El documentalista argentino Andrés Di Tella, honrado con el Premio Konex de Platino 2021

0
Andrés Di Tella. EL PAÍS / ENRIQUE GARCÍA MEDINA
Andrés Di Tella. EL PAÍS / ENRIQUE GARCÍA MEDINA

Cuando el trabajo con la dimensión subjetiva del cine documental no era todavía una moda al uso, ya el cineasta argentino Andrés Di Tella estaba edificando una poética a partir de las posibilidades expresivas del registro de un discruso personal. Los ensayos estéticos emprendidos por este autor lo han convertido en una de las voces más revolucionarias del “cine de no-ficción” en América Latina. En reconocimiento a su legado y, especialmente, al imprescindible trabajo que ha consumado en la última década, Andrés Di Tella recibió en noviembre de este 2021 el Premio Konex de Platino, otorgado en Argentina por la Fundación homónima.

La Fundación procura “promover, estimular, colaborar, participar e intervenir, en cualquier forma, en toda clase de iniciativas, obras y empresas de carácter cultural, educacional, intelectual, artístico, social, filantrópico, científico o deportivo”. Para cumplir con tal propósito, en 1980, Luis Ovsejevih, actual presidente de la organización, instituyó el Premio Konex, convocado cada año en una modalidad diferente, y otorgado a figuras distinguidas que hayan realizado contribuciones relevantes en cualquier perfil –artes, ciencias, educación, negocios, deportes, humanidades…– a la nación argentina.

Consagrados al universo del Espectáculo, en esta última edición, el galardón rindió honores a las cien trayectorias más destacadas del ámbito argentino entre 2011 y 2020; fueron merecedores de la privilegiada distinción directores de teatro, actores y actrices, realizadores de cine, intérpretes musicales… y otro grupo de disciplinas que suman un total de veinte categorías.

Di Tella, premiado en la categoría Documental, ha sido seleccionado por el jurado –presidido por el actor Ricardo Darín e integrado por otras diecinueve personalidades– para recibir el Konex de Platino, que distingue puntualmente a los veinte individuos que ostenten el recorrido profesional más transcendental en cada una de las categorías convocadas.

Con películas tan memorables como Montoneros, una historia (1995), La TV y yo (2003) o Fotografías (2007), Di Tella ha enhebrado una de las obras fílmicas más discutidas en el panorama crítico sobre cine de Latinoamérica, y no sólo. Esa nutrida bibliografía alrededor de su trabajo —Andrés Di Tella: cine documental y archivo personal (Siglo XXI, Buenos Aires, 2006), Inventario de regresos. El cine documental de Andrés Di Tella (Festival Cines del Sur, Granada, 2011), The Politics of Documentary (Michael Chanan, BFI Publishing, 2008), son sólo algunos ejemplos—, las varias retrospectivas que ha tenido en alguno de los más importantes festivales cinematográficos del mundo, y, sobre todo, el impacto de sus filmes en el actual audiovisual latinoamericano, dan cuenta de la resonancia de su creación.

Pero la trayectoria de este hombre no se puede restringir a su catálogo audiovisual. Su actividad intelectual es mucho más extensa: ha sido docente en prestigiosas universidades y ha impartido talleres y conferencias relacionadas con el cine documental en un sinnúmero de países; en 1999, fundó el Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI) –que se precia de estar entre los más sólidos de la región–, y dirigió sus dos primeras ediciones; en 2002, creó el Documentary Festival de la Universidad de Princenton, institución en la que ha sido Visiting Professor; cuenta con una vasta labor periodística y tiene publicada una obra ensayística bastante relevante en el campo del pensamiento sobre el documental: El guion cinematográfico (Ediciones Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, 1990), O cinema do real (Cosac Naify, Sao Paulo, 2005), Hacer cine (Paidos, Buenos Aires, 2008), Después de lo real (Ediciones de la Filmoteca, Valencia, 2008) y The Film Edge (Teseo, Buenos Aires, 2011), son algunos de sus títulos–. Estas otras facetas de Di Tella explican su prestigio más allá de las fronteras argentinas.

Claro, es en el ámbito de la creación documental, la gran pasión de Di Tella, donde se emplaza su trascendencia. ¿Qué marca la diferenciación autoral que el Premio Konex reconoce en el cineasta? Su proyecto creativo ha hecho del documental un dispositivo de inmersión en los pasajes de la subjetividad, que no se escuda, ni teme evadir/transgredir la índole verídica o realista del “contenido” documental –reclamo con el que se ha querido condenar a un género denominado precisamente “cine de lo real”.

“Siento que soy documentalista porque me reconozco en una tradición, me siento interpelado por toda una serie de discusiones […], desde cómo Robert Flaherty filmó al esquimal Nanouk, fabricando un iglú recortado por la mitad para tener suficiente luz, hasta la postura ética de un Jean Rouch, que hacía participar a sus amigos africanos de su propio imaginario, porque la imaginación y el juego también tienen un lugar en la realidad”, ha comentado este director en alguna oportunidad. “Es como que siento que el documental es mi familia. ¡Y uno por supuesto se pelea con la familia! […] «Cine» evoca toda una sucesión de palabras que empiezan con de ficción: fantasía, fábula, fascinación, frenesí, fantasma, felicidad, film. «Documental», en cambio, trae otra serie de asociaciones, términos que empiezan con t de testimonio: tema, trabajo, tesis, teoría, tarea, tristeza… tedio. […] Pero creo que el documental, sin perder la fuerza de lo real, también puede aspirar a esa dimensión cinematográfica propia de la ficción. Todo eso que sería propio de la ficción es algo que yo quiero para mí, para mi cine”, comentó el realizador al ser interrogado sobre la índole “documental” de sus películas.

- Anuncio -Maestría Anfibia

La exploración de técnicas, recursos expresivos, registros… tenidos como propios de la ficción, en el tejido documental, es uno de los factores que ha dotado de una potente inventiva las películas de Di Tella. Por ese camino ha conseguido subjetivar todo el plano expresivo del texto audiovisual, hasta resolver que la realidad cobre sentido sólo a través de la mirada personal, parcial y única, del sujeto. Estos intereses estéticos están ligados a las preocupaciones temáticas que lo circundan. Sus filmes son, más o menos explícitos en dependencia del asunto puntual abordado, una suerte de diarios que indagan en su biografía y en las dimensiones (históricas, políticas, culturales, familiares) que articulan su identidad. No habría problema alguno en reconocer sus documentales como especulaciones existenciales a través de las que, simultáneamente, se explica el mundo y se encuentra a sí mismo.

En Fotografías, Hachazos (2011) y Ficción privada esto tiene efectos singulares en el plano morfológico del filme: el relato del narrador no sostiene una relación directa con las imágenes utilizadas, con los diversos materiales de archivos. Estos últimos no son manipulados para complementar o corroborar el discurso, al contrario, el discurso intenta explicarse el mundo posible que subyace en las imágenes y en los fragmentos de video…

En Montaneros…, esa visceral indagación en las subjetividades de quienes pertenecieron a la organización guerrillera de igual nombre, ya era posible apreciar muchos de los componentes morfológicos de los trabajos posteriores de Di Tella: la preocupación por la memoria (personal, colectiva, histórica) como un espacio esencial para la identidad, el interés por el pensamiento del individuo antes que por su cuerpo o posición en la trama social, la construcción del relato a partir de la conjunción o interferencia de disímiles voces.

Luego su creación se tornaría mucho más íntima, al tiempo que el perfil político de su trabajo devendría más sutil y contundente, pues se concentraría plenamente en la geografía interior del ser, jalonada siempre por la Historia. En La TV y yo y Fotografías se ocupa de las relaciones con su padre y su madre, de la vida de cada uno de ellos, pero, a la vez, estos filmes son una indagación en los vínculos entre identidad personal y nación, entre Historia y ciudadano, entre lo social y lo personal. Todas esas capas temáticas se entretejen en los documentales de Di Tella en una urdimbre de imágenes que se contraen y se expanden continuamente sobre el mundo afectivo de una persona.

La sensibilidad creativa de este autor ha deshecho el documental de toda dictadura “formal” que se haya querido imponer a su constitución genérica. Profundamente experimental, Di Tella no escatima en el uso de agentes narrativos: dramatizaciones, material de archivos, entrevistas, voces en off, para hacer de sus películas un acto de exorcismo estético, que demuestra las libertades expresivas (artísticas, en definitiva) del género documental. La concesión del Premio Konex de Platino a Di Tella es entonces un acto de honestidad y rectitud para con uno de los maestros del cine latinoamericano.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].
Ángel Pérez (Holguín, Cuba, 1991). Crítico y ensayista. Compiló y prologó, en coautoría con Javier L. Mora y Jamila Media Ríos, las antologías Long Playing Poetry. Cuba: Generación Años Cero (Casa Vacía, 2017) y Pasaporte. Cuba: poesía de los Años Cero (Editorial Catafixia, 2019). Tiene publicado el libro de ensayos Las malas palabras. Acercamientos a la poesía cubana de los Años Cero (Casa Vacía, 2020). En 2019 fue ganador del Premio Internacional de Ensayo de la revista Temas, en el apartado de Estudios de Arte y Literatura. Textos suyos aparecen en diversas publicaciones de Cuba y el extranjero. Vive en La Habana.

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí