¿Estás trabajando en algún proyecto ahora mismo en tu estudio? Si es así, ¿podrías describirlo brevemente?

Acabo de hacer una exposición en Mai 36 Galerie en Zúrich, donde pude mostrar la serie más reciente que he hecho. En este momento estoy trabajando sin ningún plan. Entro y salgo del estudio, hago acuarelas, algunas pinturas sin relación alguna, pienso que es un momento muy importante para mi obra, donde todo está sobre la mesa, donde puede suceder cualquier cosa.

¿Cuál es su receta para sobrevivir en un momento de casi sólo malas noticias?

Creo que este es un momento crucial para el mundo y para el arte. No podemos olvidar que las grandes crisis han generado también un arte de gran calidad, ahí tienes los periodos de posguerras, las grandes pandemias de otros tiempos, etcétera. La incertidumbre, el miedo y todo lo que este tipo de situaciones trae consigo siempre ha sido un caldo de cultivo para el arte. Está claro que siempre vamos a preferir el buen tiempo, pero algo positivo tiene que salir de aquí. Mi receta, en este caso, es la creatividad a prueba de balas, en todos los sectores, no sólo en las artes. No soy filósofo y, por tanto, no me gusta hacer este tipo de reflexiones grandilocuentes, pero cuando miras atrás y vez con retrospectiva muchas de las mejores cosas que ha hecho el ser humano, han sido la consecuencia de tener que lidiar con la adversidad, las guerras, las inclemencias del tiempo, las enfermedades. Si no sacamos algo bueno de esto pues claramente habrá sido un tiempo perdido.

¿Qué es algo que todos podríamos hacer para que el mundo fuese un lugar mejor cuando este desastre llegue a su fin?

No lo sé, no sé qué podemos hacer, pero podemos mirar a lo que no debemos seguir haciendo. La magnitud que ha tenido este virus dice mucho del momento que vivimos, de nuestra dependencia a desplazarnos constantemente, la necesidad de comprar todo lo que necesitamos para vivir y trabajar en vez de producirlo, me refiero a todo el mundo, no sólo a Cuba. Se trata del individualismo y nuestra falta de solidaridad. En mi opinión, debemos prestar más atención al vecino y al amigo, ver qué podemos hacer para colaborar con los que tenemos cerca, en el caso de los artistas, deberíamos colaborar más y plantearnos proyectos que verdaderamente nos beneficien a todos o a muchos, no sólo a mí.

¿Cuál es la principal lección que el mundo del arte debería aprender de todo esto? ¿Cómo te imaginas la escena del arte posapocalíptico?

Es difícil imaginarlo, sólo puedo decir cómo quisiera que fuera. Me gustaría que el mundo del arte volviera a ver la obra con su valor real, con el poder de transformar el espíritu y no como una mercancía. Este tipo de eventos como el que estamos viviendo tienen el poder de mover todas las infraestructuras, incluyendo la del mundo del arte actual. Cómo decía Robert Hughes, me gustaría volver a un museo y ver una obra de arte sin preguntarme cuánto puede llegar a costar. ¿Quién sabe si esto será posible?

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
SOLVEIG FONT
Solveig Font Martínez (La Habana, 1976). Licenciada en Estudios Socioculturales. Se desarrolló como especialista en artes plásticas en la Asociación de Artes Plásticas de la UNEAC y más tarde en la Galería Villa Manuela de la misma institución. Trabajó como curadora en la Fábrica de Arte Cubano (FAC) hasta el 2015. En el 2014 fundó el espacio de arte Avecez art space, donde ha trabajado con artistas y curadores nacionales e internacionales. Ha realizado mas de veinticinco exposiciones dentro y fuera de Cuba. Ganó en 2015 la Residencia de RCAAQ en Montreal, Canadá.
Comentarios
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments