El Met de Nueva York adquiere la obra fotográfica de James Van Der Zee, el cronista negro de Harlem

0
Una pareja en Harlem, 1932. Fotografía de James Van Der Zee.
Una pareja en Harlem, 1932. Fotografía de James Van Der Zee.

El Museo de Arte Metropolitano (Met) de Nueva York y el Studio Museum de Harlem anunciaron la adquisición del archivo fotográfico de James Van Der Zee (1886-1983), quien a lo largo de 70 años retrató la vida y costumbres de la comunidad negra de esa importante área de Manhattan.

Una parte de ese archivo, que reúne alrededor de 20 mil instantáneas impresas y hasta 30 mil negativos, se exhibe hasta mayo de 2022 en La Galería Nacional de Arte, en Washington.

Van Der Zee creó una crónica de la vida en Harlem, vecindario de mayoría negra en la ciudad de Nueva York, durante las décadas de 1920 y 1930 y más allá. Los residentes del área recurrieron a él y su cámara para marcar ocasiones especiales. En sus fotografías cosmopolitas, cuidadosamente compuestas, quedaron reflejadas las personalidades, aspiraciones y espíritu de sus modelos, parte de una comunidad que, como la propia obra del fotógrafo, era invisibilizada en los medios dominantes de la época.

Entre las cuarenta obras de la colección que exhibe la Galería Nacional de la capital estadounidense hay retratos de estudio, fotografías de clubes nocturnos y vidrieras de Harlem, así como de grupos comunitarios religiosos, sociales, políticos y deportivos, que ofrecen un fragmento de la rica vida social de una comunidad que se transformó en un centro influyente de la cultura estadounidense durante el conocido como Renacimiento de Harlem, periodo entre la década de 1920 y 1930 en que la música, la danza, el arte, la moda, la literatura, el teatro y la política afroamericana centrada en Harlem tuvo un despegue que influyó a nivel mundial.

Por su parte, el Met y Donna Van Der Zee, viuda del artista, anunciaron la creación del Archivo James Van Der Zee en el museo neoyorquino, una iniciativa de colaboración histórica que supondrá que la institución investigue, conserve y proporcione acceso público completo al notable catálogo de fotografías.

De derecha a izquierda, Marcus Garvey, el príncipe Kojo Tovalou-Houénou y George O. Marke, en 1924. Foto de James Van Der Zee.
De derecha a izquierda, Marcus Garvey, el príncipe Kojo Tovalou-Houénou y George O. Marke, en 1924. Foto de James Van Der Zee.

El Archivo James Van Der Zee es el tercero de un fotógrafo estadounidense adquirido por el Met, y el primero de un artista negro. Antes, la institución compró los archivos de Walker Evans y Diane Arbus, en 1994 y 2007, respectivamente. Esta es también la primera colaboración del Met con una institución asociada, el Studio Museum de Harlem, para salvaguardar el legado de un artista individual, recuerda el propio museo al anunciar el acuerdo.

El esfuerzo para establecer el archivo fue iniciado por Donna Van Der Zee en el verano de 2018. Tras el acuerdo, el Met asumirá el papel de titular de los derechos de autor de todas las obras de James Van Der Zee en todos los medios y conservará, mantendrá y almacenará los negativos.

Los elementos que componen el archivo proceden de tres fuentes: la colección de Donna Van Der Zee; los fondos del Studio Museum en Harlem; y el Instituto James Van Der Zee, inactivo desde la década de 1980.

Al respecto, Donna Van Der Zee señaló: “Estoy muy complacida por este próximo capítulo del archivo de mi difunto esposo. Durante la mayor parte de sus años, Van vivió y trabajó en Nueva York, y fue The Met quien hizo la primera exposición de su fotografía, presentándolo al mundo. Dado esto, es especialmente apropiado que el Archivo James Van Der Zee encuentre su hogar permanente en The Met y de una manera que el Studio Museum sea un socio. Como administradora del trabajo de Van durante los últimos 40 años, creo que es un gran honor y responsabilidad asegurar que la colección se coloque de una manera que garantice que se aprecie la profundidad, la amplitud y el arte innovador de la fotografía de Van, y que el archivo reciba el cuidado, la erudición y la atención que requiere. Que la adquisición por The Met permitirá al público presenciar, aprender y emocionarse con la belleza y diversidad capturadas en las fotografías de Van me da una alegría tremenda. La colección ha encontrado un hogar permanente ideal”.

El comisario del Departamento de Fotografía del Met, Jeff L. Rosenheim, comentó: “El archivo James Van Der Zee es un impresionante depósito de la práctica fotográfica en Harlem desde la primera década del siglo XX hasta principios de la década de 1980. En conjunto, las fotografías ofrecen un retrato hermoso y esperanzador de la vida negra en Estados Unidos. Reflejados en los ojos de los modelos de Van Der Zee, vemos sus ambiciones y las suyas propias; su modernidad y su sintonizada conciencia del lenguaje psicológico del retrato; sus conexiones sociales y su fe inquebrantable en el poder de la fotografía para preservar la profundidad, amplitud y riqueza de su propia comunidad”.

Durante los próximos años, el Met trabajará en asociación con el Studio Museum y Donna Van Der Zee, así como junto a un equipo diverso de historiadores, curadores, registradores y conservadores, para investigar, archivar, catalogar, conservar y digitalizar todo el archivo y que esté completamente disponible para el público.

Van Der Zee tuvo un estudio fotográfico en Harlem durante medio siglo a partir de mediados de la década de 1910. Su larga carrera abarcó unos 80 años, desde su primer trabajo documentando a su familia en su casa en Lenox, Massachusetts, cuando era un adolescente, hasta sus retratos de la década de 1980, que incluyen a figuras del arte negro de la época como Ruby Dee, Ossie Davis y Jean-Michel Basquiat, entre otros.

En 1970, después de su participación en la exposición Harlem on My Mind en el Met, fue nombrado “Compañero de por vida” del museo, un tributo a su generosa donación de 66 fotografías a la institución. En 1978, recibió el Premio Pierre Toussaint de la Arquidiócesis de Nueva York, y al año siguiente, en la Casa Blanca, el presidente Jimmy Carter le otorgó a Van Der Zee el Premio Living Legacy. Asimismo, recibió cuatro doctorados honoris causa.

Hijo de padres que habían trabajado como sirvienta y mayordomo en la Casa Blanca para el presidente estadounidense Ulysses S. Grant, el futuro fotógrafo recibió una educación clásica que abarcó música y artes visuales. En 1900, con 14 años, compró su primera cámara. Tras aprender el oficio por su cuenta y ejercer como ayudante de laboratorista en un estudio de New Jersey, estableció en 1916 el Guarantee Photo Studio, ubicado en la calle 125 de Harlem.

En 1919 fue uno de los pocos fotógrafos presentes que registró el desfile de la victoria del 369 Regimiento de Infantería, una unidad compuesta predominantemente por ciudadanos afroamericanos que sirvieron en el esfuerzo bélico de los aliados en Europa, y fueron conocidos como los “Harlem Hellfighters”.

Su archivo contiene multitud de fotografías que van desde retratos de niños pequeños con sus padres; adolescentes solos o con sus compañeros; bautizos, comuniones, confirmaciones y graduaciones escolares; miembros del servicio militar antes, durante y después de las dos guerras mundiales; novias, novios y sus séquitos; equipos deportivos, clubes sociales y salones literarios; músicos, bailarines y cantantes de blues; hasta enfermeras, topógrafos, optometristas y esteticistas. A ello se suman los cuadros funerarios de fallecidos en sus ataúdes, reunidos ya en la tercera monografía publicada del artista, The Harlem Book of the Dead (1978), que incluye un prólogo de la novelista Toni Morrison, Premio Nobel de Literatura en 1993.

El archivo también contiene retratos de destacadas figuras de la comunidad negra como Mamie Smith; Adam Clayton Powell, Sr.; Florence Mills; Daddy Grace; y Muhammad Ali, así como fotografías importantes y excepcionalmente raras de Marcus Garvey y los mítines de su United Negro Improvement Association (UNIA).

Pero Van Der Zee recibió poca atención más allá de su propia comunidad del Alto Manhattan. Solo a fines de la década de 1960, en el apogeo del Movimiento por los Derechos Civiles, su trabajo fue reconocido por colegas fotógrafos e historiadores de la fotografía que trabajaban en la industria de la imagen de Nueva York.

Como escribió la historiadora del arte Deborah Willis en “Van Der Zee: Photographer, 1886-1983”, su catálogo de 1993 para la exposición póstuma del artista en la National Portrait Gallery: “James Van Der Zee fue incansable en idear formas de utilizar la composición, la manipulación de imágenes, los accesorios y los escenarios del estudio para establecer un espacio en el que sus sujetos pudieran expandirse espiritual, emocional y simbólicamente. Es este poder transformador en su trabajo lo que convirtió en un modelo del fotógrafo estadounidense visionario y optimista de principios del siglo XX”.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí