Cubano Yaimel López expone sus dibujos en Vancouver, Canadá: la memoria del emigrante como “herramienta para no naufragar”

0
Dibujos de Yaimel López en la la exposición colectiva ‘Vancouver Special: Disorientations and Echo’ (2021); Vancouver Art Gallery (Foto: Cortesía del artista)
Dibujos de Yaimel López en la la exposición colectiva ‘Vancouver Special: Disorientations and Echo’ (2021); Vancouver Art Gallery (Foto: Cortesía del artista)

La Vancouver Art Gallery inauguró el pasado 29 de mayo la exposición colectiva Vancouver Special: Disorientations and Echo, que incluye veinte dibujos del artista visual y diseñador cubano Yaimel López (La Habana, 1983). En la muestra, que podrá verse hasta enero de 2022, participa una treintena de artistas, en su mayoría, canadienses. 

Configurada por cinco curadores (Phanuel Antwi, Jeneen Frei Njootli, Jenn Jackson, Christian Vistan y Grant Arnold), Vancouver Special: Disorientations and Echo forma parte de una serie de exposiciones —que “se llevarán a cabo cada tres o cinco años”— destinadas a proporcionar una mirada amplia sobre el arte contemporáneo en la región del Gran Vancouver, Canadá. 

Según se enuncia en el sitio web de la galería vancuverita, la exhibición agrupa obras recientes de artistas tanto emergentes como establecidos, cuyas prácticas abarcan varias décadas. Las obras que componen la exposición abordan varios temas que incluyen “la resiliencia cultural, la articulación de historias reprimidas, la imaginación de futuros emancipados, el conocimiento de la identidad y el conocimiento encarnado”.

Dentro de este paisaje colectivo, Yaimel López expone una serie de veinte dibujos de mediano formato. Los expone bajo una necesidad que trasluce, mediante imágenes dominadas por el color, ora terrosos, ora verdiazules, herencias fragmentadas. Un conjunto de fotografías realizadas por su esposa en Benín sirvió de resorte conceptual para que López entremezclara esas imágenes con su propia heredad y estableciera su incidencia en los pliegues de la/su memoria. 

Para explorar los intersticios de esa memoria y su relación con los dibujos expuestos en la Vancouver Art Gallery, conversamos con Yaimel López.

Edgar Ariel

¿Por qué retomas el dibujo en la serie de obras que expones en la Vancouver Art Gallery? ¿Bajo qué necesidades?

Más que retomar, ha sido mostrar en otra escala una práctica con la que siempre me he sentido identificado. Dibujar forma parte de las cosas a las que más importancia le doy en mi vida cotidiana, y por ende es quizás la manera que mejor me define como artista visual. Incluso, me encuentro ahora mismo utilizando la serigrafía como medio para mis trabajos, pero el acercamiento a la técnica es desde el dibujo, directamente en la pantalla.

- Anuncio -Maestría Anfibia

Tu trabajo ha transitado desde el conceptualismo más apegado a las artes visuales hasta el grafismo más tradicional. Esta serie que expones en la Vancouver Art Gallery, ¿cómo pudieras, a grandes rasgos, describirla?

Son dibujos de mediano formato, todos realizados durante el 2020, y donde se muestra mi afición por ese medio como recurso expresivo. Además, son parte de una serie en la que el hilo conductor es la memoria y su importancia para entendernos como individuos.

La galería vancuverita organiza muestras donde predominan los artistas locales, sin embargo escogieron una serie de tus dibujos para incluirlos en su más reciente exposición. Llevas poco tiempo residiendo en esa ciudad, ¿cómo has logrado insertarte en ese circuito artístico?

Ha sido una gran sorpresa, aunque creo que haber estado involucrado con instituciones en su mayoría destinadas a difundir la cultura latina en Vancouver me ha dado alguna visibilidad. También es justo reconocer el tremendo trabajo del equipo curatorial de la exposición; tengo entendido que durante un año se lanzaron a la búsqueda de “nuevos” artistas, visitando estudios y escarbando cada lugar para hacer la muestra lo más justa posible.

Yaimel López (extremo der.) junto a curadores y artistas de la exposición colectiva ‘Vancouver Special: Disorientations and Echo’ (2021); Vancouver Art Gallery. (Foto: Cortesía del artista)
Yaimel López (extremo der.) junto a curadores y artistas de la exposición colectiva ‘Vancouver Special: Disorientations and Echo’ (2021); Vancouver Art Gallery. (Foto: Cortesía del artista)

Como decías, las obras que expones tienen un resorte esencial en los recuerdos. ¿Cómo la memoria configura, desde una pulsión no sólo temática, sino conceptual, tu ejercicio creativo?

Cuando emigras llevas contigo muchos recuerdos, y estos son la principal herramienta para no naufragar en una nueva cultura. Lo que eres es gracias a lo que has vivido, a tus recuerdos. Desde ese principio es que se construye la serie expuesta en la Vancouver Art Gallery, a partir de los recuerdos de los viajes de mi esposa y cómo estos me llevan a los míos.

Los dibujos poseen una visualidad –casi– fotográfica. Pero no son imágenes nítidas, como pudiéramos prefigurarnos. Son, más bien, imágenes extrañadas; transfiguradas, podemos decir. ¿Cómo fue el proceso creativo? Tengo entendido que utilizaste como base una serie de fotografías que documentan los meses en los cuales tu esposa estuvo viviendo en Benín…

Así es. A partir de las fotografías de su tiempo en Benín, estuve, como ya comenté, un año contando esas memorias desde mi propia percepción. Cada dibujo es el resultado de la combinación de varias fotografías. Me interesaba mucho recomponer el material fotográfico con que estaba trabajando, por lo que cada obra cuenta más de una historia. La serie completa expone ese momento tan importante en su vida.

Aunque las obras están realizadas con técnica mixta, predomina la acuarela. ¿Por qué la acuarela?

La fluidez que la acuarela como medio proporciona me atrae mucho y sentía que era perfecta para hablar de las memorias. La técnica en sí crea una serie de transparencias que se alinean muy bien con lo que necesitaba transmitir. Además, utilizarla en un formato como en el que están hechos los dibujos me daba libertades para poder mover el agua en toda la superficie de trabajo y crear algunas soluciones formales que me interesaba explorar en las obras.

Quizá la extrañeza que producen provenga del uso que haces del color.

El color responde a los tonos que encuentras en África. Muchas de las fotografías están llenas de colores y valores cromáticos increíbles. Cuando combinas los tonos de ocres tierras con los anaranjados y verdes con las bondades expresivas de la acuarela como medio, se crean ciertas atmósferas muy apropiadas para el tema con el que estaba trabajando. 

Dibujos de Yaimel López en la exposición colectiva ‘Vancouver Special: Disorientations and Echo’ (2021); Vancouver Art Gallery. (Foto: Cortesía del artista)
Dibujos de Yaimel López en la exposición colectiva ‘Vancouver Special: Disorientations and Echo’ (2021); Vancouver Art Gallery. (Foto: Cortesía del artista)

En algún punto las obras que expones se muestran como ilustraciones. ¿Pudiéramos también verlas de ese modo? ¿Cómo se relacionan con tu obra anterior como ilustrador y diseñador gráfico?

Es muy difícil separar un medio de otro; ni siquiera me hago esa pregunta. Hace unos meses dos de las obras fueron utilizadas como ilustraciones editoriales por una revista; entonces, creo, depende de la manera en que se utilicen. En cuanto a mi propio hacer, por alguna razón, siento el dibujo como medio conector entre las profesiones de diseñador, ilustrador y artista visual.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí