Raúl Rivero, poeta, periodista y disidente político cubano, fallece a los 75 años en la “plaza sitiada” del exilio

0
Raúl Rivero (1945-2021)
Raúl Rivero (1945-2021)

El poeta, periodista y disidente político cubano Raúl Rivero (1945-2021) falleció este sábado en Miami a los 75 años de edad, según confirmó a la prensa su esposa Blanca Reyes Castañón.

Primero en España y más tarde en Estados Unidos, el escritor vivió exiliado los últimos tres lustros de su existencia. Salió de Cuba en abril de 2005 gracias a una “licencia extrapenal” por motivos de salud, luego de formar parte del “grupo de los 75” opositores, activistas y reporteros independientes encarcelados por el Gobierno de La Habana durante la llamada “Primavera Negra” del año 2003.

“Él nunca, jamás se recuperó de salir de Cuba. No se murió por eso, pero siempre hablaba de Morón [en su provincia natal de Ciego de Ávila]”, declaró a Diario de Cuba (DDC) Reyes Castañón, miembro de la organización opositora Damas de Blanco.

Justamente, Rivero fue uno de los fundadores de ese medio en Madrid hace casi 12 años. “Participó de su diseño, de la idea. Nada lo entusiasmaba más que el periodismo y la poesía”, dijo este sábado Pablo Díaz Espí, director de DDC.

Durante su estancia en España, Rivero trabajó además en El Mundo. Ese periódico recuerda que fue “ganador de los premios de la Libertad de Prensa de la Unesco y Ortega y Gasset”, luego de “años entrando y saliendo de la cárcel, perseguido por haber fundado la primera agencia de noticias independiente en Cuba después de la Revolución de 1959”.

“El Estado lo había acusado de estar a sueldo de los enemigos de la isla; ningún cubano, más o menos cercano al Gobierno de Fidel Castro, siquiera se tomó en serio aquellos cargos”, se lee en el breve obituario publicado por el rotativo ibérico, titulado “Muere Raúl Rivero, poeta, periodista, disidente y ejemplo de la dignidad de Cuba”.

En abril de 2003, el novelista cubano Eliseo Alberto decía en El País: “El poeta Raúl Rivero es inocente de todo lo que le imputan y culpable de todo lo que silencian sus fiscales. El viernes 4 de abril de 2003, en juicio sumario, se dio a conocer el «Encausamiento» que argumentó en su contra una cadena de veinte años de privación de libertad, por el delito de «Actos contra la independencia o la Integridad Territorial del Estado». Dos semanas antes, el jueves 20 de marzo, Raúl fue detenido en su departamento de la calle de Peñalver. Las imágenes del fuerte dispositivo policial fueron transmitidas por la televisión cubana. Durante setenta y dos horas, en veintinueve juicios relámpagos, se condenaron a setenta y cuatro cubanos y una cubana”.

Quizá su poema “Tedio de vasallo” cifra en alguna medida el drama íntimo/político de Raúl Rivero:

Los tiranos intensos
son los breves
los fugaces.

Esos sí son tiranos interesantes
fundadores de la inquietud.

No así estos tipos eternos y aburridos
toda la vida en el poder
tanto tiempo que uno termina por quererlos
que uno termina muerto de amor por ellos.

Que
Que uno
Que uno termina
Que uno termina muerto.

Nacido en la entonces provincia de Camagüey, Rivero estudió Periodismo en La Habana algunos años después del triunfo de la Revolución cubana. En 1966, firmó el manifiesto de los jóvenes poetas de El Caimán Barbudo. Laboró en varios diarios y revistas nacionales, como Juventud Rebelde, Adelante, Bohemia, CubaUnión y Cuba Internacional. En los años setenta, fue corresponsal en Moscú de la agencia Prensa Latina.

Evidenció su ruptura con la oficialidad isleña al firmar en 1991 la Carta de los Diez. Cuatro años después fundó la agencia independiente Cuba Press. Asimismo, fue cofundador de la revista De Cuba, de la cual sólo circularon un par de números.

Su voz abiertamente crítica del poder en Cuba fue publicada durante años en medios de América y Europa, mientras que –según El Mundo– libros suyos de poesía y crónicas aparecieron en diversos países: Cuba, España, Francia, Estados Unidos, Colombia, República Checa, Polonia y Suecia.

En Cuba, Rivero publicó tempranamente los libros Papel de hombre (1969; Premio David en 1969), Raíz de hombre (1970) y Poesía sobre la tierra (1972); llegada la madurez, Corazón que ofrecer (1980) y Cierta poesía (1984). Ya fuera de la isla, daría a la luz poemarios como Herejías elegidas (1998) o Recuerdos olvidados (2003). Fue incluido en la antología Poetas en blanco y negro. Contemporáneos (Madrid, 2006).

“El exilio es un dolor, una molestia itinerante. Un sobresalto que puede llegar a la dulzura y tiene, a veces, nombres propios o es sólo una hoja de papel. Un día se presenta como un patio. Otro, como una arboleda borrosa o como una casa sin definición. El exilio no se puede tocar, pero va siempre con el exiliado. Es una plaza sitiada en la memoria”, escribía en 2006 Raúl Rivero desde Madrid.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí