Inicio Temas Los años de Orígenes

Tema: Los años de Orígenes

Si una novela nuestra tocase en lo visible y más lejano, nuestro contrapunto y toque de realidades, muchas de esas pesadeces o lascivias, se desvanecerían al presentarse como cuerpo visto y tocado, como enemigo que va a ser reemplazado. José Lezama Lima, “La otra desintegración” I. Un aspecto intrigante del fenómeno Orígenes...
Buenas tardes, yo voy a hacer una brevísima reseña del Lorenzo García Vega que yo conocí. No se trata de un anecdotario, sino de una especie de rememoración de aquellos rasgos que yo considero fundamentales para definir a Lorenzo García Vega. Yo tuve una amistad con él no tan...
Duanel Díaz ha intuido, en sendos textos publicados unos pocos días mediante (ver aquí y aquí), que Jorge Luis Arcos y quienes parecemos, a todas luces, sus testaferros formamos parte de algo así como una cofradía o secta mistérica. Para él, nuestras visiones de relativa coincidencia, nuestras críticas –veladas...
Lector suspicaz si se trata de interpelaciones, Duanel Díaz se siente aludido en el prólogo de Tabío a Los años de Orígenes –donde no se lo menciona, a todas estas– e inicia motu proprio una polémica que quiere tener, como eje, digamos que tres elementos (a lo mejor va...
Desde Hypermedia, Duanel Díaz dirige una serie de cuestionamientos a mi prólogo a la edición de Los años de Orígenes que prepara Rialta, y que este magazine publicara como adelanto. Díaz cuestiona que yo haya expresado mi insatisfacción con una lectura que se dedicara, sin más, a objetar la pertinencia...
Difícilmente pueda encontrarse obertura más propicia a Los años de Orígenes que una paráfrasis de la ríspida advertencia que trae una vieja reseña inglesa: quien se acerque a este libro de Lorenzo García Vega esperando encontrar el registro histórico y biográfico por donde suele pasar el eje narrativo de...
Paradiso, escritura sagrada, letra muerta… La pregunta sobre la pertinencia de Paradiso a sus cincuenta años cerrados –pregunta que, aclaro por una vez, me han instado a plantearme– sólo puede encontrar su plácida formulación, su desovillaje, como parte y decorado del paisaje elíseo de nuestros más notables suplementos literarios,...