Intelectuales, artistas, activistas: “El gobierno de Cuba debe normalizar las relaciones con sus ciudadanos, como premisa para normalizarlas con el mundo”

0
Foto tomada de The New York Times

Más de 300 intelectuales, artistas, activistas y ciudadanos cubanos “guiados por el anhelo de una Cuba democrática y respetuosa de todos los derechos para todas las personas” han firmado una carta dirigida a los Gobiernos de Cuba y Estados Unidos, de cara a la posibilidad de un nuevo acercamiento entre ambas administraciones, luego del ascenso de Joe Biden a la presidencia.

La misiva que ha firmado un amplio grupo de la sociedad civil, con intereses y posiciones políticas muy diversas, establece como premisa que el Gobierno de Cuba debe normalizar la relaciones con los ciudadanos cubanos, residentes dentro y fuera de la isla, antes de comenzar cualquier proceso de negociación con Estados Unidos, teniendo en cuenta que el precedente del deshielo que tuvo lugar entre ambos países durante los mandatos de Barack Obama y Raúl Castro no garantizó el cumplimiento efectivo de mayor cantidad de derechos para la ciudadanía cubana.

Durante la normalización en el periodo de Obama, “no se experimentaron en la isla avances en los derechos humanos. Organizaciones nacionales e internacionales documentaron entonces altos niveles de represión contra actores de la sociedad civil y la oposición. Muchos de los activistas, periodistas, emprendedores y artistas que acompañaron la normalización, hoy se encuentran en el exilio”, dice la carta.

Si el propio Gobierno de Cuba aísla, reprime y discrimina políticamente a buena parte de su ciudadanía, se entiende que los beneficios de las negociaciones comerciales con Estados Unidos sólo tocarán a aquel sector del país que replique la agenda del poder o no se le oponga: “La soberanía de Cuba como nación independiente no puede ser monopolizada por un gobierno. No se debe confundir empoderamiento de la sociedad con el apoyo a la agenda del régimen y de grupos autorizados por este para representar a la sociedad civil”.

Tras la experiencia de normalización anterior, los firmantes de la carta solicitan al Gobierno de La Habana mayor participación de la ciudadanía en los procesos de negociaciones que pudieran llegar a abrirse con la presidencia actual de Estados Unidos: “Durante el deshielo anterior, es cierto que creció cierta clase media urbana que mantuvo una actitud de no confrontación o colaboración con el régimen, pero la mayoría empobrecida del país no se benefició de la normalización. Su situación, en términos de ingresos, consumos y derechos no mejoró y se ampliaron los niveles de desigualdad”, argumentan.

Para garantizar un proceso en beneficio de la mayoría “a diferencia del proceso anterior”, la negociación actual tendrá que realizarse “en condiciones de transparencia, con acceso equitativo a medios oficiales e independientes cubanos, así como a la prensa internacional”, señala la carta, y añade “que toda negociación debe tener como principal premisa y finalidad el reconocimiento de los derechos civiles, económicos y políticos del pueblo cubano contenidos en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales aprobados por las Naciones Unidas”.

Los firmantes también piden como condición para un proceso de normalización con Estados Unidos: “la liberación inmediata –sin exilio condicionado– de los más de cien presos y presas políticos condenados de manera injusta por ejercer y reclamar derechos ciudadanos, así como la legalización de todas las organizaciones de la sociedad civil y del sector privado que van a estar representadas en las conversaciones”.

Como condiciones imperativas para cualquier diálogo comercial y político con Estados Unidos los firmantes han señalado no sólo el cese de la represión política, sino también el cese de las restricciones económicas que el Gobierno impone a la ciudadanía cubana. Además, llaman la atención sobre un último punto que tiene que ver con el restablecimiento de los derechos consulares de los cubanos de dentro y fuera de la isla: “Una negociación que tenga como centro los derechos del pueblo cubano, no puede avanzar mientras subsistan elementos que entorpezcan las relaciones entre los cubanos de la isla y el exterior. Resulta necesario la reapertura de trámites consulares en ambos países; que el gobierno de los Estados Unidos derogue las restricciones a los viajes de cubanos a la isla y el envío de remesas por vías civiles; y que el gobierno cubano elimine las prohibiciones de salida y entrada del país a médicos, deportistas, profesionales, disidentes, activistas y todas las personas a las que injustamente se les priva de estos derechos. Estas son decisiones que deben ser tomadas al unísono por ambos gobiernos”, asegura la misiva.

“Como ciudadanos cubanos queremos que el gobierno avance hacia la normalización de las relaciones con el resto de las naciones, pero, en primer lugar, con los propios cubanos donde quiera que se encuentren”, se concluye en la carta que fue enviada a los medios este 15 de febrero de 2021, y puede consultarse íntegra en la página de Facebook Carta Cuba-EEUU.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí