Trazos en los márgenes: un libro sobre la abstracción en Cuba

0
Fragmento de la obra ‘Multivisión espacial’, del artista abstracto rumano-cubano Sandú Darié, 1955 (FOTO Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba)

La segunda edición de Trazos en los márgenes. Arte abstracto e ideologías estéticas en Cuba (tomo II), del profesor e investigador cubano Ernesto Menéndez-Conde, ya se encuentra disponible para los lectores. En medio de una escasísima presencia de estudios sobre el abstraccionismo cubano, Trazos en los márgenes… (Ediciones Dador, 2019) es una investigación que transversaliza, por su profundidad y a partir de un exhaustivo análisis documental, el devenir de las tendencias abstractas en la isla.

Este libro está alineado con un creciente y pujante interés por las corrientes abstractas en Cuba. Los dos tomos hasta ahora publicados de esta investigación son un parteaguas en los estudios sobre el abstraccionismo cubano por el rigor, la minuciosidad histórica y la búsqueda, casi de perito, en los arcanos dominios de las creaciones no figurativas en Cuba. En este estudio, Menéndez-Conde hace un ejercicio pormenorizado de relectura y recomposición crítica en torno a la abstracción cubana.

Cubierta de ‘Trazos en los márgenes. Arte abstracto e ideologías estéticas en Cuba’ (tomo II), Ernesto Menéndez-Conde, 2020

Ernesto Menéndez-Conde se desempeña actualmente como profesor de literatura latinoamericana en LaGuardia Community College, en Nueva York. Estudió Historia del Arte en la Universidad de La Habana y se doctoró en Filosofía en la Universidad de Duke (2009), con una investigación titulada “Arte abstracto e ideologías estéticas en Cuba”, que luego serviría de proemio para el futuro libro, supervisada por uno de los más importantes críticos y teóricos de la posmodernidad, el estadounidense Fredric Jameson. Pero el interés de Menéndez-Conde por la abstracción comenzó desde antes: “cuando estudiaba en la Universidad de La Habana ya tenía mucho interés en el arte abstracto”, declaró al crítico de arte Dennys Matos para El Nuevo Herald donde, además, se consigna que la tesis de licenciatura de Menéndez-Conde se circunscribió a la obra Relación entre la laguna, la isla y la nube, de Tomás Sánchez.

Trazos en los márgenes… es una investigación detallada que abarca un extenso periodo de la abstracción en Cuba: desde la publicación en 1949 del octavo número de la revista Inventario –autoproclamada Mensuario Polémico de Arte y Literatura– con cubierta ilustrada por el rumano-cubano Sandú Darié, especie de grado cero para la abstracción en el escenario artístico cubano, hasta los debates y prejuicios que acompañaron a la no-figuración en las décadas posteriores, sobre todo después de la Revolución cubana.

En esta publicación, Menéndez-Conde rememora las causas de las controversiales polémicas que suscitaron las corrientes abstractas y, con un sutil instinto museográfico, persigue la “agresiva avanzada” del abstraccionismo cubano como gesto político. El artista Antonio Eligio Fernández (Tonel) afirma en el prólogo del libro:

“Con trazos precisos y convincentes, el autor va desplegando antes sus lectores la complejidad fascinante del asunto que le ocupa. (…) En la voz de Menéndez-Conde confluyen la autoridad del historiador –alguien que apoya cada afirmación en fuentes y referencias precisas– y la fluidez del narrador –uno que casi siempre logra sortear la necesaria profusión de datos, nombres, y fechas–, en un tono que conquista la atención del lector. (…) Trazos en los márgenes… es una investigación que puede considerarse un hito en el estudio del arte cubano del siglo veinte.”

Luego de su primer lanzamiento en 2019, la nueva edición incluye, como informa Menéndez-Conde en su perfil de Facebook, casi un centenar de imágenes, además de modificaciones en la morfología general, con alrededor de cincuenta páginas de nuevos contenidos. El primer tomo también estará a la venta en los próximos días, igualmente con nueva documentación, y un tercer volumen se prevé que salga publicado en lo adelante.

Los dos primeros tomos se arman en nueve capítulos. Como podemos leer en un fragmento del libro publicado en inCUBAdora, el segundo tomo se compone por cinco: “Arte abstracto y revolución”, “Arte abstracto y política cultural”, “Abstracciones en grises”, “La abstracción y las artes aplicadas” y “Oropel y cuadritos de pizzerías. Las abstracciones kitsch”.

Contrario a lo que pudiera pensarse, Trazos en los márgenes… no es una cronología, no es un recuento de los acontecimientos más significativos que guardaron relación con el arte abstracto cubano. Tampoco es un tratado, ni aspira a convertirse en disertación enciclopédica sobre los rasgos formales de las tendencias no figurativas. El curador y crítico de arte Gerardo Mosquera asevera en la contraportada del libro:

“Ernesto Menéndez-Conde profundiza con rigor y erudición en las complejidades de la abstracción en el contexto cubano, enfocando en su definición y sus intrincadas relaciones con la identidad nacional y el compromiso social del arte. Su examen, tan actual para la historiografía del arte cubano y latinoamericano, avanza más allá de estos ámbitos hacia una discusión general de la abstracción, sus polémicas, y los debates ideológico–culturales de la época.”

Trazos en los márgenes… de Ernesto Menéndez-Conde ya puede considerarse una investigación esencial para entender el devenir de las tendencias abstractas en Cuba.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
Comentarios
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments