Una exposición en el Met de Nueva York reescribe la historia del surrealismo

0
Vista de la exposición en el Met
Vista de la exposición en el Met (Youtube / The Metropolitan Museum of Art)

Con El primer manifiesto surrealista, firmado en 1924, André Bretón creaba oficialmente uno de los movimientos más polémicos de la vanguardia artística europea. El rechazo radical a todo modelo analógico para referir la realidad en sus obras, la fuga definitiva al espacio de los sueños y el inconsciente, aspiraban, paradójicamente, a la libertad de las ataduras políticas, sociales, mentales y afectivas del ser humano. La actividad estética de los surrealistas devino una poética cuartada para dilucidar el mundo; sólo que más que su registro directo, estaban interesados en el cotejo de su percepción.

Para celebrar el trascendente legado del movimiento surrealista y su vitalidad contemporánea, el Museo Metropolitano de Nueva York (Met) ha organizado una exposición titulada Surrealism Beyond Borders, que permanecerá abierta desde el 11 de octubre próximo hasta el 30 de enero de 2022.

Pero no es una muestra corriente que vuelve a mapear el tejido del surrealismo histórico con sus grandes figuras y accidentes estéticos: Surrealism Beyond Borders propone una revisión exhaustiva de la compleja urdimbre de exponentes, condicionamientos estilísticos, atributos expresivos y paisajes temáticos experimentados por el surrealismo; una travesía que parte del periodo en que se consagra su expresión canónica, en la Europa de los años veinte del pasado siglo, y termina explorando la multiplicidad de intervenciones que ha ensayado con posterioridad alrededor del orbe.

“Desde sus inicios, el surrealismo tuvo un alcance internacional. No obstante, la producción de conocimiento sobre este movimiento ha tenido fundamentalmente un enfoque eurocéntrico. Esta exposición reconsidera el verdadero “movimiento” surrealista, al trascender fronteras geográficas y cronológicas, para abarcar una red artística que se extiende de Europa del Este al Caribe, de Asia a África del Norte, de Australia a América Latina. Con la inclusión de aproximadamente ocho décadas de trabajo producido en alrededor de 45 países, Surrealism Beyond Borders ofrece una nueva evaluación de las preocupaciones e intercambios colectivos generados por la poética surrealista, así como de sus distinciones históricas, nacionales y locales. Reformulará la apreciación del movimiento de vanguardia más revolucionario y mundial”, explica la página oficial del Met.

La exposición abarca un total de catorce salas, en las que se acogen los disímiles soportes, formatos, técnicas y códigos en que se ha presentado la poética surrealista: pintura, escultura, dibujo, cine, instalación, fotografía… Del mismo modo, se repasan las formulaciones temáticas recurrentes al movimiento: se muestra su preocupación por el inconsciente, la sexualidad y el erotismo, y sus interrogantes a la libertad política y la emancipación mental del individuo.

Al cerrar su etapa histórica, el surrealismo ya había legado un imaginario estético y una visualidad particulares, que han sido deconstruidos y reconstruidos por artistas de las más variadas latitudes. Cada una de esas variaciones son atendidas en Surrealism Beyond Borders.

De cualquier forma, la mayor osadía de la exposición reside en mirar cómo las condiciones políticas, sociales e históricas de los escenarios donde se ha emplazado el surrealismo –París, Alemania, Estados Unidos, México, Cuba, Brasil, Dinamarca, Praga, Tokio…–, condicionaron la expresión estilística del movimiento. “En lugar de adoptar un enfoque universalista, esta ambiciosa muestra ofrece una narración amplia y matizada de la historia de este arte. […] Habla de los terrenos locales y sus condiciones específicas”, ha comentado Sheena Wagstaff, presidenta del Departamento de Arte del Met. De manera que el hallazgo definitivo de este repaso transhistórico y transnacional del movimiento es constatar que no ha existido uno, sino una multiplicidad de surrealismos.

“El surrealismo no es un estilo, es un estado de ánimo. Su objetivo es subvertir la realidad para encontrar lo extraordinario en lo cotidiano. Aprovecha nuestros deseos inconscientes y da vida a los sueños. Para muchos artistas de todo el planeta, ha sido una forma de desafiar la autoridad e imaginar un mundo nuevo”, apunta a propósito de la muestra el Tate Modern de Londres, donde la exposición abrirá al público el 24 de febrero del 2022. Bajo esta concepción, se acogen artistas como Cecilia Porras y Enrique Grau, fotógrafos colombianos que trasgredieron los convencionalismos de su tiempo a través del estilo surrealista; o Skunder Boghossian, pintor etíope que se apropió de los códigos del movimiento para pensar su condición diaspórica y su racialidad; se recupera el grupo El Mirador Azul (Luis Maisonet Crespo, Frances del Valle, Rafael Ferrer y Cossette Zeno), primer conjunto artístico de Puerto Rico en asumir el repertorio expresivo del surrealismo; o se compendian imaginarios tan vitales como el de Lionel Wendt, artista de Sri Lanka que, inspirado en Magritte, Man Ray y De Chirico, experimentó con técnicas sumamente innovadoras en la fotografía.

Comisariada por Stepahie D´Alessandro y Leonard A. Lauder, y realizada gracias al apoyo de Barrie A. and Deedee Wigmore Foundation, Surrealism Beyond Borders orquesta un dinámico recorrido que, a fin de cuentas, articula un nuevo modo de leer la historia del surrealismo.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí