Ida Vitale en el Filba: “Aprendí que las fronteras son un artificio que la cultura debe corroer y no ahondar”

0
Ida Vitale
Ida Vitale (foto: Hay Festival)

La inauguración del prestigioso Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires (Filba) estuvo a cargo esta semana de la que posiblemente sea en la actualidad la poeta más destacada de Latinoamérica: la uruguaya Ida Vitale (Montevideo, 1923).

A lo largo de sus 98 años, Vitale ha recibido entre muchos otros cuatro galardones de gran fama internacional: el Premio Octavio Paz (2009), el Premio Alfonso Reyes (2014), el Premio Reina Sofía (2015) y el Premio Cervantes (2018).

Sin embargo, la poeta siempre ha caminado sin prisa, para “ver si el tiempo hace lo mismo”, como escribió en uno de sus versos. Ahora está de gira por España. Justo este sábado 23 de octubre se desvió de los célebres y acostumbrados recorridos de la vieja península, como quien quiere huir por un rato del ritmo agitado de los grandes eventos: en el pueblo español de Juzbado, de apenas doscientos habitantes, estuvo leyendo al público sus poemas, informó la agencia Efe.

Apenas unos días atrás, en la charla organizada por Filba, la autora repasaba sus lecturas iniciáticas en un texto que sin duda puede leerse como un fragmento de autobiografía. Allí enfatizó en la que ha sido desde siempre una de sus directrices poéticas: el cosmopolitismo como resistencia ante el artificio nacionalista que obliga a la pertenencia a una cultura por encima de las otras: “En el de la Lagerlöf [El maravilloso viaje de Nils Holgersson de Selma Lagerlöf] aprendí que el mundo puede ser todo nuestro, en la medida de nuestra curiosidad, y que las fronteras son un artificio que la cultura debe corroer y no ahondar”.

“En ningún momento sentí mi pertenencia a una cultura exclusivamente española, y mucho menos imaginar una posible reducción más: atenerme a lo nacional. Consciente de la existencia de una infinita superficie cultural ajena, mis movimientos hacia esta podían ser considerados como pasos perversos de abordaje o usurpación. Me orientaba con toda naturalidad hacia lo que me atraía, fuese cual fuese su origen. Sin embargo, lo más cercano no era desdeñable, todo lo contrario”, explicó.

Durante su intervención en el festival, Vitale cuenta con precisa emoción cómo fue una voraz lectora desde la infancia, una lectora desorganizada, como es natural, que no atendía a limitantes geográficas o rótulos de portadas, costumbre que ha intentado conservar hasta estos días. Siguiendo su relato: de niña llegó incluso a leer con rara curiosidad, en la biblioteca de un familiar médico, un tratado sobre el tétano que luego reencontraría en su memoria durante las clases escolares de biología.

“Desde que empecé a orientar mis lecturas me resistí a la reducción, sea esta temática o geográfica”, agregó la autora, que no se olvidó de presentar un catálogo diverso de autores de cabecera: desde sus raros coterráneos Herrera y Reissig y Roberto de las Carreras hasta el nostálgico Paul Celan, o Pablo Neruda, Emily Dickinson, Pascal Quignard, Wallace Stevens.

En total consonancia con su posterior intervención, Vitale había sido introducida por el festival de esta manera: “Más allá de la extensión de su trayectoria, nos importa y admiramos la intensidad de su obra, su fascinación por la palabra minuciosa, nómade –como ella la llama–, el modo de organizar el tumulto interior, su oído, limpio, curioso, desconfiado”.

Entre las charlas que ha organizado el Filba, cabe destacar un encuentro, nunca dado antes de forma pública, entre las autoras mexicanas Elena Poniatowska y Margo Glantz. En la inédita reunión ocurrida este 21 de octubre, ambas abordaron sus perspectivas literarias y trayectorias de escrituras personales en un tono siempre amigable y distendido, como corresponde a dos autoras con tamaña sensibilidad y talento. En este caso, la conversación fue moderada por el escritor, editor y periodista chileno Diego Zúñiga, quien actualmente coordina la cátedra abierta en homenaje a Roberto Bolaño de la Universidad Diego Portales.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí