Estreno en Estados Unidos de ‘Isabella’, el más reciente largometraje de Matías Piñeiro

0
Fotograma de ‘Isabella’, Matías Piñeiro, dir., 2020
Fotograma de ‘Isabella’, Matías Piñeiro, dir., 2020

Dedicado a contribuir a la apreciación del arte y la cultura cinematográficos, fundamentalmente a la de sus expresiones de carácter vanguardista, el Film at Lincoln Center (FLC) ha dispuesto, para el próximo 27 de agosto, el estreno de Isabella (2020), el último largometraje del realizador independiente argentino Matías Piñeiro.

El FLC ha incluido en sus programas, durante ya varios años, casi la totalidad de las obras de Piñeiro, quien ha participado en distintas ediciones del Festival de Cine de Nueva York, evento gestado por esta institución. Isabella es otra variación más dentro de la serie shakesperiana del cineasta argentino –compuesta por las películas Rosalinda (2011), Viola (2012), La princesa de Francia (2014), y Hermia & Helena (2016)–, integró la selección oficial de la 58va entrega del certamen, y tendrá ahora su estreno en salas luego de su paso por varias plataformas en líneas.

No es de extrañar que el FLC acoja el estreno de esta película, si se tiene en cuenta que resulta el espacio ideal para un creador celebrado justo por mantenerse al margen de los sistemas de producción mainstream y las estéticas privilegiadas por estos. Y aunque queda claro que Piñeiro milita en los predios del cine independiente y de autor, ha sabido prescindir también de las pautas que, en las últimas décadas, han caracterizado al mismo en Argentina y otras geografías.

Si a grandes rasgos el cine de autor contemporáneo apuesta por un tono introspectivo –tendente a narrar menos desde la acción y más desde las atmósferas y las emociones–, el de Piñeiro es un cine de acciones, un cine físico donde todo el sentido emana del comportamiento y las conversaciones de los personajes.

Con el estreno por venir de Isabella en Estados Unidos, Piñeiro volverá a mostrar su rejuego intertextual con el universo literario de Shakespeare. Si en sus dos primeras películas —El hombre robado (2007) y Todos mienten (2009)–, el director se valía de la literatura de Sarmiento como motivo estructurante de la narración, en sus posteriores entregas han sido las comedias del dramaturgo inglés las que sirven de punto de partida para edificar su propio cosmos dramático, que siempre logra un alto grado de independencia respecto del texto teatral.

En Isabella, el realizador pretexta la comedia Medida por medida, y a partir del texto shakespereano despliega su estudio de las divergentes personalidades de dos actrices, y del peso que tiene el carácter de cada una en sus expectativas de vida. Esta película se sumerge en el mundo teatral para aproximarse a Muriel y Luciana, dos intérpretes que se han enfrentado al personaje de Isabella en una serie de reposiciones de la obra de Shakespeare por un amplio transcurso de tiempo.

Muriel es una mujer insegura. No parece empeñarse demasiado para lograr que le otorguen el papel. De cualquier modo, este reto profesional representa para ella la posibilidad de escapar de un momento de su vida en el que se siente fracasada. Por otra parte, Luciana goza de un considerable éxito como actriz, aunque no le da demasiada importancia a su carrera. Para Luciana no supone ningún esfuerzo obtener el rol de Isabella, alguna vez incluso lo rechaza y ayuda a Muriel a conseguirlo. En la coalición de estos dos caracteres, la película consuma una meditación sobre las determinaciones que la personalidad imprime a nuestras vidas y las formas posibles en que pudiera escaparse de las mismas. Isabella se pregunta por las maneras de desprendernos de esas determinaciones que conforman el yo.

En esta nueva película de Piñeiro están todos los motivos recurrentes de su cine, pero él se las ingenia para sorprender otra vez con su inventiva formal y grado de experimentación narrativa. Entre otros aspectos, el rompecabezas cronológico de la trama y la repetición de situaciones consiguen que las experiencias de los personajes hablen por sí mismas y que no se subordinen a una consecución dramática convencional; lo que garantiza cierto hermetismo formal que hace de estos filmes francos homenajes a la libertad creativa en el ámbito del cine.

Quizás la marca de estilo más llamativa del trabajo de Piñeiro que sigue despertando el interés de la crítica especializada sea el ritmo como factor estructurante de las películas, tanto a nivel de la historia como a nivel del plano expresivo. En cada uno de los filmes, los mismos escenarios, las mismas situaciones, los mismos conflictos vuelven una y otra vez durante el desarrollo de la trama, se entrecruzan vistos desde otras perspectivas, se superponen temporalmente y todo esto dota de circularidad y ambigüedad al argumento. La cadencia de la fotografía desempeña una función esencial en ese marcaje del ritmo; muchas veces parece centrada en aprehender la oscilación de las conversaciones, la materialidad de la palabra y el carácter de los diálogos. Justo las conversaciones tienen una función sustantiva a nivel dramático en el cine de Piñeiro, son el terreno en el que se dirimen los conflictos.

Con este estreno, el FLC contribuye a acercar al público estadounidense a uno de los autores cinematográficos más auténticos y transgresores del panorama fílmico latinoamericano actual. Isabella se presentará en esta nueva ocasión tras un excelente recorrido internacional, que trajo consigo, entre otros reconocimientos, la Mención Especial del Jurado en la competencia Ecounters del Festival Internacional de Berlín y los premios a mejor dirección y a mejor actriz en el de Mar del Plata. “Nunca antes el arte de Piñeiro había sido tan elegante y estructuralmente complejo como con esta obra de consuelo en medio de la ansiedad y la duda”, destaca la web oficial del FLC.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].
Ángel Pérez (San Germán, Holguín, Cuba, 1991). Licenciado en Historia del Arte. Artículos y ensayos suyos aparecen en libros, antologías y publicaciones periódicas nacionales e internacionales. Compiló y prologó con Javier L. Mora, Long Playing Poetry. Cuba: Generación Años Cero (Editorial Casa Vacía. Richmond, Virginia, 2017) y con Jamila Medina, Pasaporte. Cuba: poesía de los Años Cero (Editorial Catafixia, Guatemala, 2019). Ha obtenido los Premio Caracol de crítica y ensayo cinematográficos de la UNEAC (2017 y 2019), el Premio Internacional de Ensayo de la revista Temas (2019), además de la Beca de Creación Dador (2018) y el Premio Pinos Nuevos de Ensayo (2020), ambos otorgados por el Instituto Cubano del Libro. Es programador del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Integra el staff de Rialta.

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí