Archive of Cuban Socialism: primer museo sobre la cultura material del socialismo en Cuba

0
Casete ORWO, de 60 y 90 minutos de duración.
Casete ORWO, de 60 y 90 minutos de duración.

En febrero de 2012, la académica cubana María Antonia Cabrera Arús daba un giro a los estudios sobre la cultura material en Cuba. “Todo comenzó cuando empecé a familiarizarme con la literatura académica sobre la cultura material del socialismo y, posteriormente, con proyectos como el Wende Museum (Estados Unidos), que se dedica a exhibir y preservar la cultura material de Europa del Este. En ese espacio, no hay información sobre la influencia de la Unión Soviética en Cuba. Me di cuenta de que había un vacío”, cuenta a Rialta Noticias la socióloga sobre el inicio de su blog Cuba Material, que después de muchos años y mucho trabajo de investigación ha dado lugar a un nuevo sitio web llamado Archive of Cuban Socialism (ArchCuS).

Cuba Material fue ganador en 2014 del New Challenge Award for Social Innovation otorgado por New School for Social Research. Ese proyecto “se queda ahí como un blog que puede consultarse, donde los interesados pueden ver elementos de la cultura material, información valiosa. Pero ahora estoy trabajando en esta nueva página que se llama Archive of Cuban Socialism. No estoy del todo contenta con el nombre porque del año 1959 al 1961 no hubo socialismo en Cuba, y esos años se recogen en la página. Pero estaba jugando con la idea de esos Museums of Communism que existen en diferentes ciudades de Europa del Este. Obviamente me gustaría inaugurar uno en Cuba, pero sabemos que cada día es un sueño más lejano”.

Ante la imposibilidad de crear espacios independientes en la isla –una imposibilidad que se hace aún más grande si el tema de la iniciativa implica revisar la historia del país–, Cabrera Arús desarrolla una solución virtual: “Una vez que tenga online un número considerable de objetos, muy bien documentados y contextualizados, me gustaría hacer un podcast sobre la historia y los usos de cada objeto coleccionado en el archivo”. La académica también ofrece, en ese museo virtual, una bibliografía para quienes estén interesados en la cultura material cubana de cualquier época.

Abreviada como RaJ, fue una empresa nacionalizada de servicios de alimentación en Checoslovaquia, que gestionó la mayoría de estos servicios desde la década de 1950 hasta la caída de la Unión Soviética en 1989. RaJ controlaba restaurantes y bares en toda Checoslovaquia. Leopoldo Arús Caraballo llevó este posavasos a su casa en Cuba como regalo para su padre, ya que no permitía que se colocaran bebidas en muebles de madera sin posavasos.
Abreviada como RaJ, fue una empresa nacionalizada de servicios de alimentación en Checoslovaquia, que gestionó la mayoría de estos servicios desde la década de 1950 hasta la caída de la Unión Soviética en 1989. RaJ controlaba restaurantes y bares en toda Checoslovaquia.

“Empecé este proyecto luego de un tiempo investigando el significado de los objetos del espacio doméstico en los años setenta y ochenta en Cuba, mientras trabajaba en mi tesis de doctorado. Residía en Estados Unidos y no tenía presupuesto para ir a Cuba a hacer una investigación. Además, sabía que no iba a tener permiso de ninguna institución para investigar ese tema allá. Entonces abrí un blog para que la gente comentara, la idea era colgar imágenes y que la gente agregara lo que significaban para ellos. Siempre es difícil conseguir un flujo de comentarios regulares, con un volumen suficiente como para poder hacer una investigación. Al final no resultó para desarrollar una investigación, pero me sirvió para mi tesis, porque cualquier comentario me hacía ver cosas en las que no había reparado. Me obligaba también a trabajar en mi proyecto, porque me obligué a publicar un post diario. Llegué a tener casi mil posts en dos años”, comenta Cabrera Arús sobre los inicios de Cuba Material y sus primeros sondeos en torno a la cultura material de los cubanos.

Portable Soviet transistor radio Orbita 2.
Portable Soviet transistor radio Orbita 2.

Con el tiempo, Cabrera Arús fue depurando ese blog y allí sólo ha ido quedando lo que tiene que ver con la materialidad cubana posterior a 1959, ilustrado con fotos de objetos de la colección. Antes había noticias también. “Inicialmente subía fotos que ni siquiera eran mías. Poco a poco empecé a familiarizarme más con los estudios de la cultura material de Europa del Este, con proyectos museísticos, y me di cuenta de que los objetos tenían un valor en el discurso de la materialidad de Europa del Este también. Algunos de los objetos de la colección se ensamblaban en Cuba, pero el diseño era exacto a los de Europa del Este”.

La colección física de objetos que Cabrera Arús iba reuniendo comenzó a crecer mucho. “En 2015 me gané un grant, siendo estudiante de doctorado en The New School, y recibí también financiamiento de las galerías de la New School, la universidad donde estudiaba. Además, hice un fundraising, y con esos dineros curé, junto a la historiadora del arte Meyken Barreto, una exposición que tuvo mucho público. Es una pena que no haya podido llevarla a otro lugar. Pioneros, construyendo la niñez socialista en Cuba, se llamó”.

Aquella muestra recorría las etapas del desarrollo de la infancia en Cuba. Se exponía, recuerda Cabrera Arús, “la cultura material que acompañó al niño en ese recorrido y lo socializó en el proyecto político postrevolucionario. Se trata de una materialidad producida por el Estado casi en su totalidad, de manera que ese niño, al llegar a la adultez, es un individuo construido en gran parte por el Estado. La muestra me enseñó que la mayoría de los objetos que rodean a los niños en Cuba están destinados a socializarlo en una ideología, en unos valores, en una visión colectivista. Desde la libreta de abastecimiento prenatal, antes de nacer ya está condicionado por un sistema de comercialización y abastecimiento regulado por el Estado. El libro más lindo de primaria en la exposición era un discurso de Fidel Castro dirigido a niños. Todo está dirigido a adoctrinar al niño, es realmente apabullante. A los niños los enseñan a poner los intereses del país por encima de los personales. Otra cosa interesante fue que incluso objetos producidos por madres, abuelas, etc., en espacios privados, también reproducían mensajes que tenían un origen en el Estado”.

Dominó de figuras-Figure dominoes, juego educativo para niños, producido a principios de los años 70 en Cuba.
Dominó de figuras, juego educativo para niños, producido a principios de los años 70 en Cuba.

Los objetos de la Cuba socialista que Cabrera Arús tiene en su colección sólo han abandonado las paredes de su hogar en tres ocasiones. Luego de la exposición en la The New School vino una segunda, un evento de un día en la sede de la Cabinet Magazine, en Brooklyn, que organizó junto a Jacqueline Loss, profesora de literatura en la Universidad de Connecticut. Y en 2019 preparó una exhibición digital que se mostró en el Watson Institute for International and Public Affairs de la Universidad de Brown.

“El blog se fue quedando un poco chico, porque primero era muy personal. Yo quería más que nada hacer una base de datos online donde las personas interesadas pudieran buscar cualquier objeto de la colección”. En el blog Cuba Material sólo es posible realizar búsquedas a través de palabras claves, y obtienes todas las entradas donde se menciona esa palabra, existan o no imágenes sobre el objeto que se busca, pero no se puede acceder a una base de datos con todos los objetos documentados. “En realidad, no es una base de datos, son sólo entradas. Yo quería un archivo”, dice.

Bolso de arpillera fabricado con un saco reutilizado y decorado con motivos geométricos bordados con tela obtenida de un viejo vestido. Década de 1960-1970.
Bolso de arpillera fabricado con un saco reutilizado y decorado con motivos geométricos bordados con tela obtenida de un viejo vestido. Década de 1960-1970.

“Entre la búsqueda de trabajo y el poco tiempo que queda entre otros proyectos, dejé de ocuparme de Cuba Material y de la colección por un tiempo. El año pasado llegó a mi buzón la convocatoria para una beca de Digital Humanities de la Universidad de Nueva York, donde enseño part time. Hice una solicitud para la beca, que apoyaron los colegas Michael Bustamante, profesor de Historia de la Universidad de Miami; Ada Ferrer, profesora de Historia de la Universidad de Nueva York y Alejandro Velazco, de la misma universidad. Yo fui la responsable del proyecto, y me dieron la beca. Con esos fondos he podido comprar un montón de material de archivo –tengo parte de la colección en mi casa en New Jersey”.

María Antonia Cabrera Arús explica que muchos amigos la han ayudado a construir la colección. “A todo el que viene de Cuba, si me puede traer algo, le agradezco mucho. Un pedazo de media rota sirve porque documenta un tejido o diseño, y refleja una historia que esconde o cuenta por qué ese objeto fue conservado hasta hoy, siendo inservible desde un punto de vista práctico”.

Propaganda sobre los esfuerzos de movilización para lograr el objetivo de producir 10 millones de toneladas de azúcar en la zafra de 1970. Regalo de Anna Veltfort.
Pin de propaganda sobre los esfuerzos de movilización para lograr el objetivo de producir 10 millones de toneladas de azúcar en la zafra de 1970. Regalo de Anna Veltfort.

Cabrera Arús posee toda clase de objetos: platos, adornos, lápices, libretas de escuela, diplomas, medallas, libretas de abastecimiento, producidos o comercializados en Cuba entre 1959 y 1990. Cada pieza se documenta a nombre de quien la dona.

“Estoy preparando un proyecto para enviar al National Endowment for the Humanities. Si obtengo financiamiento, podré digitalizar toda la colección, documentarla y archivarla de manera más profesional”, dice la creadora de ArchCuS.

Actualmente María Antonia Cabrera Arús enseña el curso “Moda y Socialismo” en la Universidad de Nueva York. Además, estudia y escribe sobre los significados políticos de la moda y la cultura material.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí