Entrevista con Marcel Villa sobre ‘POB Magazine’, nueva revista de fotografía en Cuba

0
Vista interior de ‘POB Magazine’.
Vista interior de ‘POB Magazine’.

El 2 de mayo de 2022 fue el día escogido por cuatro creativos cubanos para fundar la nueva publicación sobre fotografía en Cuba: POB Magazine. En medio del cada vez más coaptado y, al mismo tiempo, más resuelto paisaje de publicaciones independientes en el sistema de medios cubanos, el fotógrafo Marcel Villa, el programador Maikel Chinea y los diseñadores Elio Jesús Fonseca y Juan Manuel Alcayde unieron fuerzas para poner en circulación una revista que se propone, en sus palabras, “marcar la diferencia”. Para conocer sobre las aspiraciones y los principios que mueven a este equipo conversamos con Marcel Villa.

Edgar Ariel

Marcel, ¿qué pretensiones impulsan la puesta en circulación de la revista?

Nuestras pretensiones, la verdad, son unas cuantas. Pero te diré las que consideramos más importantes y que conforman los pilares de nuestra política editorial. La primera es contar Cuba a través de la fotografía. No me refiero sólo a la fotografía como expresión, sino, además, como fenómeno sociocultural. Las obras fotográficas son hechas por gente de carne y hueso, que ríen, lloran y tienen que lidiar con la misma realidad que tú y que yo. Es algo que a veces se nos olvida cuando de artistas se trata. La historia detrás de una obra, su contexto, así como acercarse al ser humano que es el autor, darle un espacio a través del cual expresarse en imagen, pero también en palabra, es vital para adentrarse en la fotografía en Cuba y, al mismo tiempo, nos ayuda a descifrar la isla.

La segunda es dar cuenta de aquellos temas que puedan ser de interés para la comunidad de fotógrafos cubanos: entiéndase obras destacadas, becas, concursos, talleres, cursos, exposiciones, avances tecnológicos, etc. Desafortunadamente, por una cuestión de tiempo y recursos, no hemos podido ofrecer esta cobertura de la manera ideal, pero ya varios colegas se han brindado a facilitarnos este tipo de información y vamos ganando en su amplitud e inmediatez.

La tercera se basa en promover el interés por la fotografía en toda la población cubana, así como las habilidades de los fotógrafos aficionados. De esta manera, enriqueceríamos la vida cultural de la isla a la par que se fomenta el fotoperiodismo ciudadano. Nos gusta enfatizar que la nuestra no es una revista para fotógrafos solamente, sino para todo aquel que sea amante de la fotografía, de ahí que nos caracterice un lenguaje descifrable por el aficionado menos entendido, quien puede encontrar contenido didáctico en nuestra revista. De ahí también que abordemos la dirección de fotografía de populares películas y entrevistemos a personajes que pudieran considerarse famosos dentro del medio artístico cubano, aunque no se dediquen necesariamente a la fotografía.

Es nuestra manera de hacer un guiño a quien guste de la fotografía y todavía no lo sepa, pero también de conseguir que los fotógrafos, profesionales y aficionados adquieran una cultura y conocimiento generales sobre profesiones afines. De la misma manera que es útil para un director de arte, modelo, actor, productor o estilista tener conocimientos básicos sobre fotografía, lo es para un fotógrafo entender un mínimo de estas otras especialidades.

Cubierta de de ‘POB Magazine’.
Cubierta de de ‘POB Magazine’.

¿Cómo crees que la revista se inserta en el paisaje de publicaciones similares en Cuba?

Hemos tenido una cálida acogida que realmente no esperábamos. Desde un inicio le tuvimos mucha fe al proyecto, siempre le vimos potencial, pero no podemos evitar sorprendernos por los mensajes de apoyo, comentarios positivos y ofrecimientos a colaborar que hemos estado recibiendo desde el día del lanzamiento, e incluso antes. Más aun, teniendo en cuenta que no hemos hecho campaña de publicidad alguna. El público, y en especial la comunidad de fotógrafos cubanos, nos ha recibido con mucho optimismo, y consideran el proyecto necesario. El hecho de que nos lo hagan saber nos motiva bastante.

¿POB Magazine es una revista independiente?

Totalmente. POB Magazine fue fundada por cuatro personas y hasta el día de hoy somos quienes la administramos. A la fecha de esta entrevista la revista ha sido desarrollada por nosotros y con nuestros propios recursos. Por fortuna, en los últimos días se han ido sumando colaboradores, que de forma desinteresada y atraídos por el proyecto, nos aportan desde el espacio de un estudio hasta textos, fotos e información valiosa. Somos una revista independiente, por lo que toda ayuda y colaboración es bienvenida.

¿Cuáles serán los núcleos fundamentales de información que se podrán consultar en sus páginas?

Por lo pronto, el contenido de la revista se articula sobre cuatro secciones: Entrevistas, Tips, Cinematográficos y Galerías POB. La primera sección incluirá entrevistas a personas relacionadas con la fotografía que abordarán su carrera y el contexto en el cual se desenvuelve. Buscamos que cada entrevistado nos ofrezca un amplio panorama sobre sus visiones y quehaceres artísticos, también que la entrevista conforme una historia de vida que nos acerque a la cotidianidad cubana.

La segunda parte quiere reunir artículos didácticos para acercar la fotografía artística y comercial a las mayorías, fomentando, de esta manera, su cultura y habilidades fotográficas. En la tercera se analiza la dirección de fotografía de populares obras cinematográficas, con especial atención al cine cubano.

En la sección Galerías POB ofrecemos galerías de fotografías por motivo de una efeméride o noticia en desarrollo. Casi siempre todas las fotos suelen ser de autores distintos, a fin de dar cabida a la mayor cantidad de fotógrafos cubanos posible. Es también una manera de combinar historia y actualidad.

Por último, tenemos planeado –actualmente ya en desarrollo– una sección de Fotografía Editorial, en la cual mostramos las fotos editoriales producida por la propia revista.

Pegatinas con el logo de ‘POB Magazine’.
Pegatinas con el logo de ‘POB Magazine’.

He visto que dan lugar a fotógrafos reconocidos y emergentes ¿Tiene que ver con una estrategia de diversificar contenidos?

No diferenciamos entre unos y otros. Ciertamente, en la sección de entrevistas predominarán los fotógrafos reconocidos porque son quienes más tienen qué decir para el interés del público, pero fuera de ello no hay diferencia. Es la obra la que nos habla y es en su calidad en lo que nos fijamos para elegirla, no en la trayectoria del autor, ni siquiera en si se dedica a la fotografía de forma profesional o por hobby.

Vale destacar que entre nuestros propósitos se encuentra visibilizar fotógrafos y artistas que sufren censura, pero esto no quiere decir que por ello les demos preferencia, simplemente no seremos partícipes de dicha censura. En POB Magazine tendrán un espacio al igual que cualquier otro creador.

También insisten en la posibilidad de hacer fotografías con cualquier dispositivo que lo permita. Es una revista que se inspira en estos tiempos, ¿verdad?

Es un hecho al que muchos fotógrafos aún se resisten y no ven con buenos ojos. Los smartphones cada vez vienen con mejores lentes, con más prestaciones y opciones de configuración para fotos. No se necesita de una súper cámara ni un súper teléfono para hacer una buena foto, menos para aprender. Puedes empezar tu aprendizaje sin problemas en campos como iluminación o composición visual aún si sólo dispones del primer móvil con cámara que se inventó. Nuestra revista le habla a todo tipo de público, pero en especial al público joven. No creo que podamos hacerlo si no estamos en sintonía con los tiempos que corren.

“A pesar de lo hostil del momento, la revista sale a la luz”, se lee en el sitio web. ¿Qué obstáculos han tenido que sortear?

Hemos tenido que sortear obstáculos en términos de recursos, sobre todo. Pero ninguno que no hayamos podido eludir con trabajo y favores de amigos. Cuando hablamos de “lo hostil del momento” nos referimos más bien a lo desfavorable de las circunstancias actuales para cualquier tipo de emprendimiento, sobre todo en Cuba. En todas partes del mundo las revistas tienen en la publicidad una de sus principales fuentes de ingresos, algo que aquí es complicado al estar la economía tan deprimida y sufrir tantas trabas los negocios privados.

No obstante, en este sentido vemos con buenos ojos la reciente legalización de pequeñas y medianas empresas. Por otra parte, para nadie es un secreto el tenso clima político que se está viviendo en el país, lo cual no es favorable para nadie y ciertamente no para nosotros, ya que, si bien POB Magazine no persigue la polémica, tampoco la rehúye ni se abstiene de abordar temática, obra o personaje por razones ajenas a la fotografía. Tenemos fe en que más temprano que tarde, para bien de la revista y de todos los cubanos, nos encontraremos en un contexto más favorable.

Allí dice que persigue un equilibrio entre entretenimiento, educación e información. ¿Cómo piensan lograr esto?

La fotografía tiene muchas vertientes y géneros, puede mostrar la realidad de la manera más cruda, conmover y hacer reflexionar, también puede regalar escenas muy bellas, incluso fantásticas, e invitar a soñar. Todos estos modos son válidos y tienen cabida en nuestra revista. Al educar y brindar información fomentamos la cultura fotográfica en nuestro público, pero al mismo tiempo es necesario complementar lo anterior con un contenido que resulte atractivo y que atrape a todos por igual. Por eso analizamos películas famosas, abordamos sucesos actuales y buscamos entrevistados que, además de tener una obra destacada, tengan algo que decir, incluso para el cubano que en principio no le interesa la fotografía.

En el editorial que acompaña a las primeras publicaciones se afirma que esta bien podría ser la edad de oro de la fotografía. ¿Por qué?

Ya es regla general que todos tengan un teléfono móvil con cámara, por lo tanto, todos tienen la posibilidad de explotar su creatividad dentro de la fotografía.  Esto se suma a la masificación de las redes sociales y el protagonismo que ha ganado la imagen en la sociedad, así como a la facilidad para nutrirnos de todo tipo de influencias artísticas en Internet. Todo esto ha llevado a un interés cada vez mayor de los jóvenes a hacer más y mejores fotos. Algunos de estos jóvenes capturan instantáneas y hacen movimientos de cámara increíbles sólo con su celular. Lo podemos ver en muchos influencers y en quienes aspiran a serlo.

Al masificarse la fotografía, los fotógrafos profesionales se ven obligados a reinventarse para insertarse y mantenerse en el mercado, a exigirse más en términos de técnica, creatividad, producción etc. La competencia arrecia y esto, a su vez, deriva en un notable aumento en cantidad y calidad de la fotografía en general.

¿Edad de oro también de la fotografía cubana?

No creo que nada en Cuba pueda estar pasando por una edad de oro. De hecho, en etapas de crisis económica, y nosotros estamos viviendo una bastante aguda, profesiones como la fotografía son las primeras en sufrir una caída de demanda. En un país donde la mayoría a duras penas puede cubrir sus necesidades básicas, hay pocas oportunidades para quien quiere vivir de la fotografía. Por otra parte, no tenemos tiendas especializadas. Algo tan básico como el papel fotográfico es imposible de conseguir. Difícilmente te encuentres a una persona, medio o institución dispuesto a pagar el valor real de un trabajo fotográfico, lo que nos obliga a trabajar por bajos precios para mantenernos en el mercado. Por no hablar de lo fácil que te puedes ganar un problema con las autoridades si te dedicas al fotoperiodismo o a la fotografía documental. Así que en este país estamos bastante lejos de edad de oro alguna. Y es una verdadera lástima porque Cuba cuenta con muy buenos fotógrafos, gente muy buena en lo que hace y con mucha capacidad resolutiva, algo necesario para sortear las dificultades que nos impone el contexto.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí