Cinco jóvenes artistas cubanas exponen en Fotojenia 2021 en Jerez de la Frontera, España

0
‘Camino’ (2014); Ailén Maleta
‘Camino’ (2014); Ailén Maleta

Nada es temporal se titula la exposición que cinco jóvenes artistas cubanas presentan en la IV edición del Festival Nacional de Fotografía Fotojenia, con sede en la localidad gaditana de Jerez de la Frontera, España. El evento –que se extenderá durante todo el mes de octubre– se ha convertido, en muy pocos años, en un importante referente dentro del circuito fotográfico español y, en esta ocasión, tiene a Cuba entre los países invitados.

Fotojenia ha consagrado esta edición a la mujer fotógrafa. El propósito es contribuir a la visibilización del extraordinario legado fotográfico de las mujeres y, sobre todo, llamar la atención sobre las singularidades de su aporte en términos expresivos y estilísticos. Carmen Collado, una de las patrocinadoras del certamen, ha destacado cómo “se está avanzando mucho desde las Administraciones [locales] en poner en valor el papel que la mujer ha tenido siempre en el mundo de la cultura y el arte, que siempre ha estado escondido y que ahora se está haciendo visible con actividades como este festival fotográfico”.

Exposición ‘Nada es temporal’. Festival Nacional de Fotografía Fotojenia 2021, en Jerez de la Frontera, Cádiz, España.
Exposición ‘Nada es temporal’. Festival Nacional de Fotografía Fotojenia 2021, en Jerez de la Frontera, Cádiz, España.

Nada es temporal reúne las sensibilidades de Rachel García, Ailén Maleta, Evelyn Sosa, Lilien Trujillo y Yanet Oviedo. “Somos cinco mujeres consagradas a la fotografía, la mayoría somos emergentes en este campo artístico; aunque hemos participado en varias exposiciones y eventos, y hemos dado a conocer nuestro trabajo de múltiples formas, al menos Lilien Trujillo, Rachel García y yo tenemos una carrera que apenas comienza. Evelyn Sosa y Ailén Maleta tienen una trayectoria más extensa, un trabajo más conocido”, comenta a Rialta Noticias Yanet Oviedo, quien se ha encargado de la organización de la muestra.

El festival jerezano es una excelente plataforma para promover el trabajo de estas artistas y un aporte a la dinamización de la fotografía joven de la isla. “Llegamos a Fotojenia, en buena medida, gracias a Juan Durán Cabral, uno de los organizadores del evento”, puntualiza Oviedo. “Él lleva algún tiempo siguiendo nuestros perfiles de Instagram –creo que incluso estuvo en Cuba en algún momento–. Cabral ha estado indagando bastante últimamente en el trabajo fotográfico de artistas jóvenes cubanos; dio con nuestra obra, exploró un poco lo que hemos estado haciendo algunas de nosotras, y se mostró interesado en que participáramos en Fotojenia. […] Podríamos decir que el certamen llega con un perfil feminista en 2021, aspecto que explica, en parte, la presencia de Nada es temporal en la selección”.

‘The Calm’ (2019); Rachel García
‘The Calm’ (2019); Rachel García

Las cinco jóvenes artistas cubanas muestran ya un admirable dominio de la técnica fotográfica, y hacen gala de una sólida arquitectura en la elaboración visual y en la articulación de las ideas. Todas ellas destacan por la facultad estética con que han sabido articular la subjetividad femenina en sus respectivas obras.

“La noción de permanencia es el núcleo curatorial de este proyecto: la permanencia de experiencias que subsisten en el individuo una vez transcurridas. La exposición medita sobre la aprehensión del tiempo por la memoria o el recuerdo”, señala Oviedo acerca del concepto curatorial que estructura la muestra colectiva.

"Solo" (Bahía Honda, 2020). De la serie ‘En extinción’; Lilien Trujillo
«Solo» (Bahía Honda, 2020). De la serie ‘En extinción’; Lilien Trujillo

“En el catálogo se apunta que Nada es temporal intenta poner en duda el carácter efímero de las cosas: cuando algo acontece –ese algo puede ser material o no–, perdura en la memoria, que es una suerte de espacio contenedor capaz de conservar la esencia del hecho”, explica la artista. “Para cada una de las integrantes de esta muestra, la fotografía deviene un mecanismo de aprehensión de situaciones transcurridas que se hacen inmanentes a la experiencia personal. Ese es el hilo que nos relaciona en Nada es temporal. No importa si los referentes de las imágenes son propios del entorno familiar, social, del espacio cotidiano, de la intimidad del sujeto, o si su naturaleza estilística es documental o alegórica; importa que las fotografías son un modo de fijar el tiempo. El título de la muestra intenta atrapar esa idea de que el tiempo permanece, que las cosas continúan existiendo en otras variantes del tiempo. Esa es la idea que soporta la exposición”.

Si una característica de la muestra debe ser destacada, es la organicidad con que se juntan patrones visuales tan desemejantes. Rachel García se presenta con imágenes que evidencian una marcada preocupación por la cualidad discursiva de la puesta en escena, los símbolos, los objetos, la composición interior de la obra. Ailén Maleta ha llevado Fotojenia unas estampas donde el cuerpo (su propio cuerpo) es índice elocuente de ciertos perfiles existenciales del sujeto; quizás lo más interesante es que el cuerpo en su caso no se expone: es aludido, siluetado apenas por la luz; ella no explota el cuerpo, lo evoca… Otro es el tipo de lenguaje esgrafiado por Lilien Trujillo, más paisajístico, más pictórico. Su mirada procura fijar la dimensión aurática de ciertos entornos o experiencias. El trabajo de Yanet Oviedo es decididamente conceptual. Su fotografía remite siempre a sí misma: su capacidad para someter la realidad a la condición de archivo y forma de la memoria, del tiempo. Evelyn Sosa entrega un grupo de retratos en los que, una vez más, se afirma su particular capacidad para aprehender cierta verdad del Yo.

Dice entonces Oviedo: “Creo que el elemento que tenemos en común, en términos de producción de discursos, es que nos expresamos desde la autorreferencialidad. Todas nos expresamos desde experiencias personales. Incluso Evelyn. Por muy dependiente del mundo exterior que pueda parecer, el retrato cifra una cualidad autorreferencial en la manera en que quien acciona el obturador mira al otro. Las obras de Evelyn incluidas en la muestra son una evidencia de lo anterior. Además, esas obras pertenecen a una serie de retratos realizados a una misma persona durante ocho años; en esa consecutividad hay una experiencia propia que se adhiere a la imagen. Por otra parte, Nada es temporal también es un intento por ver diferentes perspectivas de cómo una mujer fotógrafa observa su realidad; cómo es contemplada la cotidianidad por cada una de estas artistas”.

‘Mariana’ (2017); Evelyn Sosa
‘Mariana’ (2017); Evelyn Sosa

Fotojenia 2021 es organizado por la Agrupación Fotográfica San Dionisio y patrocinado por la Diputación Provincial de Cádiz y el Ayuntamiento de Jerez, en colaboración con otras instituciones locales. El festival, que cada año gana mayor prestigio, es ya un importante destino para el trabajo de estas jóvenes cubanas que apuestan por restituir su condición de vanguardia a la fotografía.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí