‘MUJERONA’: la más reciente exposición de ONA Galería

0
‘Sin título. Noche de chicas’ (detalle), Adrián Socorro, 2020, acrílico sobre disco de vinilo

El espacio independiente ONA Galería, en La Habana Vieja, exhibió entre los días 8 y 25 de marzo MUJERONA, su más reciente muestra colectiva que incluye pinturas, xilografías, colografías y esculturas de ocho artistas cubanos.

Dispuesto así en mayúsculas su título, como para decirlo alto y en grande, desde las palabras al catálogo hasta la voz de sus promotores, MUJERONA es “una muestra colectiva donde el concierto de las distintas miradas se ofrece como tributo ante un universo tan plural como potencialmente contradictorio. […] Y como lo femenino no es excluyente de la mujer, también hay espacio para lo queer, para la alteridad, aquellas manifestaciones que constituyen actos de disidencia del cuerpo y de las construcciones tradicionales de género.”

Los artistas participantes en la muestra fueron Aramís Justiz, Jorge Rodríguez, José Ángel Nazabal, Adrián Socorro, Mary Cary, Manglar, Julio C. Peña y Vicente Bonachea.

En MUJERONA se imbricaron las esculturas de Aramís Justiz Yunque para otro sueño de paz (2012), Yunque para otro sueño de integración (2017), Pas-de-deux (2017), Madonna (2018) y Penélope (2018) con su xilografía, Romance de la niña mala (2018). En ellas Justiz trasciende una fortaleza endógena, primitiva. Penélope, por ejemplo, en evidente alegoría al personaje de la Odisea, conserva en su cabeza ladeada, carente de ojos y gestos, dos décadas de espera.

De Vicente Bonachea se incluyó un acrílico sobre lienzo sin título del 2007 y la serigrafía El que está al revés es usted (2007), que encierra un delirio onírico –una bestia felina de cabeza que contiene cuerpos en su panza– que me remonta a los dibujos macabros y sarcásticos del escritor e ilustrador austriaco Alfred Kubin (1877-1959).

Los artistas que expusieron una obra única en la expo son Mary Cary, con la colografía iluminada Luz en mi interior (2018), y Manglar, con la matriz colográfica La mujer que vivía en una jarra (2019). La primera presenta un enfoque dirigido al interior femenino, como punto de origen (evolutivo o creativo). La segunda, que parece apegarse disciplinadamente a la intención de la galería de rendir homenaje explícito a propósito del mundialmente reconocido 8 de marzo, se aproxima a la mujer en su entorno inmediato, sin aislarla o diseccionarla.

Por su parte, las xilografías de Julio C. Peña, Erótico (2018), Africana con turbante V, Africana con turbante IV y Africana con turbante II, todas del 2019, muestran una intención de enmarcar la feminidad con la muerte.

Le siguen tres “figuras” –según rezan sus títulos: fig. 60, fig. 64 y fig. 66, todas de 2019– de Jorge Rodríguez (Holguín, 1991), manchadas a lo fauvista. En ellas los tonos se empozan en lagos amorfos que condiciona la luz, y se metamorfosean.

De José Ángel Nazabal (La Habana, 1994) fueron incluidas tres acuarelas sin títulos –entre las que destaca Pipa, ponte pa’esto (2018)–, y una pintura con técnica mixta Todo lo profundo ama el disfraz (2019). En esta última, un joven blanco, rubio, evidentemente rico, mira una mano sobre su hombro izquierdo. La mano es hombruna, y en la muñeca hay poca flexibilidad, pero el joven observa el gesto, como la oportunidad, la invitación: ¿una caricia reconfortante? Contemplando la obra, recordé el estudio que una vez leí en el conjunto de ensayos de Siri Hustvedt, En lontananza (Circe, 1999), sobre ese célebre cuadro del neerlandés Johannes Vermeer, Joven dama con collar de perlas (1664). La contemplación de ciertas pinturas transmuta en adivinación. Y en eso coincidimos la autora y yo. Describir una pintura es inventar, enloquecer.

Por último, menciono a Adrián Socorro (Matanzas, 1979), de quien se incluyó un total de seis obras; de ellas, cinco con la técnica acrílico sobre discos de vinilo. En esta pequeña muestra, cierta joven con cabello cobrizo sentada en un balancín mira la nada. La nada que pudiera ser el mar, un páramo. Quizá el sonido de ese balance sea la música más triste en la historia de ese disco. Y quiero pensar secretamente que ese vinilo tuvo al menos una canción de Billie Holiday.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
Comentarios
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments