El sociólogo cubano Alejandro Portes, galardonado con el Premio Princesa de Asturias 2019

0
Alejandro Portes

En acto celebrado el pasado viernes en el Teatro Campoamor, de Oviedo, presidido por el rey de España, Felipe VI, y su hija Leonor, princesa de Asturias, fueron entregados los Premios Princesa de Asturias de este año.

El Premio de Ciencias Sociales le fue otorgado al sociólogo y demógrafo cubano Alejandro Portes, teniendo en cuenta sus “fundamentales aportaciones al estudio de las migraciones internacionales, uno de los grandes desafíos para las sociedades contemporáneas”, según reza el acta del jurado. Portes, formado en universidades de Cuba, Argentina y Estados Unidos, es miembro de la Academia Nacional de Ciencias de este país, y ha sido profesor en las universidades de Miami, Texas en Austin y Duke.

Al hacer entrega del galardón, Felipe VI expresó: “Nos anima saber que, para Portes, España –país donde ha liderado destacados equipos de investigación– es una referencia para la gestión de esa emigración sostenida, diversificada y ordenada, imprescindible en el mundo actual”. Por su parte, el profesor Portes había declarado al ser notificado de la concesión del premio:

A través de más de una década de estudios sobre las migraciones a España, he trabado contacto y amistad con muchos miembros de la academia española. Tales estudios arrojaron que –en balance– la integración de las segundas generaciones […] ha sido positiva en España. Es un doble honor recibir este galardón de un país donde los inmigrantes y sus hijos han podido en general integrarse y progresar y cuyas políticas al respecto podrían servir de ejemplo a otros países receptores de migrantes.

A la narradora, poeta y ensayista norteamericana Siri Hustvedt, autora de una vasta y diversa obra por la que se cruzan orgánicamente la psicología, la estética, la epistemología y el feminismo, le fue entregado el Premio Princesa de Asturias de las Letras. En su intervención, la autora de A Plea for Eros (Una plegaria para el amor, 2006) pronunció un discurso de aliento filosófico y reivindicativo con el que alertó sobre los peligros que entraña la cada vez más drástica especialización de los conocimientos científicos y humanísticos:

He sido testigo una y otra vez de los problemas que suscita un enfoque demasiado restringido. Y esto es válido tanto para el estudioso de Humanidades que nunca se ha molestado en pensar en músculos, huesos, tejidos y células como para el científico que sólo piensa en neuronas. Ninguno de los dos se pregunta cómo sabe lo que cree saber. Las preguntas que deberían hacerse no se hacen porque quedan fuera del marco de referencia. Cuando escribo intento formular la siguiente mejor pregunta, basada en muchas disciplinas y no en una sola. Y me hago esas preguntas en las novelas, los ensayos y los trabajos académicos, porque todos son vías para aumentar el conocimiento humano. He aprendido que un género o disciplina no es superior a otro. Debemos recelar de nuestros prejuicios. Ni la ciencia es elevada, intelectual y masculina, ni las artes y las humanidades son inferiores, emocionales y femeninas. Debemos aprender que la autoridad y la sabiduría vienen en muchos formatos, sexos, colores, formas y tamaños. Debemos aprender unos de otros y recapacitar.

En esta ceremonia también le fue otorgado el Premio de las Artes al legendario director teatral y cineasta británico Peter Brook, director de la aclamada cinta Marat-Sade (1967) y “uno de los grandes renovadores de las artes escénicas, con montajes de alto compromiso estético y social”, según opinión del jurado.

Los otros premiados fueron el Museo Nacional del Prado (Comunicación y Humanidades), que recibió el presidente del Real Patronato de la institución madrileña, el político español Javier Solanas; el ingeniero estadounidense Shalman Khan (Cooperación Internacional); la bióloga estadounidense Joanne Chory y la ecóloga argentina Sandra Myrna Díaz (Investigación Científica y Técnica); la esquiadora estadounidense Lyndsey Vonn (Deportes), y la ciudad polaca de Gdansk (Concordia).

Portes es el tercer cubano en haber sido galardonado con este premio, después del escritor Leonardo Padura, que en 2015 recibió el Princesa de Asturias de las Letras, y el saltador de altura Javier Sotomayor, a quien en 1993 se le concedió el Príncipe de Asturias de Deportes.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments