Un retiro en Madrid para el arte cubano

0
Cartel del gesto ‘El arte cubano se retira’

Este domingo 1o. de marzo, un grupo de artistas cubanos, muchos de los cuales se encuentran en la capital española con motivo de la feria internacional de arte contemporáneo ARCOmadrid 2020, decidieron apartar sus compromisos y reunirse cerca del monumento del Ángel Caído, en el Parque del Retiro de la capital española, para reflexionar “sobre la política cultural en la Isla, la diáspora y la responsabilidad cívica del artista”, según declara la descripción del evento compartida en las redes sociales.

Este gesto artístico, al que asistieron y en el que tomaron la palabra, artistas, curadores, activistas, periodistas, cineastas y miembros de la sociedad civil cubana en general, tiene lugar en el contexto del movimiento que, en los últimos años, dentro del campo cultural cubano, ha reaccionado a la instauración estatal del Decreto 349, que pretende fiscalizar, controlar y regular la libertad artística. Artistas y curadores que han estado en el centro de este movimiento como Hamlet Lavastida, Yanelis Núñez Leyva, Lester Álvarez o Reynier Leyva Novo se pudieron contar entre los asistentes.

El artista Julio Llópiz-Casal, unos de los protagonistas del “retiro”, conversó con Rialta sobre lo que se habló y acordó ahí:

“Eran las cuatro de la tarde, esa era la hora acordada unos días antes. La idea de celebrar una reunión de artistas cubanos en un parque me pareció surrealista, pero Madrid hace que esas cosas cobren sentido inmediatamente. Y Cuba también le da sentido a la reunión. El clima en el Parque del Buen Retiro, muy cerca de la fuente del Ángel Caído, era más acogedor y fresco que la oficina de cualquier funcionario, que cualquier sala de reuniones que cualquier salón… de mayo, junio o julio. Tuve que venir a Madrid para poder participar en una de las reuniones más trascendentes en las que he estado. Nos divertimos mucho, bebimos vino y comimos de una carnita que preparé con pimientos, cebolla y canela pero sobre todo se habló de un tema de los más serios que implica a la cultura cubana en toda su amplitud. A estas alturas, con redes sociales o no, es indignante, triste y duro, que en Cuba los artistas no tengan derecho a no dejarse atropellar. Las autoridades culturales en funciones invitan al diálogo, a la moderación, pero realmente lo que practican es el soliloquio o el regaño, o simplemente no dan la cara. Lo más trascendente que, creo yo, se dijo en este encuentro fue que no tiene sentido, hace mucho, trabajar para que las plataformas oficiales sean más flexibles e inclusivas con nuestro entramado cultural, también transnacional. Un teléfono inteligente puede ser lo más tiránico, según varias ortodoxias al uso, pero es a la vez un arma real a la que tienen alcance todos. Como cubano nunca me había sentido más en posesión de mis ideas que con un teléfono celular. Vamos a crear esa red en que se compartirán contenidos relacionados con la cultura de un modo u otro, y ellos no tendrán voz ni voto. Se llama #El arte cubano se retira”

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
Comentarios
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments