fbpx

_Ensayo y crítica

Patricio Pron: historia alemana

El principio arquitectónico que rige la construcción de ‘El comienzo de la primavera’ es el reflejo de las cuestiones filosóficas discutidas fervorosamente en la superficie de la narración.

Nación e imaginario: notas sobre el nacionalismo cubano

I Este texto parte de dos supuestos que han articulado la lógica argumental ya no solo en torno al nacionalismo, sino también en torno al...

Sexualidades disidentes: lo poserótico y yo

Hoy por hoy, de vez en vez, uno somete la vida sexual al imperio de los selfies. Uno se transforma, a ratos, en el voyeur de sí mismo.

Roberto Bazlen: el gran Bartleby

Legendario ya en vida por su pulsión ágrafa, saber políglota y dominio de las más diversas literaturas, Bazlen se ha convertido, inopinadamente, en el más fulgurante emblema de los artistas sin obra.

Fabián Casas: la escritura como interrupción

‘Papel para envolver verdura’, de Fabián Casas, es un libro construido a partir de fragmentos que se orbitan entre sí y dan forma singular a un pensamiento con un pie en la tierra y el otro en el pasado del hombre.

Charles Portis: un inesperado precursor de los Coen

Charles Portis ha pergeñado un estilo paródico cuyos ecos continúan resonando en numerosos textos y filmes contemporáneos.

Romper el espejo sin luna: poesía, revolución y narcotráfico en Cuba

¿Qué relación tienen el poema fundacional de la literatura cubana, una playa que recibe el nombre de un corsario francés y el chivo expiatorio de una trama de narcotráfico en que se ve envuelto Fidel Castro?

La actualidad del Neobarroco. Sobre un ensayo de Pablo de Cuba...

‘La poesía neobarroca o el remolino medusario’, de Pablo de Cuba Soria, se trata de un amplio estudio del neobarroco latinoamericano.

Cynthia Ozick y Bruno Schulz: el manuscrito recobrado

Aunque existen varios volúmenes que ficcionalizan la vida de Bruno Schulz, ninguno puede compararse con ‘El mesías de Estocolmo’, de Cynthia Ozick.

Jean Genet y R. W. Fassbinder en el muro del malecón

La Habana nocturna torna a contradecir las consignas martirológicas y los caminos de redención, tan diurnos como vacíos. El placer está primero, igual que el yo que lo pone a su disposición.

Te puede interesar