David Shapiro, poeta estadounidense, murió a los 77 años en un Nueva York de revuelta universitaria como aquel de su primera notoriedad

0
David Shapiro (1947-2024) durante una lectura en el Bowery Poetry Project, en Nueva York
David Shapiro (1947-2024) durante una lectura en el Bowery Poetry Project, en Nueva York (IMAGEN YouTube / mathias svalina)

El poeta, historiador de arte y crítico literario estadounidense David Shapiro, imagen icónica de las protestas de 1968 contra la Guerra de Vietnam en la Universidad de Columbia en Nueva York, murió hace unos días, a los 77 años, en un hospital del Bronx.

Su fallecimiento el pasado 4 de mayo –a causa del Parkinson, según informó su esposa, Lindsay Stamm Shapiro– no encontró demasiado eco en los grandes medios, aun cuando de modo bastante irónico ha coincidido con un nuevo episodio de importantes manifestaciones antibélicas, y de represión policial, en el plantel neoyorquino, esta vez contra la guerra de retaliación conducida durante siete meses por Israel contra Gaza con un saldo de varias decenas de miles de víctimas mortales.

Quien sí lo recordó en X como una “presencia maravillosa, cálida y generosa con los poetas y escritores más jóvenes” fue la escritora Joyce Carol Oates, quien retuiteó a su vez el breve adiós dedicado por la periodista y crítica de arte Deborah Salomon al “poeta, crítico de arte, violinista e imprescindible intelectual de Nueva York”.

“También era famoso por esta fotografía de Life de 1968, que lo muestra como manifestante estudiantil en Columbia, sentado en el escritorio del presidente, fumando un puro que encontró en un cajón”, apuntó Salomon sobre el célebre retrato que captó tal vez el espíritu de una época, aunque tal notoriedad nunca agradó al propio Shapiro.

“Nadie que conociera a David podía visualizarlo como el joven y fanfarrón manifestante hippie famoso/conocido por fumar un puro en el escritorio del presidente de la Universidad de Columbia [Grayson Kirk], cuya oficina ocupaban él y sus compañeros manifestantes”, confirmó Oates en la red social.

En un obituario algo tardío, The Washington Post detalla que la imagen fue tomada por Gerald Upham, compañero de estudios del futuro Dr. Shapiro, por entonces un estudiante rebelde de 21 años.

“Para los estadounidenses que simpatizaban con los manifestantes pacifistas en Columbia y en las universidades de todo el país, el Dr. Shapiro se convirtió en un símbolo de su espíritu intrépido. Para quienes consideraban vándalos a los estudiantes ocupantes, él encarnaba un descenso hacia el desorden”, resumió Emily Langer en el Post, definiendo justo el tipo de debate polarizado instalado hoy en los campuses universitarios de Estados Unidos a raíz de la ola de demostraciones propalestinas de las últimas semanas. “El Dr. Shapiro no se reconoció en ninguna de las versiones”.

En cualquier caso, el simbolismo de esa imagen juvenil lo persiguió a todo lo largo de sus largas trayectorias paralelas en la literatura y la academia. Shapiro enseñó Inglés en los setenta como profesor asistente en Columbia y, luego, impartiría Historia del Arte hasta su jubilación hace unos años en la William Paterson University, en Wayne, Nueva Jersey.

Con apenas 18 años y el cuaderno January: A Book of Poems (1965), empezó una constante producción literaria que incluiría volúmenes como Poems from Deal (1969), A Man Holding an Acoustic Panel (1971), The Page-Turner (1972), Lateness (1977), To an Idea (1983), House (Blown Apart) (1988), After a Lost Original (1994), New and Selected Poems (1965–2006), and In Memory of an Angel (2016).

En 1979 escribió John Ashbery: An Introduction to the Poetry, donde revisa el arte de quien fuera reconocido como el líder de la llamada Escuela de Nueva York, un grupo de poetas con el que se ha vinculado al propio Shapiro.

“Llamar a David Shapiro poeta de lo surreal, del collage, de lo erótico, de la transición in fin, de la forma informe, del arrepentimiento fin-de-siècle, es tocar la variedad de técnicas poéticas que ha explorado”, escribió el crítico Carl Whithaus en Rocky Mountain Review, según el perfil del autor en el sitio Poetry Foundation. Y agregaba allí: “se ha negado a escribir poesía que organice lo real en una poética limpia y ordenada”.

Nacido en Newark, Nueva Jersey –como varios autores relevantes de las letras estadounidenses, a saber, Stephen Crane, Allen Ginsberg, Phillip Roth o Paul Auster, también recientemente fallecido en Nueva York, y con quien además compartía año de nacimiento (1947)–, el erudito Shapiro escribió estudios críticos sobre artistas como Jim Dine, Jasper Johns y Piet Mondrian, entre otros, y tradujo los poemas del español Rafael Alberti sobre Pablo Picasso.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí