Obras enfermas, desamparadas: el colectivo Mujercitos y artistas invitados exponen en Nueva York

0
‘Agromercado’, grafito sobre papel, Hamlet Lavastida, 2020
‘Agromercado’, grafito sobre papel, 9cm x 11cm, Hamlet Lavastida, 2020

La galería Chinatown Soup, ubicada al sur de Manhattan, en Nueva York, se asoció con los curadores cubanos Elena V. Molina y Gerardo Muñoz para configurar la exposición ¡Echándola!, dedicada a presentar la gramática visual (contracultural) del colectivo Mujercitos.

Hasta el día 11, la muestra traslucirá, en palabras de Gerardo Muñoz, “más que una comunidad”, “un entrecruce de afinidades y estilos vitales. Una carta de amor para una juventud que huye de las ficciones históricas”. De la misma manera, a modo de gesto intericónico, la exhibición dará lugar a prácticas multimediales que cuestionan y resignifican el paisaje sociopolítico del que son parte.

Desde una perspectiva hiperpresente, el colectivo Mujercitos surgió en La Habana en el verano de 2019 junto a la revista homónima. Mujercitos Magazine y sus creadores forman parte de la generación más joven del panorama artístico contemporáneo de la isla, pero no desde la mera asociación temporal, sino desde narrativas alternativas, radicales, que los ubican en un momento (cubano) poshistórico.

¡Echándola! se presenta al público neoyorquino a partir de una gramática visual multimedia, desde la asimilación (iconoclasta) de los creadores que la componen: Víctor Fernández, Claudia Patricia, Román Gutiérrez, Juan Miguel-Pozo, Hamlet Lavastida, Raychel Carrión, Greta Val, Edgar Pozo, Roly Veneno, Adriana Fonte, Amel Martínez y Xavier Borges. Todos alzan, a manera de haters telemáticos, la bandera contracultural de Mujercitos: #CosasQueTeCallas y #PolíticamenteIncorrectos.

Como se puede leer en el statement de la exposición, al que Rialta Noticias tuvo acceso, la visión de Mujercitos “está fuertemente influenciada por el pop estadounidense y las culturas underground del punk y el pulp, así como por los imaginarios de la sociedad de consumo publicitario del capitalismo tardío”.

La fase denominada por Fredric Jameson como “capitalismo tardío” de la que se apropia Mujercitos borra las líneas de demarcación entre lo auténtico y lo no auténtico, lo natural y lo artificial, y declara nula la originalidad. Además, Mujercitos, entregado a lo fragmentario y fluido, se enfrenta a la personalidad autoritaria de las estructuras “terroristas” que obligan al discurso singular y prohíben la significación promiscua.

Si aceptamos esta interpretación, podemos entender más fácilmente las características constitutivas del colectivo Mujercitos, o sea, su idea de la descomposición, la conciencia del agotamiento, el énfasis en el pastiche y la parodia, el collage, lo travesti, la entremezcla de actitudes de confrontación y rebeldía, la conjunción perversa de valores y la marca de un amplio antielitismo.

Dibujos, collages, videos, diseños gráficos, pinturas, textiles, paisajes sonoros y site specific, al formar parte de ¡Echándola!, tratan de evitar la mera documentación. La intención de los curadores, en este caso, ha sido construir un archivo pulsátil para “reflexionar sobre las diferentes prácticas del colectivo sin dar prioridad o centralidad a ningún tema o práctica en la constelación de los materiales. En este sentido, la muestra busca crear una ritmicidad diacrónica igualitaria entre formas, medios y superficies que habla del vitalismo, de la tonalidad y el estilo de Mujercitos”.

Mujercitos | Rialta
Representación del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en una creación del colectivo Mujercitos

Elena V. Molina y Gerardo Muñoz pretenden, al conformar esta exposición, curar obras enfermas, desamparadas. Al exponerlas en la galería curan la impotencia de la virtualidad. Ambos pretenden además “alejarse de los marcos culturalistas e identitarios del arte cubano contemporáneo, hecho que conlleva a representar a Cuba como referente sólo de manera oblicua, sutil”.

Asimismo, la muestra quiere, por un lado, subrayar el consumismo y su impacto en la vida como uno de los pilares centrales del gesto trascodificador de Mujercitos, y, por otro, generar una experiencia que produzca “dislocaciones y alteraciones visuales en los espectadores”. El objetivo de la exposición es “permitir que los espectadores sientan la novedad experiencial y visual de un colectivo que trabaja de manera muy sutil con la textura de la vida, el deseo y la imaginación de los jóvenes”.

Un núcleo importante en la exhibición lo compone el diseño de portadas realizadas, de manera mensual, para Mujercitos Magazine. La serie de portadas –muchas de ellas creadas por Claudia Patricia– se convierte, vista en su pluralidad, en un dispositivo textual (si entendemos dispositivo como ordenamiento) que comunica consumo, sátira y humor bufonesco; a la vez que recuerda revistas norteamericanas como National Lampoon o Mad.

“También se podría conectar la superficie de estas portadas a una estrategia de profanar la cultura del cartel socialista («el cartel socialista»), que fue una de las formas dominantes del arte de la propaganda comunista en las primeras décadas de la Revolución cubana de 1959. Pero estas portadas, a diferencia de los carteles socialistas, no tienen ningún mensaje que transmitir para incitar y promover la movilización impulsada por el Estado; en cambio, reciclan y subvierten el orden de iconos, personajes históricos y consignas consagradas”, refiere la declaración curatorial.

Claudia Patricia, además, expone dos collages pertenecientes a la serie Nacer no se pregunta. El primero de ellos, compuesto por dibujos que representan el imaginario de la publicidad y la recreación de una “infancia no vivida”, explora, con cierto matiz autobiográfico, el imaginario socialista, en contraposición al mundo de los anuncios estadounidenses de la década de los cincuenta. Los dibujos están hechos con rotuladores de color y exploran la entropía de la vida improductiva; vida que genera otra temporalidad. Otra temporalidad disidente. El segundo cuenta con la colaboración de la DJ Greta Vidal y quiere dar fe del espacio doméstico como un espacio en crisis / en llamas.

¡Echándola! reúne, igualmente, colaboraciones de Miguel Pozo, Raychel Carrión y Hamlet Lavastida: Partially Painted Structure, Bola de nieve, y los dibujos El billetaje en la calle y Agromercado, respectivamente. Agromercado, tres cabezas de cerdos colgadas en ganchos, parece la metáfora de un sistema disciplinario como el cubano. Un sistema que naturaliza la violencia estatal y tiene en estos momentos detenido, de manera arbitraria, al autor de esta pieza.

Los reúne junto a varios dibujos de la serie Todos mentimos bien el viernes por la noche, de Claudia Patricia, y el video Six Minutes to Crack Up, de Víctor Fernández. El collage audiovisual, situacioncita y experimental yuxtapone el testimonio de una estrella porno, pornografía doméstica en VHS encontrada en la web, fotografía documental de diferentes hechos históricos y estrategias de saturación extrañada de las imágenes.

Ocho textos escritos por diferentes colaboradores de Mujercitos Magazine se presentan –en formato de dos zines impresos– a manera de retrato del trabajo que por casi dos años ha venido desarrollando la publicación. Cuatro de estos textos fueron redactados a pedido del comité editorial de la revista para la publicación de estos zines: El accidente y La aventura del mongofiera, de Román Gutiérrez Aragoneses; Evitar el suicidio, de Víctor Fernández; Ositos cariñositos frustrados, de Ricardo Pérez; Sobre el pesimismo en Cuba, de Edgar Pozo; Los niños ricos de Nuevo Vedado, de Claudia Patricia; La verdadera emancipación o cómo liberarte tirando, de Adriana Fonte Preciado; y El asesino tiembla, creación colectiva de Mujercitos.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí