EE.UU. devuelve a Irak miles de objetos arqueológicos sustraídos ilegalmente

0
Piezas arqueológicas restituidas a Irak / Foto: Agencia Iraquí de Noticias
Piezas arqueológicas restituidas a Irak / Foto: Agencia Iraquí de Noticias

Como parte de los acuerdos entre la República de Irak y los Estados Unidos sobre la retirada de tropas norteamericanas de suelo iraquí, se conoció que serán restituidos más de diecisiete mil objetos arqueológicos sustraídos ilegalmente de la nación mesoriental desde el comienzo de la guerra, en 2003.

Muchas de esas piezas fueron extraídas de yacimientos arqueológicos por excavadores aficionados, mientras que otras fueron saqueadas de los propios museos de antigüedades y luego vendidas a compradores extranjeros, hasta que terminaron siendo decomisadas por las autoridades estadounidenses.

Según la Agencia Iraquí de Noticias, el ministro de Cultura, Turismo y Antigüedades del país árabe, Hassan Nazim, declaró la semana pasada en rueda de prensa que este es el proceso de devolución de objetos patrimoniales de mayor envergadura en la historia nacional.

La misma fuente informó que desde el pasado 3 de agosto un lote de antigüedades recuperadas se encuentra en la Embajada de Irak en Washington DC.

El más valioso de esos objetos restituidos al gobierno iraquí es una tablilla de arcilla, de unos cuatro mil años de antigüedad, que contiene un fragmento del Poema de Gilgamesh, considerado una de las obras literarias más antiguas de la humanidad. El pasaje registrado en esta tablilla babilónica, compuesto en escritura cuneiforme –el primer sistema de escritura conocido por la humanidad– narra un sueño acaecido a Gilgamesh, mítico rey de la ciudad mesopotámica de Uruk y héroe de la epopeya, que prefigura la aparición de su compañero Enkidu. Este personaje será enviado por los dioses para aplacar la crueldad de Gilgamesh, quien, a la muerte de su amigo, se empeñará en una búsqueda frustrada de las fuentes de la inmortalidad, lo que constituye el argumento central del poema.

Un informe emitido el 27 de julio último por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos detalla que esta pieza fue adquirida fraudulentamente por una empresa perteneciente a David Green, un millonario de Oklahoma que también es dueño del Museo de la Biblia, en Washington D C. La tablilla estuvo expuesta en esa institución dedicada al proselitismo evangélico hasta su confiscación en 2019.

“Esta confiscación demuestra el continuado compromiso del Departamento con la eliminación del contrabando de propiedades culturales”, se lee en el documento. “El contrabando de bienes culturales y artísticos es una iniciativa lucrativa delictiva que organizaciones internacionales criminales explotan para obtener ganancias, a pesar de sus consecuencias destructivas para las culturas de todo el mundo”.

Los expertos estiman que, en las últimas décadas, el saqueo y el contrabando de objetos arqueológicos ha crecido exponencialmente en Oriente Medio debido a la inestabilidad política en la región, y a la existencia de grupos criminales y organizaciones terroristas, como el Estado Islámico, que tienen en esta actividad una importante fuente de ingresos.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí