Muere el pintor cubano Pedro de Oraá

0
Pedro de Oraá

En la tarde del pasado 25 de agosto, fallecía en La Habana a los 88 años de edad el artista visual cubano Pedro de Oraá, según anunció el Consejo Nacional de las Artes Plásticas, institución oficial del Estado cubano.

La relevancia artística de De Oraá radica en su participación en los años cincuenta del siglo pasado, junto al grupo conocido como Los Once, y luego como Los Diez, en la renovación del panorama de las artes plásticas cubanas mediante la creación de obras adscritas al abstraccionismo concreto.

La estética de este grupo (que, además de por De Oraá, estuvo integrado por los artistas Loló Soldevilla, Mario Carreño, Luis Martínez Pedro, Pedro Álvarez, Wilfredo Arcay, Alberto Menocal, Salvador Corratgé, Sandú Darié, José Mijares, José Ángel Rosabal y Rafael Soriano) se inspiró en las tendencias más revolucionarias de la abstracción plástica internacional.

Según afirma el crítico inglés Ali Morris desde la revista de arte y arquitectura Wallpaper: “Influenciado por las estancias de muchos de sus miembros en Europa y Sudamérica, el concretismo cubano se nutrió de las filosofías y estéticas del neo-plasticismo, el constructivismo, el suprematismo y el post-cubismo. Sin embargo, el grupo no consideró que su obra siguiera esos dictados; al contrario, sus composiciones no referenciales se basaban exclusivamente en constructos intelectualmente formulados que se valían de elementos plásticos reducidos a planos y colores simples. Al ofrecer una forma nueva, más cerebral de compromiso social y político, los Diez Pintores llevaron la abstracción, desde lo puramente visual, a lo conceptual y lo fenomenológico”.

El propio De Oraá, en una entrevista, reflexionaba así sobre la trascendencia de la propuesta estética que este grupo inscribió en la escena de la plástica cubana de los cincuenta: “en Los Diez persistía la preocupación por hallar, a lo interno de la experiencia plástica, una respuesta representativa de su representatividad respecto a ese tópico de la identidad nacional tan manipulado en el presente. El ciclo Aguas territoriales de Martínez Pedro ilustra esa indagación del grupo.”

Fue justamente en la Galería de Arte Color-Luz, gestionada por De Oraá y por Loló Soldevilla, su pareja por aquel entonces, el lugar por excelencia donde este grupo de pintores dio a conocer sus obras, que en general tuvo una acogida hostil por parte de la crítica nacional contemporánea, la cual recurrió al presunto insulto de “extranjerizante” para calificarlas.

Pedro de Oraá fue, además, poeta, diseñador y crítico de arte. Su obra plástica ha sido expuesta en la Quinta Bienal de São Paulo en 1959, en la Bienal Interamericana de México en 1960 y en la Galería de David Zwirner de Londres, que en 2015 fue sede de la exposición Concrete Cuba, y en exhibiciones tanto individuales como colectivas en La Habana y Miami. En 2015, el Estado cubano le concedió el Premio Nacional de Artes Plásticas.

Pedro de Oraá en los cincuenta junto a sus obras (fotografía tomada de Cuban Art News)
Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
Comentarios
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments