Ediciones sinsentido publica ‘Ciudad Nuclear, mon amour’, de Katherine Bisquet

0
Detalle de cubierta de ‘Ciudad Nuclear, mon amour’, de Katherine Bisquet, ediciones sinsentido, 2020

Ciudad Nuclear, mon amour, de la poeta cubana Katherine Bisquet (Ciudad Nuclear, Cienfuegos, 1992), es el nuevo cuaderno de la editorial independiente ediciones sinsentido. Publicado en formato e-book, de manera gratuita y online en el canal en Telegram de la editorial, el volumen forma parte de la serie Cuadernos y se inscribe dentro del cosmos sinsentido como una edición bilingüe, gracias a la colaboración del traductor Ariel López Home.

Ediciones sinsentido fue fundada en 2016 por Martha Luisa Hernández Cadenas (alias Martica Minipunto), Rogelio Orizondo y Arístides Hernández (Ares). Desde el pasado marzo, en medio del confinamiento al que obligó la Covid-19, la editorial instaló un canal en Telegram donde, además de compartir la serie Cuadernos, las personas leen, activan, reconstruyen fragmentos de los libros. Las personas leen, pero, sobre todo, escuchan. Escuchan aquello que hemos dejado de oír.

Ciudad Nuclear, mon amour se publicó el 18 de diciembre y se une a un libro anterior de Katherine Bisquet editado en 2014 por Colección Sur Editores, Algo aquí se descompone. El que acceda al canal de Telegram de ediciones sinsentido podrá escuchar:

Como tú, he deseado tener una memoria inconsolable,
una memoria de sombras y piedras.
He luchado por mi cuenta,
con todas mis fuerzas,
contra el horror de ya no entender
la necesidad de acordarse.
Como tú, he olvidado.
¿Por qué negar la necesidad evidente de la memoria?

El cuaderno de ediciones sinsentido Ciudad Nuclear, mon amour lo compone el poema del mismo nombre que pertenece al libro inédito Uranio empobrecido. Es un poema de recuerdos de infancia, de palabras de infancia, de sonidos de infancia, de colores de infancia, de devenires e intensidades de infancia. Lo es en dos sentidos paralelos.

Primero, lo es en el sentido de la memoria; en el sentido de la reconstrucción de las experiencias individuales, sociales, e históricas de un territorio, de un territorio infante. Por otro lado, lo es en un sentido estrictamente etimológico: la palabra infancia podría leerse, literalmente, como “no hablante”. En el idioma inglés, la palabra infancy mantiene su raíz original (en el sentido de originario) al referirse sólo a los niños muy pequeños, es decir, aquellos que todavía no hablan. Podemos decir que Ciudad Nuclear… subvierte el mutismo, el carácter fantasmal, no hablante, de un lugar que es un estrato, que es un rastro inconsciente, inconsolable. Ese lugar, estrato, rastro, es, a la misma vez, el momento presente de Katherine Bisquet, convertida, a la luz de la oficialidad cubana, en una poeta proscrita.

Ella misma lo ha dicho: “Pensé nunca más ser publicada en Cuba. hace tres días Martha Luisa Hernández Cadenas me dio una noticia que revirtió toda mi suerte, la de mi obra y la de mi esperanza. Esta es una noticia de gran significación para cualquier escritor que haya sido desterrado de los predios de la institución cubana. Yo soy un paria o me han convertido en un paria, porque no me quieren, no me necesitan. Pero esas exclusiones son dadas en las inmediaciones de un edificio llamado Ministerio o de un Comité llamado País.”

“Lo que para mí es institución se traduce en gente sabia y salvadora de la cultura, lo que para mí es país se convierte en pueblo y en cada cubano desperdigado por el mundo. Y ese país y esa institución sí nos quieren y sí nos necesitan. Ese país y esa institución salvan nuestra cultura día tras día. Son los que llenan los vacíos y recuerdan bien la historia. Doy mil gracias al sector independiente por hacer su trabajo y por hacerlo desde al amor al arte, el amor a todos los cubanos”, acota Katherine Bisquet.

Katherine Bisquet es poeta y editora. Estudió Letras en la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana. Poemas y artículos suyos han aparecido en publicaciones de Cuba, Estados Unidos, México, Reino Unido, España y Chile. Ha trabajado como asesora de guion en varios documentales y como organizadora de la #00 Bienal de La Habana, primera bienal independiente en Cuba, realizada del 5 al 15 de mayo de 2018.

Como parte de los sucesos relacionados con el Movimiento San Isidro, acaecidos en Damas 955, Katherine Bisquet se sometió durante cinco días a una huelga de hambre que terminó siendo coaccionada violentamente por fuerzas policiales y de la Seguridad del Estado. Desde entonces ella, al igual que otros artistas e intelectuales que exigen, entre otras demandas, el “derecho a tener derechos” y el “derecho al disenso”, se ha visto reprimida y retenida ilegalmente en su domicilio.

Katherine Bisquet ha deseado tener una memoria inconsolable. Katherine Bisquet ha deseado tener una memoria de infantería. Bisquet dice: “Una ciudad entera será destruida y se convertirá en cenizas”; pero –como aclara Martica en la contraportada del libro– esa ciudad, entera, destruida, se convertirá en cenizas, “pero nunca con ella, que ya es libre”.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí