Editores independientes conversan sobre las experiencias que deja la pandemia

0
Libros de la Editorial Sexto Piso (Facebook / Editorial Sexto Piso)

En medio de la crisis que vive la industria editorial como resultado de la interrupción de sus mecanismos habituales de producción, promoción, distribución y venta de libros, los agentes de las editoriales independientes de un lado al otro del planeta han encontrado –algunos con más suerte que otros–, modos de supervivencia, pero, sobre todo, formas de poner en marcha la imaginación para resistir y evitar el empobrecimiento cultural de sus países.

Desde Francia, México, España y Argentina, de manera respectiva, las casas Gallimard, Sexto Piso, Páginas de Espuma y Eterna Cadencia han contado su experiencia de estos meses de aislamiento y alarma globales, gracias a una iniciativa lanzada por el proyecto Centroamérica Cuenta, que ha estado reuniendo, de modo virtual, en su mayoría a escritores hispanoamericanos para hablar sobre este periodo crucial.

Autores en cuarentena” se nombra la iniciativa que en esta ocasión juntaría al importante crítico literario y ensayista Gustavo Guerrero, quien es además consejero editorial para la casa francesa Gallimard en el área iberoamericana, con los editores Leonora Diament, en representación de Eterna Cadencia, Diego Rabasa, por Sexto Piso, y Juan Casamayor, por Páginas de Espuma.

¿Cómo hacer para que la crisis actual no desemboque en la toma de posición de una actitud conservadora en cuanto a la diversidad de voces, tonos y temas que por lo general intentan visibilizar los proyectos editoriales independientes al margen de las grandes trasnacionales? ¿Cómo hacer para no terminar publicando sólo en función de las ventas? Estas dos preguntas fundamentales para todo proyecto editorial o librero que se desenvuelva en los circuitos medianos y pequeños de la industria fueron centrales en el espacio reflexivo que abrió el viernes pasado “Autores en cuarentena” y fue moderado por Gustavo Guerrero.

Y aunque las lecciones nunca son aprendidas del todo o de una vez, luego del cierre total de librerías –en diferentes momentos de la pandemia para cada país– y de sus reaperturas parciales, las cuatro casas editoriales que participaron del diálogo coinciden en la importancia de fortalecer el comercio en línea, como una manera de competir con las grandes editoriales y equilibrar de este modo la concentración editorial en las grandes cadenas de librerías y en las gigantes plataformas de venta como Amazon.

Se discutieron en la charla también las políticas institucionales llevadas a cabo por cámaras del libro, ministerios, etcétera, en favor de las editoriales independientes. Un caso modélico, que se encuentra lejos de ser la realidad en Latinoamérica, sería el francés, como bien acordaron los cuatro integrantes de la conversación virtual.

El Ministerio de Hacienda en Francia destinó 230 millones de euros para todo el sector del libro, luego de las quejas que presentara Antoine Gallimard y otras personalidades del mundo de la cultura en el contexto de desamparo que ha vivido la industria durante la pandemia. Guerrero explica que serán distribuidos préstamos, con intereses muy bajos, en parte, para ayudar en el desarrollo de plataformas digitales destinadas a brindar a las editoriales independientes la oportunidad de competir en el campo de la venta electrónica. También, para sostener las pequeñas librerías se han impulsado compras de algunos títulos de sus catálogos por parte de las bibliotecas estatales.

En el contexto mexicano, según declara Diego Rabasa, editor de Sexto Piso –una casa que desde inicios de los 2000 ha ido adquiriendo una fuerte presencia en México y Latinoamérica–, por el contrario, las acciones del Estado para apoyar el desarrollo del sector editorial independiente son nulas, incluso las instituciones estatales promueven una lógica que pone a competir a las pequeñas y medianas empresas con las editoriales institucionales, al fijar precios en extremo bajos, imposibles de manejar por parte del mundo independiente.

Más allá de las lecciones, “para unos y para otros la pandemia ha sido una fuente de reflexión sobre las relaciones con la librería y la distribución”, acotó Gustavo Guerrero sobre dos de las principales variables que hacen posible en su articulación la sostenibilidad de la pequeña empresa editorial.

Mientras unos todavía se encuentran bajo las medidas del distanciamiento social y otros retoman lentamente el ritmo de los hábitos sociales, los tres editores invitados aprovecharon la oportunidad para hablar de sus libros más vendidos durante la crisis, las sorpresas de nuevas dinámicas de venta y socialización, el peso real de la comercialización de libros electrónicos y el estado general del mundo editorial independiente, más allá de los meses de pandemia.

El proyecto Centroamérica Cuenta, surgido en Nicaragua, ha impulsado estos encuentros virtuales también como un modo de seguir en movimiento, cuando muchas de nuestras prácticas se han visto interrumpidas en mayor o menor medida por la urgencia mundial. En capítulos anteriores de “Autores en Cuarentena”, los chilenos Nona Fernández y Alejandro Zambra, la puertorriqueña Mayra Santos-Febres y la mexicana Fernanda Melchor han sido otros de los invitados. Centroamérica Cuenta organiza, además, un festival anual desde el 2013, fundado por los escritores nicaragüenses Sergio Ramírez (Premio Cervantes 2017) y Ulises Juárez Polanco. En sus seis ediciones ha convocado a más de 600 participantes de América Latina, España, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia y los Países Bajos. Entre su consejo consultivo se encuentran autores como Gioconda Belli, de Nicaragua; Horacio Castellanos Moya, de El Salvador; Juan Villoro, de México; Héctor Abad Faciolince, de Colombia.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
Comentarios
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments