El director cubano Pedro Franco celebra el Día Mundial del Teatro en la UNESCO: “Estamos lejos de las zonas de complacencia”

0
Pedro Franco. NÉSTER NÚÑEZ.
Pedro Franco. NÉSTER NÚÑEZ.

El director cubano Pedro Franco fue seleccionado por el Instituto Internacional del Teatro (ITI, por sus siglas en inglés) para celebrar este 27 de marzo el Día Mundial del Teatro, en la sede de la UNESCO (París), entre los treinta y siete creadores emergentes que protagonizaron el evento.

Este año se celebra el sesenta aniversario del Día Mundial del Teatro. Como informa el sitio web del ITI, “desde 1962 hasta hoy, sesenta figuras del teatro aportaron sus pensamientos sobre el teatro, la cultura y la paz a través de los Mensajes del Día Mundial del Teatro”.

El director estadounidense de ópera y teatro, Peter Sellars, fue el encargado en la edición actual de redactar las palabras que leyeron los teatristas de todo el mundo, transmitidas de forma telemática. En el evento, Sellars comentó: “El teatro de la visión épica, el propósito, la recuperación, la reparación y el cuidado necesita nuevos rituales. No necesitamos ser entretenidos. Necesitamos reunirnos. Necesitamos compartir el espacio y cultivar el espacio compartido. Necesitamos espacios protegidos de escucha profunda e igualdad”.

Los treinta y siete jóvenes creadores seleccionados mostraron parte de su trabajo en línea y desplegaron un paisaje en representación del arte teatral de sus países a la vez que defendieron nuevas maneras de entender la creación escénica.

“El teatro es la creación en la tierra del espacio de igualdad entre humanos, dioses, plantas, animales, gotas de lluvia, lágrimas y regeneración. El espacio de la igualdad y de la escucha profunda está iluminado por una belleza oculta, mantenida viva en una profunda interacción de peligro, ecuanimidad, sabiduría, acción y paciencia”, agregó Sellars.

Cartel de la celebración del Día Mundial del Teatro.
Cartel de la celebración del Día Mundial del Teatro.

Pedro Franco, escogido de la isla para el encuentro, se graduó como actor en la Escuela Nacional de Arte de La Habana. Fundó Teatro El Portazo en 2011, con el que se ha ganado el reconocimiento de la comunidad teatral y del público cubano. Entre otros premios, obtuvo en dos ocasiones el Villanueva de la Crítica por la pieza CCPC (The Cuban Coffe by Portazo’s Cooperative).

En Rialta Noticias, hablamos con el director: “Desde que me comunicaron que estaba propuesto para formar parte de esta selección hasta hoy han ocurrido sucesos intensos”. Han influido, por ejemplo, “las recientes funciones en La Habana de nuestra compañía, muy «luchadas» e intensas, el cierre de nuestro último espectáculo No puedo, tengo ensayo, y la reconfiguración acelerada del contexto en que nos toca hacer teatro en la Cuba de 2022”.

“Más allá de la satisfacción que implica que se reconozca mi trabajo a esa escala”, prosigue el creador matancero, “lo que me inunda es una responsabilidad enorme. ¿Qué se espera de mí? ¿Qué espero de mí? Estas preguntas me han martillado la cabeza en las últimas semanas. El mensaje que preparamos para ser proyectado al mundo este 27 de marzo como parte de la celebración oficial del ITI es un ritual, que es a su vez un acto de fe. Es la fe un componente esencial del teatro. Nuestros minutos en cámara ante los teatristas y públicos del mundo son un recordatorio del sacrificio que el oficio representa, de su resistencia, su longevidad y su misterio. De su épica”.

“«Porque un teatro sin guerreros es un teatro muerto», afirma el texto que el poeta y babalawo Israel Domínguez escribió para uno de nuestros espectáculos. En esta esencia encontramos las fuerzas, la vitalidad. Estamos lejos de las zonas de complacencia. Todo debe y puede ser alcanzado y merecido. Luchar por ello con coherencia pudiera ser nuestro destino. Si así fuera, estamos en el camino. Por eso pedimos por el teatro del mundo y los humanos que lo hacemos. Invocamos y agradecemos. Por eso nos exponemos también como acto de humildad. Que nuestro mensaje e inclusión sirva para visibilizar el teatro en emergencia es un objetivo muy loable. El mayor objetivo sería a través de nuestra catarsis de ser útil al espíritu. Esta vocación de servir es el mayor impulso”, asegura Pedro Franco.

El ITI es la organización de artes escénicas más grande del mundo. Fue fundada por la UNESCO en 1948 con expertos de teatro y danza. Como se pude leer en su página web, el Instituto “lucha por una sociedad en la que las artes escénicas y sus artistas prosperen y florezcan”. Asimismo, su propósito es promover el intercambio internacional de conocimiento y práctica en las artes escénicas.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí