Munro.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí