Por la educación cívica: INSTAR publica recuento de cinco años de artivismo en Cuba

0
Encuentro con el escritor y pedagogo Rafael Almanza en INSTAR (Foto tomada del archivo de INSTAR en Facebook)

Este enero, el Instituto Internacional de Artivismo Hannah Arendt (INSTAR) dio a conocer su reporte anual de 2019 que informa sobre las acciones llevadas a cabo durante el lustro 2015-2019 desde el “centro de educación cívica” radicado en la Habana Vieja (calle Tejadillo #214 e/ Aguacate y Compostela). Como una muestra de la transparencia institucional y el compromiso con las más de novecientas personas que contribuyeron a la fundación del instituto, el anuario es la imagen de un centro donde se practica el arte y el activismo.

Fundado el 20 de mayo de 2015, INSTAR “es un órgano vivo; respira, siente, reacciona y tiene memoria. Este anuario quiere ser un recorrido por las propuestas que hemos hecho, con la esperanza de que nuestras acciones definan quiénes somos y qué queremos”, como indica Tania Bruguera en la introducción del documento, publicado en la página de Facebook del Instituto.

“Desde su concepción INSTAR se ha pensado –prosigue Tania Bruguera– como un espacio democrático y horizontal, donde las decisiones se toman por consenso. Nos interesa reivindicar justicias sociales y derechos, a veces ajenos al contexto cubano, como son salarios justos, maternidad trabajadora, proyectos y artistas independientes, respeto a la libertad de expresión, el recate de la memoria histórica del arte y la sociedad civil independiente y construir un proyecto con personas que piensan diferente pero que quieren hacer un país para todos.”

Después de la lectura performativa, pública y colectiva, de Los orígenes del totalitarismo, de Hannah Arendt, donde unas cincuenta personas, durante cien horas consecutivas, eran filmadas mientras leían –acción considerada como fundacional para INSTAR–, se empezó a construir un centro de educación cívica donde se ha promovido la práctica del arte y el activismo, no como núcleos aislados, sino como un todo.

Esta es la raíz del neologismo artivismo. Tania Bruguera, en una entrevista concedida a Rialta, lo explica de la siguiente manera: “(…) si bien el arte político se une al activismo, porque reclama, pide cambios, propone formas distintas, hay una diferencia metodológica. Es decir: el activismo tiende a repetir lo que funciona, algo que puede crear automatismo. El artivismo no piensa la protesta de manera tradicional. Quise encontrar otras maneras para protestar. A la misma vez me parecía que el arte, muchas veces, lo que hacía era reaccionar, no proponer.”

INSTAR nació a través de una campaña de micromecenazgo en la plataforma Kickstarter. 915 personas, considerados todos como fundadores, colaboraron con la idea de fundar un proyecto independiente y así subvertir las campañas difamatorias que el Gobierno cubano realiza de manera constante contra este tipo de centros alternativos.

El anuario de INSTAR no sólo puede ser considerado como un recuento o como un reflejo de la transparencia institucional, en representación de la sociedad civil cubana, sino como un reconocimiento a la compañía de cada una de las personas que han colaborado con el Instituto durante estos cinco años de trabajo por la educación cívica en la isla.

Tania Bruguera, en un reciente capítulo de la serie Sin 349. Escena independiente, explicaba que “todos los proyectos independientes en Cuba tienen un problema: el financiamiento. Yo dije: siempre se ha criticado a los proyectos independientes como mercenarios, que han cogido dinero de organizaciones. ¿Cómo romper ese ciclo? Bueno, vamos a hacer un crowdfunding. Hacer un mecenazgo colectivo significa, primero, que la gente quiera el proyecto; segundo, tener claro quiénes son las personas que mandaron el dinero. Es decir, no hay ninguna oscuridad, ninguna duda. Las mismas personas que quieren el proyecto son las que están pagando el proyecto”.

El anuario de INSTAR recopila todas las acciones llevadas a cabo en el centro, desde el proyecto pedagógico hasta el artístico. Asimismo, ahí podemos consultar los ganadores de los premios convocados por el Instituto, así como sus proyectos de extensión y obras sociales, y también en qué se ha utilizado el presupuesto con el que han contado.

Actualmente, el Instituto pretende crear una editorial digital para la publicación de los proyectos premiados en sus convocatorias, pero también bajo la necesidad de “promover corrientes contemporáneas que estudian las más diversas problemáticas sociales”. Además, trabaja en el ordenamiento de un centro de información, un archivo, “que tributa a la reconstrucción de la memoria histórica cubana”.

A continuación, compartimos de manera íntegra el anuario INSTAR 2019.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí