Conversación sobre el libro-objeto ‘Hybrid of a Chrysler. A Provocation to Fly’, de Esterio Segura

La curadora Dayneris Brito conversa con Esterio Segura y Gabriela Azcuy sobre el primer libro-objeto en la carrera del artista. La edición será presentada por primera vez, en este mes de enero, en el Tampa Museum of Art.

1
‘Todos quisieron volar: Híbrido de limo Chrysler New Yorker’, 2006. Colección del Museo de Arte Moderno (MoMA) (imagen cortesía de The Cuban Arts Group).
‘Todos quisieron volar: Híbrido de limo Chrysler New Yorker’, 2006. Colección del Museo de Arte Moderno (MoMA) (imagen cortesía de The Cuban Arts Group).

No cabe duda de que EL VIAJE -en mayúsculas- encarna uno de los grandes temas de la historia reciente de Cuba, desde el punto de vista cultural y social. En la idiosincrasia del cubano, al menos del cubano nacido a partir de la década del sesenta, la posibilidad de migrar ha sido por décadas una constante ideológica que para algunos representa la concreción de un sueño y un proyecto de vida, y para otros, la frustración causada por la permanencia, por el paso invisible del tiempo en un país del que no pueden marcharse y que es lo contrario al desarrollo.

Esterio Segura (Santiago de Cuba, 1970) es uno de los artistas visuales cubanos que más ha abordado la idea del viaje a través de su obra. El quehacer artístico de Segura ocupa toda una morfología del desplazamiento mediante la cual el artista deviene especie de inventor que crea en su taller los dispositivos y artefactos para la travesía, ya sean aéreos o marinos. Para él, “levantar el vuelo”, como metáfora de la migración y el éxodo humano, constituye una suerte de obsesión que lo ha llevado a retornar a esta idea usando diferentes formatos, una y otra vez, con el paso de los años.

Hybrid of a Chrysler, una limosina de marca Chrysler de los años cincuenta a la que le han injertado dos alas de avión, quizás es, dentro de su variado repertorio visual, la escultura que mejor describe lo que el viaje representa para él. La aparatosidad del artefacto y su incongruencia física hace de Hybrid of a Chrysler una pieza en la cual la expedición nunca podría llegar a realizarse; apunta más a la complejidad de la concreción del viaje, que al hecho de emprender camino.

En su formato escultura, Hybrid of a Chrysler representa un reto para las nociones de escala acostumbradas en el contexto de la producción artística de la isla. A esta escultura pudiera atribuírsele cierta performatividad, como si se tratase de un alter-ego del artista que revela una contradicción entre el “quedarse fuera” o el “permanecer adentro”, parábola que describe una disyuntiva muy cubana frente al viaje. Tanto así que la obra ha visto nacer su versión “con pasaporte”, realizada para ser exhibida en el Tampa Museum of Art (Estados Unidos) y su “versión retenida” (la que permanece en Cuba).

Hace poco más de un año, ESTERIOESTUDIO y The Cuban Arts Group (TCAG) se embarcaron en la producción de Hybrid of a Chrysler. A Provocation to Fly: un libro catálogo dedicado a recoger la historia de la pieza, el primero en la carrera del artista. La edición será presentada por primera vez en el Tampa Museum of Art, en este mes de enero; la fecha exacta aún está por definirse.

Hybrid of a Chrysler ha sido emplazada en la 57 Bienal de Venecia, y ha contado con su equivalente en lienzo, dibujo, fotografía y grabado en instituciones como el Museo de Arte Moderno de New York (MoMA) y The National Gallery de Washington D.C.

Dayneris Brito

‘Hybrid of a Chrysler’, 2003, en el patio interior de Galería La Casona durante la exhibición ‘Todos quisieron volar’, colateral a la 8va Bienal de La Habana (Imagen cortesía de Eduardo Ponjuán y Sandra Sosa).
‘Hybrid of a Chrysler’, 2003, en el patio interior de Galería La Casona durante la exhibición ‘Todos quisieron volar’, colateral a la 8va Bienal de La Habana (imagen cortesía de Eduardo Ponjuán y Sandra Sosa).

Hybrid of a Chrysler. A Provocation to Fly constituye la primera incursión de Esterio Segura en el universo de los libros-objeto o libros-arte. ¿Cómo surge esta idea? ¿Por qué seleccionan como punto de partida del libro la obra Hybrid of a Chrysler?

Gabriela Azcuy (GA): Desde su creación la escultura ha recibido una amplia atención mediática. Podríamos decir que su reiterada participación en un gran número de exposiciones y eventos generó la necesidad de realizar un dosier cada vez más abarcador que recogiera, no sólo los aspectos técnicos de la pieza, sino que funcionara también como especie de bitácora de sus viajes.

Cuando comenzamos a revisar y compilar toda la información sobre Hybrid…, en especial, la obtenida después de que se hizo la versión con pasaporte en el 2016, y a recuperar todos los videos y archivos que había generado la obra, nos dimos cuenta de que la información era muy numerosa, sin embargo, se encontraba bastante dispersa. Así pues, el proyecto fue creciendo sobre la marcha: un volumen que concebimos inicialmente con alrededor de las 60 páginas, terminó siendo un libro de 196, bilingüe, con imágenes documentales y un dibujo original del artista.

Todo proyecto es la oportunidad de generar sinergias. El proceso de creación de este libro fue también la oportunidad de conectar con personas que en distintos momentos han acompañado al carro en sus disímiles viajes. Como parte de ello, el apoyo de los coleccionistas Susie y Mitchell Rice fue una de las experiencias más preciadas. Sin ellos no hubiera sido posible la creación de la versión con pasaporte en el 2016, y el desarrollo de este proyecto libro ha dependido en gran medida de su confianza en las posibilidades de reinvención y adaptación de esta pieza.

‘Hybrid of a Chrysler’, 2016, en el exterior del Palazzo Loredan durante la exhibición ‘Tiempos de la intuición’ en la 57 edición de la Bienal de Venecia (imagen cortesía de The Cuban Arts Group).
‘Hybrid of a Chrysler’, 2016, en el exterior del Palazzo Loredan durante la exhibición ‘Tiempos de la intuición’ en la 57 edición de la Bienal de Venecia (imagen cortesía de The Cuban Arts Group).

¿Desde el punto de vista editorial, cuáles son los riesgos y beneficios que pueden existir en la realización de un libro de esta naturaleza?

Esterio Segura (ES): Realizar un libro representa siempre un riesgo, una apuesta, quizá en el contexto actual aún más. Desde sus inicios, mi obra ha estado estrechamente relacionada con la palabra, siento un gran apego e interés hacia la forma en que se tejen las ideas y cómo estas se relacionan con las imágenes. Por ello, puedo afirmar que es este un camino que seguiré explorando, a través de la organización de otros proyectos de libros, cuyas directrices visuales han sido pautadas ya desde este primer volumen. La realización de este proyecto responde en el fondo a una necesidad muy sencilla, probablemente la misma de la que surgen mis piezas, la necesidad de contar una historia, de articular un relato.

Desde el punto de vista de los beneficios, creo que resulta fundamental la tarea de asentar bibliografía sobre la obra. Este tipo de empresas siempre implica promoción, y lo que es incluso más importante, trae una multiplicación de las lecturas y una amplificación de los públicos, lo cual es un factor primordial para que la obra crezca.

GA: En el caso de Hybrid of a Chrysler. A Provocation to Fly el libro trasciende el tema de la escultura y se convierte en un pretexto para dialogar sobre un tópico transversal a la obra de Esterio, el viaje. En ese sentido, uno de los beneficios de trabajar en esta publicación ha sido la posibilidad de entender su obra como un sistema, en el que motivos como el vuelo y los sueños constantemente se ramifican, conectan y transforman. A raíz de ello y como parte de una búsqueda constante por traducir al lenguaje editorial los sentidos ya presentes en la escultura; concebimos el volumen como un libro objeto.

Traslado de la obra por los canales de Venecia durante la Bienal en 2017 (imagen cortesía de The Cuban Arts Group).
Traslado de la obra por los canales de Venecia durante la Bienal en 2017 (imagen cortesía de The Cuban Arts Group).

¿Cómo creen que Hybrid of a Chrysler. A Provocation to Fly hace eco de lo que acontece en la isla, particularmente, en el plano de la emigración?

ES: Las dinámicas de la emigración son tan diversas como las personas que las han vivido. En el caso del contexto cubano, la emigración ha desempeñado un papel trascendental en la conformación del relato de la nación. Esa división entre el adentro y el afuera, que pareciera casi un elemento intrínseco a la condición de lo cubano, es un tema que siempre me ha interesado abordar. Sobre todo, porque sus profundas ramificaciones en la historia nacional no limitan su naturaleza universal. Con relación a esto es que surge mi idea de realizar dos versiones para cada una de mis esculturas relacionadas con el universo del automóvil, una versión con pasaporte y una retenida. Así pues, el libro, y la pieza a la cual está dedicado, constituye una plataforma para el diálogo; para mí es la representación visual de un fenómeno que ha marcado mi vida y la de aquellos de mi generación.

GA: En el libro, el crítico David Horta resume: “Sintomáticamente, en las obras de Esterio Segura siempre se viaja, pero no sabemos hacia dónde, o a quién encontraremos en el camino, porque no se llega nunca a algún lugar. La meta, y el otro, aparecen siempre omitidos; son apenas una sugerencia, una posibilidad, por grandilocuente que parezca, apenas expresada en la invitación misma al viaje, y abierta a la experiencia de un encuentro no premeditado. Es, en resumidas cuentas, una narrativa trunca, que se completa únicamente en el espectador. Lo cierto es que en un mundo donde la inmensa mayoría de las personas vive una existencia sedentaria, y jamás ha podido moverse más allá de unas pocas millas de casa, y donde millones buscan desesperadamente la manera de sortear el cerco del hambre, el desempleo, la represión o la guerra y emigrar a otros lugares más hospitalarios buscando un futuro mejor, el Chrysler recuerda a quienes se topen con él por donde quiera que vaya, que viene de una isla donde algún día las personas también fueron niños, creyeron natural el deseo de poder viajar libremente, de volar y explorar otras tierras y conocer otras gentes, y que nunca es demasiado tarde para reclamar la validez de ese sueño. Hybrid of a Chrysler sigue, como un peregrino pertinaz, predicando que la patria, el hogar, no es sino el lugar donde se es feliz, y que se es feliz también en el camino hacia ese lugar”.

‘Belicoflytosaurius’, 2015 (imagen cortesía de ESTERIOSTUDIO).
‘Belicoflytosaurius’, 2015 (imagen cortesía de ESTERIOSTUDIO).

¿Cómo se estructura el libro?

GA: El volumen fue concebido como un libro-objeto con una edición limitada de 500 ejemplares, cada uno firmado y numerado por el artista y acompañado de su certificado de autenticidad. Está conformado por una caja forrada en tela negra de 29 x 30 cm con stamping plata para el título en cubierta, con nicho y cinta de extracción para el libro, y soporte en el interior de la tapa para sujetar el dibujo del artista. De manera general, está diseñado como un objeto que alude a la elegancia y sutileza de las líneas de la escultura, de la limusina Chrysler de los años 53-54.

A nivel de contenido está estructurado a partir de cuatro secciones que toman como hilo conductor las líneas de investigación de Esterio sobre el viaje, las maquinarias y los híbridos. Con cada parte, se sigue de forma pormenorizada los distintos viajes de la escultura, a la manera de una road movie o bitácora.

La primera parte comienza con un timeline que resume la participación o imposibilidad de participación de la obra en distintos eventos, y las transformaciones técnicas que a través de los años ha sufrido la pieza. Luego, hay una entrevista con el artista y, posteriormente, un análisis del proyecto No todo lo que vuela se come, serie a la cual pertenece la obra. Después, se hace referencia al surgimiento de la obra, su primera exhibición en La Habana y se comienzan a narrar los viajes de la pieza.

La segunda parte comienza con el surgimiento de la versión con pasaporte y los viajes que durante los últimos cinco años el Hybrid… ha hecho al Museo de Arte de Tampa, la Bienal de Venecia, el Kennedy Center y el Cade Museum.

Casi al final, la tercera parte está integrada por dos textos críticos, uno constituye un breve recorrido por la obra gráfica del Hybrid…, y el otro es un ensayo sobre la pulsión y la posibilidad del viaje en la obra de Esterio Segura, donde se referencian visualmente muchas otras piezas conectadas a este tema.

El volumen cierra con una sección que incluye datos de referencia bibliográfica como el curriculum vitae del artista, breves statements sobre The Cuban Arts Group y ESTERIOSTUDIO, créditos fotográficos y agradecimientos. Estas cuatro partes se caracterizan de manera general por un marcado énfasis en lo visual, lo cual permite que el recorrido textual sea mucho más atractivo para el lector, y se potencien los sentidos que emergen de la interacción entre texto e imagen.

‘Emigrante V’, 2019 (Imagen cortesía de ESTERIOSTUDIO).
‘Emigrante V’, 2019 (imagen cortesía de ESTERIOSTUDIO).

¿Cómo fue la relación artista-curador, entre Esterio, autor de la obra en cuestión, y Gabriela, curadora y directora editorial del libro? ¿En qué medida sienten que el proyecto creció a partir de dicha colaboración?

GA: Ha sido una relación muy equitativa. Desde el inicio confiamos en la visión del otro y con base en esa mutua confianza es que el proyecto ha ido conformándose. Como curadora yo había trabajado con la escultura en diferentes ocasiones, también me había involucrado en los procesos de producción, montaje y desmontaje, por lo cual tenía conocimiento de primera mano acerca de la pieza. Sin embargo, esta otra fase, la realización del libro, me abrió una nueva arista que fue la de la investigación y la de todo el proceso teórico e investigativo que existía detrás de Hybrid… A su vez, la constante colaboración y diálogo entre los integrantes del equipo de trabajo, conformado por la editora y correctora Gabriela Rey, la traductora y correctora del inglés Noel Smith, el crítico e investigador David Horta, los diseñadores Anabel Medina y Dieiker Bernal, fueron elementos fundamentales para el desarrollo del proyecto.

¿Qué experiencias anteriores ha tenido The Cuban Arts Group, como organización no lucrativa que apoya las artes visuales cubanas, en la edición y producción de libros de artistas?

GA: La mayor experiencia de The Cuban Arts Group radica en el apoyo y producción de exposiciones y eventos de arte. Es la primera vez que asumimos por completo un proyecto editorial de esta envergadura. Nuestra estrecha relación con la obra en exhibiciones anteriores hizo que esta decisión pareciera un paso lógico en nuestra agenda de trabajo. A la vez, nos ha permitido ampliar nuestra misión como institución, en la medida en que sentimos que esta primera incursión en el mundo editorial constituye una forma de generar conocimiento, conectar distintos agentes, y enriquecer el debate en torno al arte contemporáneo cubano en el contexto norteamericano.

Esterio, en la entrevista que se incluye en el libro mencionas que, para ti, “la obra [Hybrid of a Chrysler] se nutre de la idea filosófica del movimiento como generador de cambio y evolución”. ¿Qué opinas entonces de que la obra siga evolucionando, ahora hacia el formato libro-catálogo? ¿Qué crees que esta nueva forma de traducir la pieza puede aportar a su versión original?

ES: El vuelo es una imagen que a lo largo de la historia de la humanidad ha sido generadora de múltiples interpretaciones. Desde mi infancia yo siempre he sentido que existe una enorme belleza en esos espacios intermedios, en esas partes grises indiferenciables entre sí que se erigen entre el aquí y el allá. El vuelo siempre se me ha antojado como la expresión máxima de las aspiraciones humanas, como la analogía más coherente para la libertad. Por ello creo que como concepto es tan universal, porque parte de un instinto básico que permea tanto los deseos personales, como las aspiraciones políticas.

‘Homemade Submarine’, 2018 (imagen cortesía de Graphicstudio).
‘Homemade Submarine’, 2018 (imagen cortesía de Graphicstudio).

Gabriela, ¿qué ha representado para ti el ejercicio de “comisariar un libro catálogo” y qué beneficios ha traído para tu carrera?

GA: Mi trabajo editorial anterior ha estado mayormente relacionado a catálogos de exhibiciones de arte o pequeños monográficos de artistas. En el caso de Hybrid… el diseño editorial es mucho más complejo, debido a que es una publicación completamente bilingüe, que incluye un dibujo original del  artista como  parte  del  mismo,  que  compendia  unas 120  imágenes documentales y de obras, y toda una investigación que hilvana dos décadas de trabajo. A la vez, es una publicación de lujo, un libro-objeto. Creo que el beneficio fundamental radica en disfrutar el proceso de trabajo y entenderlo como una meta en sí. Ser parte del proyecto y trabajar con este equipo, ha sido una experiencia extraordinaria.

Según lo entiendo, la repercusión de Hybrid of a Chrysler. A Provocation to Fly pretende ser la misma que si se tratase de una obra de arte del artista. Entonces, ¿cuál sería la diferencia, si es que la hay, entre coleccionar una pieza de Esterio Segura –dígase instalación, escultura, dibujo o fotografía– y un ejemplar del libro?

GA: Hybrid of a Chrysler. A Provocation to Fly es parte de esa travesía-performance que es la obra. Una obra que con el propósito del viaje ha cambiado de cuerpo, de alas, se ha multiplicado en lienzos, dibujos, grabados, fotografías y ahora se transforma en libro. El beneficio intrínseco a la acción de adquirir una obra o comprar un libro dependerá en última instancia del comprador. Desde mi perspectiva, cada idea trae en su germen las necesidades técnicas para su materialización. En este caso, una pieza de una naturaleza tan mutable como el Hybrid…, no podía funcionar de otra manera que a partir de la multiplicidad de formatos y la imbricación de disímiles técnicas.

A propósito de la distribución, ¿dónde se podrá adquirir y a partir de qué fechas?

Luego del lanzamiento oficial del libro a inicios del próximo año, Hybrid of a Chrysler. A Provocation to Fly podrá adquirirse a través de las redes y las páginas web de The Cuban Arts Group y ESTERIOSTUDIO; así como en los espacios donde se presentará como el Tampa Museum of Art, en Florida, el Museum of Latin American Art (MoLAA) en Laguna Beach, California, la Sager Reeves Gallery, en Missouri, The Keywest Studios, en Florida, la Fundación Brownstone, en París, entre otros.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].
Dayneris Brito (La Habana, 1996). Historiadora del arte, comisaria y gestora cultural, residente entre París y Madrid. Cursó estudios de comisariado contemporáneo en el Istituto Europeo di Design (IED) en Venecia, y es Master in Curatorial Studies en el Museo de la Universidad de Navarra. Su experiencia con el arte contemporáneo incluye el trabajo en Galería Continua en La Habana y en Taller Chullima con el artista Wilfredo Prieto, además de otras experiencias fuera de Cuba como la 57 edición de la Bienal de Venecia, Galeria Massimo Mininien Brescia y como asistente de ventas en Arco Madrid 2020. Sus textos aparecen publicados en Terremoto, Artishock, Arteinformado, Arte al Día, CdeCuba Magazine, etc. Actualmente es la consultante de la colección de arte cubano de la Fundación Brownstone en París y mánager del estudio del artista francés Vincent Beaurin.

1 comentario

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí