Los susurros existen en Telegram con Soleida Ríos

1
Soleida Ríos (FOTO Diario de Cuba)

La escritora y promotora cultural Soleida Ríos (Santiago de Cuba, 1950) mantiene en Telegram un perfil llamado Los susurros existen (@los_susurros_existen), proyecto que consiste en la lectura de una selección de poetas, a través de esta aplicación de mensajería instantánea.

Según la nota que encabeza el canal, la escritora persigue “acercar la poesía a las personas, conmoverlas, fraternizar. Que el gesto equivalga a un abrazo”.

Aquí el gesto se convierte en una acción que, vista en tiempos de pandemia, es un ejercicio político de resguardo. Lo que comenzó siendo, en 2009, una acción más o menos fortuita en las plazas del centro histórico de La Habana hoy se desplaza, necesariamente, a la nube virtual que entrevera la contemporaneidad.

Aunque este canal en Telegram no surgió con/tras la crisis de la Covid-19, porque se inauguró el pasado 14 de enero, se posiciona actualmente como otro de los canales creados en la plataforma para sobrellevar el confinamiento.

El canal de Soleida Ríos deriva su nombre de “Los susurros existen”, un verso de la poeta danesa Inger Christensen, incluido en el libro Alfabeto, donde se desgrana –siguiendo el abecedario– la vida y la muerte, todo lo que nos circunda. “Los albaricoqueros existen, los albaricoqueros existen”. Los susurros también.

El canal está compuesto por cápsulas elaboradas por la escritora cubana. Ha compartido hasta el momento más de cien poemas, que antes venían diarios y ahora en rachas irregulares, entre goteos y estampidas.

Soleida los elige en el momento de susurrar. Así, ha habido textos de autores como José Lezama Lima, Rolando Sánchez Mejías, Nicolás Guillén, Roberto Fernández Retamar, Pablo Neruda, Carlos Augusto Alfonso, César Vallejo, José Martí, Omar Pérez, Damaris Calderón, Ángel Escobar, Blanca Varela, Jamila Medina Ríos, San Juan de la Cruz, Sor Juana Inés de la Cruz, Legna Rodríguez Iglesias, entre otros.

Según declaró Soleida Ríos a Rialta, el desplazamiento de los susurros hacia esta plataforma virtual no ha sido azaroso. El canal en Telegram, enfatiza, “se construyó junto a otras dos personas que me ayudaron en su concepción: los hermanos José Ángel Pérez y Ángel Pérez”.

Después de realizar –rememora Soleida– los habituales encuentros del Café Bar Emiliana, en 2009, “les pedía a algunos poetas que me acompañaran a salir al espacio público para leerles poesía a las personas. Llamé a estas lecturas “Susurros”. Los primeros los realicé en los espacios donde convivo en La Habana Vieja. Especialmente en la Plaza de Armas, que es tan bonita. Sentía que el turismo en esta zona estaba dañando sensiblemente a sus habitantes. Eso me entristecía, y me di a la tarea de revertir –con mis posibilidades, con los susurros poéticos– esa deformación, con algo tan simple como estar cerca de alguien leyéndole un poema.”

Los “Susurros” se han realizado en otros muchos lugares: en el embarcadero de Regla, Casablanca, en la lanchita que cruza la bahía, Casa de las Américas, Coppelia, La Casa de la Poesía, la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, la calle Obispo… También se ha susurrado en distintas ciudades de Cuba, México y Puerto Rico.

Nótese, además, que Soleida regala poemas de otros a los que escuchan. Y así suele ser en sus invitaciones, donde los que asisten interpretan los textos que les provoque el momento, entre los libros a mano, entre lo que traigan consigo. De hecho, no sólo susurran escritores, sino el que quiera sumarse a esta acción poética que tiene su parte de arriesgada y de misteriosa; pues nos depara, al emprenderla, esa sorpresa tremenda de lo improvisado, de la elección al azar de un interlocutor para un texto, o viceversa. Y ni qué decir de cuando ese receptor que se intercepta en el entramado social nos devuelve sus comentarios, su vibra, un trozo de canción o algún poema que recuerda…

“Yo acostumbraba llamar a amigos y les decía: tengo un regalo para ti. Ese regalo era un poema. Este canal en Telegram es perfecto porque me abre otra posibilidad para estar cerca de los otros y aprovechar esa conquista del poema, esa capacidad que tiene la poesía de levantarte” –agrega Soleida.

Y si bien la posibilidad de ese tipo de diálogo de las devoluciones poéticas ha quedado en suspenso, por el formato de la plataforma, siempre existirá –como respuesta– lo que produce en quien oye eso que ha recibido, el resonar que los poemas le dejan.

Añade Soleida: “En Cuba hay muy poco aprovechamiento de la poesía como elemento movilizador del pensamiento. Por eso existe este canal en Telegram, para movilizar. Para sembrar. Susurro porque siento que la poesía tiene un efecto mayor del que se supone”.

Los susurros existen, los susurros existen.

Soleida Ríos es autora, entre muchos otros, de los libros Antes del mediodía. Memoria del sueño (Ediciones Unión, 2012): segunda parte del archivo de los sueños, que ella ha ido atesorando en grabaciones, muchas de las cuales se hallan inéditas; El retrato ovalado (Thesaurus Editora, Brasilia, 2012 y Ediciones Unión, La Habana, 2015): libro experimental concebido para más de treinta autoras; y Estrías (Editorial Letras Cubanas, 2013). Con Estrías recibió el Premio Nacional de Poesía Nicolás Guillén en 2013, y en 2014 le otorgaron el Premio de la Crítica Literaria.

Esta iniciativa de Soleida Ríos convive en el entorno cubano con otras semejantes como las llevadas a cabo por el proyecto independiente ediciones sinsentido y Troyanas en Cuarentena, de la Casa Editorial Tablas-Alarcos.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
Comentarios
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
View all comments