poemas inmorales
‘La carga de los lanceros’, Umberto Boccioni, 1915

Detrás de los baños

El agua dulce —verde rayado­, oro del poniente
en el trasfondo, inmenso papel de pared
de los que había conocido en su primer refugio
de Ocean Drive. Un avión y dos gansos coincidieron en
una nube sepia, agotada y a punto de perder la forma.
El sonido monótono del océano estrellándose contra
un espejo, el cancaneo de las olas, el graznido de un
búho en el lejano estéreo de un ornitólogo,
el camión del almuerzo y su canción protesta… eran
para él la ópera Parsifal y un cirio delante de un santo.
Sus manos sucias de poeta, adornadas ahora con
unas gotas de esperma: la esperma de dios al recibir
el fuego. El bocado de luz resbaló por el cirio y los muslos
antes de gotear lascivamente en la arena.

Prolegómenos a una carnicería por venir

El bien vendrá con metralleta
el bien vendrá con mucha muerte
con sangre fresca y buena carne
con sangre seca y mala suerte.

Violar, segar, vaciar, rasgar
dejar por muerto en el lugar
al presidente de la cuadra
y luego… ¡a tocar guitarra!

Queremos vivo al vigilante
queremos tetas viejas, glandes
en una olla reverberante.
Queremos huesos de chivatos
y chilindrón de militante.

Rumba de sangre en callejones
que corra el líquido mensaje
rueden cabezas en las calles
a dios rogando los detalles.

Los delatores y farsantes
serán colgados de los postes
con lenguas negras de menores
saltando negros sinsabores
chillar un himno a la alegría
librados todos de dolores.

A cada perro llega el día
serán cencerros de armonía
cuando quememos ministerios
prenderle fuego al policía.

Ardiendo el pelo del Partido
las muelas de los engreídos
será una pestilente orgía
robar el pan de cada día.

Caerán fiscalas y fiscales
en hondos lagos albañales
serán quemados en sus camas
haremos lo que se nos pegue en gana.

Voltear los carros de la fiana
colgar al perro en la ventana
pintar de sangre la semana
hacer añicos los cristales.

Las muelas de los engreídos
en negros lagos albañales
a cada perro llega el día
chillar un himno a la alegría
y luego… ¡a tocar guitarra!

 

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí