MoMA dedica una muestra al proceso de creación detrás del ‘Pinocho de Guillermo del Toro’

0
Fotograma de ‘Pinocho de Guillermo del Toro’ (2022). Foto: MoMA.
Fotograma de ‘Pinocho de Guillermo del Toro’ (2022). Foto: MoMA.

El Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York (MoMA) inauguró este 11 de diciembre la exposición Guillermo del Toro: Crafting Pinnochio, una muestra concebida para que el público se adentre en el proceso creativo detrás de la primera película en stop-motion del celebrado director mexicano. Estará abierta hasta el 15 de abril de 2023.

Pinocho de Guillermo del Toro (2022) es el nombre de la película, codirigida por Guillermo del Toro y Mark Gustafson, que ha dado lugar a la muestra en el MoMA. Como sugiere el título, el filme es una versión del libro clásico (1881) del autor italiano Carlo Collodi. Se estrenó en la plataforma de streaming Netflix el recién pasado 9 de diciembre y ya tuvo proyecciones en varias salas públicas de México, como la Cineteca Nacional y el Museo Universitario del Chopo. También cuenta con proyecciones en el Debra and Leon Black Family Film Center del MoMa, en el marco de la exposición en curso.

Guillermo del Toro: Crafting Pinnochio es sobre todo un testimonio construido al detalle y un homenaje al trabajo artesanal del proceso de realización de películas en stop-motion. “Todo el que hizo esta película cree que la animación no es un género para niños. La animación es arte”, comentó Del Toro hace unos meses en una entrevista. El filme tardó más de diez años en realizarse.

Un trabajo “titánico”, asegura el director mexicano. “Una obra maestra”, afirman los medios.

Más que a una exhibición en el MoMA, el espectador creerá haber entrado a un set de filmación. En las galerías del museo se exhiben desde un video de time lapse, en que se ve a un animador mientras realiza su trabajo para la película, hasta una instalación con cajas de pizza que se utilizaron durante la filmación para guardar centenares de caras de Pinocho impresas en 3D. Muchas de estas últimas también son parte de la muestra.

Además, hay una parte de la exhibición dedicada al trabajo de “investigación y experimentación” que el equipo de producción emprendió para dar forma a los elementos naturales que delinearon el universo del filme y sirvieron de fuente creativa para idear la apariencia de cada personaje en la película. Esta zona de la exposición incluye “modelos históricos y topográficos del pueblo de Pinocho, estudios realistas de elementos de madera y piedra y una serie de fotografías de archivo utilizadas como referencias para fundamentar la animación en la realidad histórica”, informa la nota de prensa del museo. Esta versión de Pinocho se ambienta en la Italia de 1930, con el ascenso del fascismo de fondo.

En otra de las galerías que acoge la exhibición, una marioneta que representa al protagonista de la trama aguarda suspendida del techo: un Pinocho compuesto por una cabeza y un torso de aproximadamente 172.2 centímetros. El mismo títere que se usó para grabar primeros planos de los personajes de Pinocho y Pepe Grillo. “Este títere colgante de gran escala irá acompañado de un estudio de desarrollo de la maqueta de la «Nariz de rama», elaborado con cartón y cinta adhesiva, que los visitantes pueden experimentar antes de descender las escaleras mecánicas hacia el último espacio de la exposición”, aclara el comunicado.

También se exhiben “ejemplos de todos los títeres terminados de la película junto con maquetas de su desarrollo visual en diferentes etapas del proceso, como los moldes de silicona y resina de vegetales que sirvieron de inspiración para la piel monstruosa, la textura y cicatrización del personaje Dogfish”.

En resumen, Guillermo del Toro: Crafting Pinocchio lleva a “los visitantes a explorar el oficio colaborativo detrás de las películas de animación stop-motion, desde el desarrollo visual hasta el proceso de producción de varios años, a través de una presentación de cinco escenarios de trabajo completos y cuatro grandes piezas, así como títeres y marionetas, maquetas, moldes escultóricos, dibujos, materiales de desarrollo, videos de time lapse y motion test, pruebas de color digital, fotografía de archivo y utilería de la película”.

“Con Pinocho de Guillermo del Toro, tuvimos la oportunidad única de organizar una exhibición durante la producción activa de un largometraje de uno de los cineastas más importantes de esta generación”, comenta Ron Magliozzi, curador de la muestra. “El privilegio de observar de primera mano cómo Guillermo y Mark Gustafson interactuaban con los artesanos y artistas bajo su dirección inspiró nuestra selección y la instalación de las obras en exhibición”, agrega.

Hay muchas otras cosas que pudieran destacarse de la muestra gigantesca en el museo neoyorquino, como los dioramas que dejan ver tres versiones editoriales clásicas, de Italia y Estados Unidos, de la historia original de Pinocho, incluida una edición de 2002 ilustrada por Gris Grimly que inspiró a los cineastas.

Por último, aunque no menos importante, se presentan fotografías de las 375 personas implicadas en la película, pertenecientes a equipos de trabajo de México (Taller del Chucho en Guadalajara), Estados Unidos (Shadow Machine en Portland, Oregón) e Inglaterra y (McKinnon & Saunders en Altrincham).

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí