Publican en Argentina la tesis doctoral del eminente crítico y teórico cultural británico Mark Fisher

0
Mark Fisher (1968-2017) (FOTO Georg Gatsas / VÍA: ‘The New Yorker’)
Mark Fisher (1968-2017) (FOTO Georg Gatsas / VÍA: ‘The New Yorker’)

Caja Negra Editora de Argentina prosigue con la publicación de las principales obras del pensador británico Mark Fisher (1968-2017), influyente crítico y teórico cultural del capitalismo tardío. Desde este noviembre está en librerías Constructos Flatline. Materialismo gótico y teoría-ficción cibernética, la tesis doctoral que el conocido K-Punk defendió en 1999 en la Universidad de Warwick, Inglaterra.

Con traducción y prólogo de Juan Salzano, la editorial rioplatense pone al alcance de los lectores un texto destinado “a circular como una obra de culto en la blogósfera” en que su autor explora los estatutos de la cibernética y la cultura posmoderna, la realidad y la ficción, los medios, el cuerpo (y su imagen), las subjetividades (en su “implosión esquizofrénica”), etcétera.

“Hiperrealidad” e “hiperficción”, “mecanicismo” y “animismo” como modalidades oscuramente especulares de una época que Fisher piensa en diálogo con Jean Baudrillard, Donna Haraway, Wilhelm Worringer, Gilles Deleuze, Félix Guattari o Fredric Jameson, y, en la distancia, con Samuel Butler o Sigmund Freud, e incluso en algún punto, diferidamente, con Jorge Luis Borges.

“Aquí será presentado el concepto de una flatline gótica, en referencia tanto a Gibson como a Deleuze y Guattari. El término proviene de Neuromante [novela de ciencia ficción de William Gibson] y designa estados a la deriva entre la vida y la muerte, o estados de vida simulada, pero aquí será retomado como un nombre más general para la línea radicalmente inmanente que describe el materialismo gótico”, dice Fisher en la “Introducción” del volumen.

“Desenmarañar las implicaciones de los teóricos de la cibernética nos conduce a la flatline gótica”, señala en otro punto sobre uno de los objetos fundamentales de su reflexión doctoral. “Esta designa una zona de inmanencia radical. Y para teorizar esta flatline se requiere un nuevo enfoque, uno comprometido con la teorización de la inmanencia. Esta tesis llama a ese enfoque materialismo gótico”.

Y a enseguida aclara el presupuesto básico de la aproximación planteada: “La conjunción del gótico con el materialismo plantea un desafío a la manera en la que el gótico ha sido pensado”, escribe. “Es un intento deliberado por disociar lo gótico de todo lo sobrenatural, etéreo o extramundano. La inspiración principal para esta teorización viene de Wilhelm Worringer vía Deleuze y Guattari”.

En un fragmento del libro destacado en redes sociales por Caja Negra Editora, Fisher sostiene que “los niños [como, por supuesto, sus padres] viven cada vez más en un caosmos gótico-materialista […]. Bajo el sistema capitalista, la idea de que los juguetes no poseen una cierta agencia se vuelve algo cada vez más cuestionable”. Y procede a analizar cómo la película de animación computarizada Toy Story remite a los jueguetes emplazados como –desde luego– “objetos de consumo” a la salida del cine; de manera que “la película funciona como un comercial para los juguetes, los cuales funcionan como una publicidad para ella, en una espiral cada vez más estrecha”.

“Lo ficcional es inmediatamente real, en su sentido más palpable: puede ser comprado. Esto, entonces, es la hiperficción: un proceso en el que la ficción y la realidad están radicalmente manchadas una con la otra. A diferencia de la metaficción, la hiperficción no supone ningún rol especial para el autor (o, de hecho, para el texto). […] Lo central no es la representación de la realidad, sino la retroalimentación entre la ficción y lo real (Toy Story no refleja la realidad, sino que interviene activamente en ella, induciendo a los niños –por medio de sus servomecanismos, los padres– a consumir mercancías). La hiperficción, entonces, puede definirse como ficción que se vuelve a sí misma real. Lo que conecta a la hiperficción con el animismo es, precisamente, el hecho de que la agencia escapa del sujeto. La ficción misma adquiere una agencia, una capacidad de intervenir en el interior de lo real”, planteaba el joven Mark Fisher en la antesala del salto de milenio.

Diagnósticos o especulaciones sobre la cultura hipermediada del capitalismo postindustrial que no parecen cerca de alcanzar su límite de caducidad. Más bien al contrario.

El libro se suma en el catálogo de ese sello editorial independiente a otros suyos como Realismo capitalista: ¿no hay alternativa? (2016; el original en inglés es de 2009); Jacksonismo. Michael Jackson como síntoma (2014), Los fantasmas de mi vida (2017) o los tres volúmenes titulados K-Punk (2019, 2020, 2021).

Mark Fisher en 2014 durante el festival The Wire’s Off The Page (FOTO www.thewire.co.uk)
Mark Fisher en 2014 durante el festival The Wire’s Off The Page (FOTO www.thewire.co.uk)

Fisher fue profesor en de Culturas Visuales en el Goldsmiths College de la Universidad de Londres, y se dedicó a lo largo de su carrera a escribir sobre música y cultura popular, o bien ideologías contemporáneas y política radical.

En los primeros años de este siglo, ganó renombre gracias a su blog, donde firmaba como “k-punk”. Dentro de su producción teórica se ocupó del “aceleracionismo” como fórmula para desembarcar en el “poscapitalismo” y retomó la noción de “hauntología” –acuñada por Jacques Derrida– para definir la cualidad espectral de las cosas (“las ausencias” y “los futuros perdidos” que les son inherentes) en la realidad contemporánea.

En febrero de este año, Caja Negra Editora homenajeó a Mark Fisher con una vigilia en La Plata, Argentina, con motivo del primer lustro de su muerte.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí