‘Dibujos iluminados’: un proyecto de Glenda León y David Beltrán en Madrid

0
Glenda León y David Beltrán en su estudio de Madrid (todas las imágenes se publican por cortesía de los artistas).

La edición número 40 de ARCOmadrid, una de las más reconocidas ferias de arte contemporáneo en el circuito internacional, arrancó el pasado 7 de julio y se extenderá hasta el día 11. Aprovechando las circunstancias que el mega evento provee –en especial para la potenciación del escenario de las artes visuales latinoamericanas–, los cubanos Glenda León y David Beltrán presentan la muestra Dibujos iluminados, un proyecto creativo emprendido en conjunto.

Esta es la primera vez que los dos artistas se unen para firmar una exposición, que se inaugura este 9 de junio a las 5 de la tarde (hora local) en el estudio taller que comparten en Madrid.

“Durante el confinamiento más estricto, pasamos meses cada uno volcado en su propia obra. Al darnos cuenta de lo mucho que disfrutábamos el dibujo, decidimos probar cómo sería si empezábamos a trabajar en equipo, tratando de hacer converger nuestras trayectorias valiéndonos de este medio para crear una nueva visualidad”, cuentan ambos a Rialta Noticias sobre cómo surgió el proyecto.

La confluencia de los estilos de Beltrán y León, y de sus imaginarios proteicos, promete al público una experiencia estimulante. Según adelantan los artistas, la exposición “consiste en 14 dibujos en grafito, intervenidos con acuarela y acrílico, y un dibujo a pared”. Estas piezas son una relectura de obras anteriores, vistas ahora bajo el cruce de ambas poéticas.

‘Dibujo Iluminado: Caja de Música’, grafito y acrílico sobre papel arche 300g, 56 x 76 cm; Glenda León & David Beltrán, 2021
‘Dibujo iluminado: Caja de Música’, grafito y acrílico sobre papel arche 300g, 56 x 76 cm; Glenda León & David Beltrán, 2021.

Los artistas explican que el proyecto “parte de obras tridimensionales ya existentes de Glenda León, que han sido llevadas al dibujo para así destacar el aspecto más importante de ellas a través de este medio, de la síntesis que él permite, y del color”. Por ejemplo, en el caso de Cielo Prohibido (2012) –afirman–, “mediante la intervención de una de las paredes del estudio, y a través de un notable cambio de escala y de formato, consiguen una nueva versión de la obra”.

Aclaran, además, que la exposición “es una mirada direccionada a obras existentes para destacar el concepto que hay detrás de cada una de ellas. Por ejemplo, Dibujo iluminado: Metamorfosis, es una escultura hecha con dos tapas de pianos unidas por una bisagra, formando una mariposa. En el dibujo, solo hemos realzado con color dorado la bisagra, para así destacar el elemento que ha convertido estos dos objetos en una obra de arte. Esta simple línea dorada nos remite al arte como acto de magia, ese gesto sencillo que ha hecho confluir dos elementos ya existentes se convierte en el sentido esencial de la pieza”.

‘Dibujo Iluminado: Metamorfosis’, grafito y acrílico sobre papel Arche 300g, 56 x 76 cm, Glenda León & David Beltrán, 2021
‘Dibujo iluminado: Metamorfosis’, grafito y acrílico sobre papel arche 300g, 56 x 76 cm; Glenda León & David Beltrán, 2021.

Todo proceso de creación emprendido en conjunto entre dos o más artistas representa un desafío. Para ellos, “ha sido una experiencia enriquecedora, puesto que ha significado una nueva perspectiva desde la que concebir nuestro trabajo. Nos ha permitido vincular el conocimiento de cada uno”, dicen.

“Por una parte, David Beltrán con sus 12 años de preparación académica en las artes visuales en Cuba, su participación en performances que van desde lo musical hasta la experimentación con el cuerpo; y por otra, la diversidad de enseñanzas por las que Glenda León ha pasado, desde ballet clásico, artes visuales y nuevos medios, hasta experiencias espirituales personales.”

Dibujos iluminados pudiera convertirse en un trabajo generador de nuevas ideas para ambos: “por el momento hemos partido de ideas ya existentes, pero no quita que se desarrollen proyectos completamente nuevos en el futuro”. “Este es un proceso de aprendizaje que aún está en sus comienzos”, añaden.

No es la primera vez que ellos emprenden un proyecto colaborativo. Lo recuerdan: “Beltrán ha tenido varias experiencias de colaboración en diversas etapas de su carrera artística, y esta sería una continuidad dentro de ellas –integró el dúo Edgar & David, participó del Colectivo Enema, y formó parte del grupo La teoría dorada de Popeye–. Glenda León ha tenido también alguna experiencia de colaboración en colectivo, aunque esta ha sido ciertamente la primera vez que firma a dúo con otro artista”.

De cualquier manera, la exposición actual es mucho más que una simple alianza artística; en sus propias palabras, “representa un primer ejercicio en el propósito de aunar dos trayectorias de vida a través del arte”.

Glenda León es una voz relevante dentro del arte cubano contemporáneo. La sensibilidad con que ha impreso un imaginario feminista al conceptualismo, a través de una apreciable versatilidad en el manejo de los soportes y formatos artísticos, ha hecho trascender su nombre más allá del sello “arte cubano”.

Su educación multidisciplinar ha incidido en la riqueza formal de su obra, caracterizada por un amplio registro expresivo. Pero la singularidad de Glenda León como creadora radica en la inteligencia con que convierte el objeto artístico –no importa si una escultura, una instalación, un video, un dibujo– en detonante de reflexiones sobre dilemas intrínsecos a la vida humana.

En especial, el interés de esta artista por el tiempo, la música y la naturaleza, como componentes modeladores de nuestra memoria y nuestro paso por el mundo, hacen de cada pieza suya un oasis de placeres sensoriales y un estímulo para el intelecto.

David Beltrán, aunque irrumpió en la escena artística cubana más recientemente, ha sabido labrar una trayectoria nutrida de experiencias creativas y proyectos artísticos muy variados. Ya sea fotografía, dibujo, pintura, instalaciones, su trabajo, como el de Glenda León, también parte de una fuerte base investigativa y traza un perfil acentuadamente conceptual.

Estas particularidades de su estilo destacaron ya en Arqueología del color, su primera muestra personal en España, que en 2020 dejó ver los resultados de un proceso de creación en el que se aunaban ciencia y arte. Aquella exposición fue el resultado de un estudio en torno a la “anatomía pictórica” de una serie de obras clásicas de la pintura universal.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí