‘Concierto del bioceno’ en el Liceu de Barcelona

0
‘Concierto del bioceno’ en el Liceu de Barcelona (FOTO La Vanguardia)

A medio camino entre la función musical y el happening, el teatro Liceu de Barcelona, una de las plazas de ópera más importantes del mundo, acogía el pasado 22 de junio a una audiencia muy singular: casi tres mil plantas de diversas especies que habían sido situadas en las butacas habitualmente ocupadas por un público humano.

“Perfectamente ordenadas, quietas en sus asientos, sin agitar pulseras ni abrir bolsos ni bolsas de caramelos que apaguen la tos, las plantas han demostrado ser el más agradecido de los públicos”, reportaba para el diario catalán La Vanguardia Maricel Chavarría.

Se trata de la realización de una idea del artista conceptual español Eugenio Ampudia que invita a reflexionar, en una circunstancia de crisis global como la que supone la pandemia de la Covid-19, sobre los efectos que la obra del hombre causa en el mundo natural. De ahí que el título de esta acción contenga un término (bioceno) que implícitamente se opone a una categoría como Antropoceno, con la que los científicos designan la era geológica vigente, caracterizada justamente por la impronta que la actividad humana ejerce sobre el ecosistema.

En palabras de Ampudia recogidas por La Vanguardia: “Cuando sucedió la delicada situación que hemos pasado, miré y saqué mis conclusiones. Y una de ellas es la relación con el resto de las especies que habitan el planeta. No sólo como observador de sus estrategias sino en un plano de absoluta igualdad”.

La acción no excluyó ninguno de los protocolos que rigen para los conciertos que se realizan en ese auditorio ubicado en un palacete modernista de Las Ramblas, incluidas las instrucciones al público de guardar silencio durante la función y la prohibición de hacer uso de dispositivos electrónicos. El programa consistió en la ejecución, por parte del conjunto de cámara del Liceu, del cuarteto de cuerdas Crisantemi, una obra temprana de Giacomo Puccini que el autor de La Bohème compusiera con ocasión de la precoz muerte de Amadeo de Saboya, hijo del rey de Italia Víctor Manuel II y él mismo efímero rey de España, entre la deposición de Isabel II y la proclamación de la Primera República.

No tenemos constancia de que las connotaciones cortesanas y fúnebres de esta pieza hayan pesado en su elección para el repertorio, además del motivo vegetal presente desde su propio título, que hace referencia a una flor empleada en los rituales funerarios.

Hacia el final del concierto, en el momento que de ordinario hubiera correspondido a los aplausos del público, se escuchó el sonido, previamente grabado, del roce de las hojas de las plantas.

Los resultados artísticos de este Concierto del bioceno –que fue transmitido en streaming, y expresamente dedicado a la audiencia de la flora doméstica– no se agotan en la propia acción que tuvo lugar en el Liceu, sino que comprenden también una serie fotográfica y un video artístico que se producirán en edición limitada.

En su reseña de este evento, afirmaba la corresponsal de La Vanguardia: “probablemente la sensible música de Puccini […] las ha emocionado [a las plantas] igualmente, sin que el oído humano pudiera apercibirse”.

Este último extremo no ha sido confirmado hasta el momento por fuentes directas.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
Comentarios
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments