Inicio Autores Por NÉSTOR DÍAZ DE VILLEGAS

NÉSTOR DÍAZ DE VILLEGAS

NÉSTOR DÍAZ DE VILLEGAS
30 PUBLICACIONES 0 comentarios
Néstor Díaz de Villegas (Cumanayagua, Cuba, 1956). Poeta, editor y ensayista. Fue estudiante de arte, pasó por la cárcel en Cuba, y emigró en 1979 a los Estados Unidos. Ha publicado varios volúmenes de poesía, recogidos todos en Buscar la lengua (2015). Fue el fundador de Cubista Magazine (2004-2006). Su más reciente libro, Poemas inmorales (2022), ha sido publicado por la Editorial Pre-Textos. Reside en Varese, Italia.
El halcón entra en la ciudad. El río viaja a la ciudad. Se siente tan solo el halcón en la montaña abandonada por todos. El significado abandonó la montaña. Como una novia plantada es la montaña. El halcón la abandona y viene a posarse en un pino del patio de un condominio, que para...
‘Tár’ es una película de horror que retrata el momento en que se comete un crimen de lesa cultura.

Églogas

Un poema dedicado a Alex Loret de Mola, personaje del mundo intelectual miamense de la primera época pos-Mariel.
A Ana de Armas le fue encomendada la ingrata tarea de encarnar a un ser miserable, y no es culpa suya que la rubia lacrimosa nos harte a la altura del segundo acto.
Este poema de Néstor Díaz de Villegas fue escrito originalmente en inglés, en 1997, luego del sonado asesinato del diseñador de moda italiano.
Podría afirmarse, sin temor a exagerar, que Armando Lucas Correa es la superestrella de la literatura cubana actual. Entonces, ¿por qué sabemos tan poco de él?
‘Uranio empobrecido’, el cuaderno de poemas de Katherine Bisquet, no trata de lo imaginario sino de la realidad real donde poesía y verdad confluyen
Detrás de los baños El agua dulce --verde rayado­, oro del poniente-- en el trasfondo, inmenso papel de pared de los que había conocido en su primer refugio de Ocean Drive. Un avión y dos gansos coincidieron en una nube sepia, agotada y a punto de perder la forma. El sonido monótono del océano estrellándose...
China se cierne sobre Occidente como el planeta Melancholia de la película de Lars von Trier. La irrupción en Hollywood de Chloé Zhao tal vez sea otro efecto chino.
Más allá de sus malabarismos, ‘Quiero hacer una película’, de Yimit Ramírez, es el manifiesto de una generación desencantada. Es el réquiem por el cine heroico.