‘Cempasúchil’, de la dramaturga cubana Katherine Perzant, llega a México para Día de muertos

0
Puesta de ‘Cempasúchil’, de Katherine Perzant.
Puesta de ‘Cempasúchil’, de Katherine Perzant. Foto: Daniel Torres.

Cempasúchil es un desgarramiento. Cempasúchil es una flor; es la flor de los muertos. Pero es también una obra de teatro escrita por la dramaturga cubana Katherine Perzant (Velasco, 1996). Se estrenó en Ciudad de México hace ya tres años de la mano de la directora Rossana Rodríguez Cervantes (México, 1989). Este año, en vísperas del tradicional Día de muertos, se repondrá, los días 31 de octubre y 1ro y 2 de noviembre, en el Foro Francisco Sosa (calle Francisco Sosa, no. 298, Coyoacán).

En conversación con Rialta Noticias, Perzant adelantó que “Cempasúchil es el resultado de muchas lecturas, pero fundamentalmente de Noticias del Imperio, de Fernando del Paso, y Pedro Páramo, de Rulfo. Digamos que estas novelas me abrieron el espectro de lo que yo entendía por México a los veinte años. Yo quería escribir una obra que fuera un altar para la música de Chavela Vargas y en el proceso creativo leí muchas entrevistas a Chavela, escuché y vi muchos conciertos, fotografías, documentales, todo el cine de Almodóvar, y estudié Dos vidas necesito: Las verdades de Chavela, de María Cortina y Chaela Vargas, todo para hablar como ella, moverme como ella”.

Pero, hace un paréntesis la escritora, “no quería hacer nada puramente biográfico ni realista, así que intenté hacer una obra que tuviera la forma de una flor de muertos, de un Cempasúchil, y la tristeza de las canciones de Chavela, ese desamor. Esa ferocidad. Y entonces me pasó que necesité hacer un altar más grande, para que me cupieran otros muertos y otras velas”.

En este sentido, la directora mexicana Rossana Rodríguez Cervantes, quien tiene formación en teatro, cine, diseño gráfico e industrial, confiesa que “es inevitable seguir el impulso de conmemorar el Día de muertos. Cempasúchil es una ofrenda viva en donde todos los que participamos, arriba y abajo del escenario, recordamos y les cantamos a los difuntos que nos visitan ese día. Porque aquí y en todas partes, «al final de cuentas, todos tenemos nuestros muertos»”.

Cartel de ‘Cempasúchil’, por Cutzari Estudio.
Cartel de ‘Cempasúchil’, por Cutzari Estudio.

Interrogada sobre la relación con el texto escrito, Cervantes respondió: “La relación con el texto nació en Cuba, cuando conocí a Katherine Perzant en La Habana. Me maravilló la esencia mexicana en cada letra. Al volver a México escuché casi todos los discos de Chavela y vi los documentales que me encontré, acompañada siempre de un tequilita”.

Lo que más le atrajo de la obra como directora fue “la síntesis y la precisión con que la dramaturga habla del Día de muertos sin haber estado en México y el reto de hablar de un personaje tan icónico sin caer en el cliché de «la Chamana». Con las actrices, hicimos un trabajo a partir de María Isabel Vargas, la otra cara de Chavela que se ocultó con el tiempo pero que, en sus palabras, siempre la acompañó. Por otro lado, la homosexualidad y la ambigüedad del género nos permitió jugar con el personaje del/la mesero(a)”.

El trabajo musical que acompaña la formalización escénica de Cempasúchil corrió a cargo del compositor Mateo Rodríguez. Fue escrito para tres músicos: Silvestre Villarruel, Fabián Flores y Raúl Rocha. Y para tres instrumentos: guitarra acústica, violín y acordeón. “Se compuso a partir de la noche bohemia y el simple disfrute de cantar los amores y las penas con los cuates”, señala Rodríguez Cervantes.

Katherine Perzant obtuvo en 2021, con El pájaro motosierra, el Premio Nacional de Dramaturgia Abelardo Estorino. En 2020 fue reconocida, por su pieza Cabo de Hornos, en el festival Internacional de teatro femenino La escritura de la/s diferencias. En junio de este año recibió el Premio Celestino de Cuento por el libro Las mujeres que no amaban a los hombres.

“Ya desde 2019, Cempasúchil se viene presentando en Ciudad de México con esta dirección electrizante, muy personal, de Rossana Rodríguez Cervantes, que incluye música en vivo, una escenografía espléndida, y las actuaciones de Natalia Trapero y Paolina Orta. Que esta obra que sucede en México, en víspera del Día de muertos, se presente nuevamente, en ese país, esperando esa fecha, es maravilloso. Independientemente de que desee que Cempasúchil se presente en Cuba alguna vez, porque soy cubana, yo escribí esta obra para México”.

Como respuesta, Rossana Rodríguez Cervantes zanja: “Cempasúchil es una obra nacida en Cuba y venida a México por los justos vientos de la vida”.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí