Murió en California, Estados Unidos, el artista cubano Leandro Soto

0
Leandro Soto (imagen compartida por Natasha Perdomo Art en Facebook).
Leandro Soto (imagen compartida por Natasha Perdomo Art en Facebook).

El incansable viajero y artista cubano Leandro Soto murió este domingo 3 de julio a sus 66 años en California, Estados Unidos, a causa de un cáncer. La comunidad artística dentro y fuera de la isla ha lamentado extensamente, mediante comunicados oficiales y publicaciones en las redes sociales, el fallecimiento de uno de los cronistas visuales más singulares de la diáspora cubana.

“No sólo fue un artista extraordinario, pionero de la práctica de la performance en Cuba y una mente siempre ávida de conocimiento; sino que en él habitaba una espiritualidad poco común entre mis contemporáneos. […] El arte cubano pierde una de sus voces más genuinas y un artista al que será imprescindible revisitar para entender la práctica artística de la isla en siglo XX. Su familia y sus amigos hemos perdido a un ser humano imprescindible. Descansa en paz mi querido amigo”, dijo en Facebook el pintor Tomás Sánchez.

Al momento de su muerte, Leandro Soto se encontraba en Estados Unidos tras “su paso por un hospital en Tabasco, México, donde ingresó el pasado 12 de marzo, cuando se agravó el cáncer terminal que padecía”, informó el diario 14ymedio. “La esposa de Soto, Grisel Pujalá, recaudó fondos vendiendo sus obras o aceptando donaciones, una campaña emprendida desde su ingreso en México con el objetivo de trasladarlo a Estados Unidos, donde ambos tenían seguro médico”.

Leandro Soto nació en Cienfuegos en 1956. Se trasladó a La Habana para realizar sus estudios en arte y diseño. En sus últimos años se había radicado en México, primero en Mérida (Yucatán) y luego en Villa Hermosa (Tabasco).

Fue alumno de Antonia Eiriz y Antonio Vidal, y formó parte de la exposición Volumen I, que a inicios de los años ochenta respondió a la retórica dominante del realismo socialista en Cuba con propuestas más cercanas al arte vanguardista internacional e indagaba en la historia y la cultura cubanas desde perspectivas menos comprometidas.

Fue, además, uno de los creadores de su generación que más investigó en torno a las raíces afrocubanas, sus mitos, cultura y religión, motivo por el cual emprendería viajes a diversas regiones de África. Con el mismo impulso antropológico, interesado en la vida espiritual y en registrar la experiencia vivida de cada cultura y sujeto en el mundo, se involucró también con las tradiciones premodernas de México, Perú, Ecuador, Estados Unidos, Japón e India.

Junto a José Bedia, Juan Francisco Elso Padilla o Marta María Pérez Bravo, su obra ha sido considerada como uno de los exponentes más destacados de la vertiente antropológica del arte cubano contemporáneo.

Incursionó en diversos formatos. Pintura, instalación, performance, escenografía, diseño de vestuario, artes escénicas y cine, fueron algunas de las plataformas en las que registró sus inquietudes de nómada y artista.

- Anuncio -
Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí