Presentación

La revista literaria Clavileño se publica en La Habana entre agosto de 1942 y 1943. Llega a poner en circulación siete números, los dos últimos dobles. Reflejó siempre un consejo editorial aparentando renunciar a la verticalidad que supone un director o jefe de redacción, rol que asumiría en cierta medida Gastón Baquero, principal promotor del proyecto. La relación de editores incluyó además a Cintio Vitier, Emilio Ballagas, Eliseo Diego, Justo Rodríguez Santos, Luis Ortega Sierra, Ernesto González Puig, Fina y Bella García Marruz. René Portocarrero y Felipe Orlando firman los dibujos que acompañan los textos.

Virgilio Piñera, no sin sorna, la refiere como una revista “para la amistad”. Y José Lezama Lima es la ausencia más notable de entre el grupo de amigos y conocidos que se forjó en los márgenes de Espuela de Plata, amén de recibir solicitudes incluso formales. Justamente, Clavileño se origina en la implosión de Espuela que generaron las tensiones de Lezama con Piñera y Baquero. Con las revistas Poeta y Nadie Parecía, compone la triada resultante del primer gran cisma del origenismo aún en potencia.

El nombre de la revista fue ocurrencia de Gastón Baquero, y remite al caballo de madera con clavijas que cabalgaron Don Quijote y Sancho Panza creyendo dirigirse a una aventura redentora, en contraste con la bastedad grosera de la realidad y el poder. A los efectos de este “Cuaderno Mensual de Poesía” –subtítulo que acompañó todos los números–, la parábola quijotesca representaría también el sueño utópico de la poesía en tanto vía de redención de la humanidad.

Aunque publica ensayos, por lo general de poética y arte, resaltan los poemas de los editores y de varios poetas del momento, cubanos en su mayoría. Como antes Espuela y luego Orígenes, conviven en las páginas autores católicos como Giraldus Cambrensis, Paul Claudel, Chesterton, San Agustín, San Juan de la Cruz, con algunos de la vanguardia y el High Modernism, como César Vallejo, Paul Éluard, T. S. Eliot, Hilda Doolittle. A la par de que se colocan textos, notas, fragmentos del siglo XVII español (Cervantes, Gonzalo de Berceo, Juan Pérez de Moya, Baltasar Gracián), se hace con pensadores contemporáneos de lo poético como Mallarmé, Rilke, Heidegger; en buena medida gracias a la labor de traducción y divulgación de Baquero, y en parte de Vitier.

Años después de ponerse fin a la publicación, el propio autor de Paradiso reconocerá la sintonía de Clavileño con las revistas dirigidas y fundadas por él con antelación (Verbum y Espuela de Plata), y no como el disruptivo distanciamiento respecto de su apostolado que en su hora percibió. La publicación de la antología Diez poetas cubanos (1937-1947), de Cintio Vitier, y la reconciliación que sobrevino con los doce años de circulación de la revista Orígenes coadyuvaron a la integración de Clavileño a la genealogía formativa de lo que hoy se conoce como la “aventura poética” de los origenistas.

Documentos

Clavileño, n. 1, agosto, 1942
Clavileño, n. 1, agosto, 1942
Clavileño, n. 2, septiembre, 1942
Clavileño, n. 2, septiembre, 1942
Clavileño, n. 3, octubre, 1942
Clavileño, n. 3, octubre, 1942
Clavileño, n. 4-5, noviembre-diciembre, 1942
Clavileño, n. 4-5, noviembre-diciembre, 1942
Clavileño, n. 3, octubre, 1942
Clavileño, n. 6-7, 1943

Índice

Clavileño, n. 1, agosto, 1942

Clavileño, n. 2, septiembre, 1942

Clavileño, n. 3, octubre, 1942

Clavileño, n. 4-5, noviembre-diciembre, 1942

Clavileño, n. 6-7, 1943

Bibliografía mínima

  • Barquet, Jesús J.: “Cervantes en el discurso reemplazante de Clavileño ante Espuela de Plata”, Unión, nueva época, año XII, n. 43, abril-junio, 2001, pp. 84-87.
  • Barquet, Jesús J.: “Clavileño (agosto 1942-febrero 1943)”,  El grupo Orígenes y la eticidad cubana: recuento de un proceso, tesis doctoral, Tulane University, 1990, pp. 145-203.
  • Clavileño. Cuaderno mensual de poesía, números 1-7, La Habana, 1942-1943, edición de Amauri F. Gutiérrez Coto, Junta de Andalucía. Consejería de Cultura/ Editorial Renacimiento, 2009.
  • Gutiérrez Coto, Amauri: “Clavileño: un sol que no se puso”, en Clavileño. Cuaderno mensual de poesía, números 1-7, La Habana, 1942-1943, edición de Amauri F. Gutiérrez Coto, Junta de Andalucía. Consejería de Cultura/ Editorial Renacimiento, 2009, pp. 20-58.
  • Pogolotti, Graziella: “Introducción”, en Aleida Domínguez Alfonso, Manuel Pastrana, Luz Bertha Marín y María Amelia Valdés (eds.), Índices de las revistas cubanas: Verbum, Espuela de Plata, Nadie Parecía, Poeta, Orígenes, Ciclón, t. 1, Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, Departamento de Hemeroteca e Información de Humanidades, La Habana, 1971, pp. 9-12.
  • [Portuondo, José Antonio]: “Clavileño: máscara y persona”, Gaceta del Caribe, año I, n. 2, abril, 1944, p. 3.
Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected]alta.org.

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí