Las medallas eran de mi padre. Seis medallas de donante de sangre: de tres, cinco, diez, quince, veinte, veinticinco años de donante. Caben las seis dentro de mi puño. Son tan pequeñas que sobra puño. Murió de un infarto súbito. Muerte súbita. El corazón bombea. Es mucha la excitación cardiaca.

Corazón en griego: kardia.

Mi condición corporal fue modelada inconscientemente por la muerte de mi padre en la adolescencia. Hace poco quise realizar un ejercicio performativo que se llamaría “Helio-Pater”. Pretendía construir un espacio de mixturas para desmontar la creencia que asocia la paternidad con la autoridad. La paternidad como dictadura. El padre como figura solar en un universo heliocéntrico.

Estética de la ausencia.

Mi padre donaba sangre A+. Mi sangre también es A+.

La idea de que los cielos giran alrededor del Sol (un modelo heliocéntrico) fue sugerida por filósofos de la Grecia antigua. Aristarco de Samos, uno de los primeros en sugerir el heliocentrismo, se dio cuenta de que el Sol era mucho mayor y, por tanto, tenía más sentido que se moviera la Tierra, que era más pequeña, a que lo hiciera el Sol, que era mayor.

“Helio-Pater” propondría –para sí– un ejercicio deconstructor. Este propio ejercicio multifocal en torno al pater familias es el que entrelaza las fotografías que mostramos hoy. Imágenes que escarban en la estructura mitológica de la paternidad; en las relaciones paterno-filiales más diversas.

Edgar Ariel

Un abuelo y su nieta ofertan un gallo a la venta en el mercado negro. Fotografía de Damaris Betancourt.
Un abuelo y su nieta ofertan un gallo a la venta en el mercado negro, en La Habana. Fotografía de Damaris Betancourt.
David López Cruz fotografía a su abuelo, en Matanzas, Cuba.
David López Cruz fotografía a su abuelo, en Matanzas, Cuba.
El fotógrafo chileno fotografía a “Los Kogui”, una comunidad nativa de Colombia conformada por alrededor de mil personas. Floreció desde el periodo de la conquista española. Hablan su propia lengua perteneciente al grupo de lenguas conocidas comúnmente como “arhuacas”. Se organizan en distintos poblados en los que cada uno tiene su propio “Mamo”, que es la figura central de su cultura y encarna la ley sagrada… En la imagen un padre posa con su hijo posa para un retrato.
El fotógrafo chileno Lucas Urenda fotografía a “Los Kogui”, una comunidad nativa de Colombia conformada por alrededor de mil personas. Floreció desde el periodo de la conquista española. Hablan su propia lengua perteneciente al grupo de lenguas conocidas vulgarmente como “arhuacas”. Se organizan en distintos poblados en los que cada uno tiene su propio “Mamo”, que es la figura central de su cultura y encarna la ley sagrada… En la imagen un padre posa con su hijo para un retrato.
Fotografía de Daniel Martínez, en Camagüey, Cuba.
Fotografía de Daniel Martínez, en Camagüey, Cuba.
Ruber Osoria.
Imagen de Ruber Osoria en Chile. Luego de ser padre, el fotógrafo cubano radicado en Chile comenzó una serie en la que se encuentra explorando el tema de la paternidad “con otro ojos”. Antes, había abordado este tema desde la perspectiva de la ausencia; “mi padre me abandonó tras un mes de nacido”, cuenta a Rialta Noticias.
Ruber Osoria.
Imagen de Ruber Osoria en Chile. Luego de ser padre, el fotógrafo cubano radicado en Chile comenzó una serie en la que se encuentra explorando el tema de la paternidad “con otro ojos”. Antes, había abordado este tema desde la perspectiva de la ausencia; “mi padre me abandonó tras un mes de nacido”, cuenta a Rialta Noticias.
Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected]org.

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí