Carlos A. Aguilera (ILUSTRACIÓN Liber May)

Matadero Seis (fragmento)

                Y caminaron toda la noche.

J. Andrzejewski

A un metro, sí, escucha esto, a un metro de distancia y uno detrás de otro, con la patas sucias y el piquito sucio y las orejas sucias y las uñas que ni pa’ qué, como corderos jodidos del alemán ése, el mismo que los engañó desde el primer momento y los ultrajó desde el primer momento y los clasificó desde el primer momento, yendo a vísperas casa por casa y a nona puerta por puerta, así como te cuento, a vísperas casa por casa y a nona puerta por puerta, graznando su hijo es la reencarnación del gran marrano, señora, la reencarnación y el ojito derecho del gran marrano, señora, lo soñé anoche, señora, y cuando lleguemos al estanque las aguas se partirán en dos, señora, así como le digo, se partirán y abrirán en dos, señora, y todo parecerá un caminito de tierra pisona, señora, como le cuento, de tierra no santa y no revuelta, señora, tal como soñé anoche adentro de esta cabeza mía y estos ojos míos y esta cruz mía y estas pezuñas mías que anduvieron y desandaron el camino clarito clarito, señora, tal y como lo escucha, escarbando y abriendo huecos en la tierra para que el frío no las congelara, y en ese camino estaba su hija, señora, con una bata blanca y unas medias blancas y una parca blanca que le llegaba hasta la rodillas, orando todo el tiempo por la resurrección del marrano y por su defecatoria, señora, apurando su uno más uno para llegar a Génova a los Alpes a la Lombardía al fatigoso Tirol, dándole saludos al señor y honrando cada una de sus goticas de sangre, como benditos que han de sufrir para provocar de nuevo la salvación, señora, porque eso es lo que me ha sido confesado aquí dentro de esta cabeza mía, señora, el cómo el estanque se partió y el cómo el camino se puso clarito clarito, sin agua sin olas sin peces sin ruido, señora, partido y bien partido, como los huecos que hace en la tierra su señor esposo, señora, su señor esposo y estas pezuñas mías, señora, que de tanto caminar ya ni dolor sueltan, señora, andan maltrechas y amarillas, y cuando me gritan Nikolaus para, ya yo no las escucho, porque la voz de unas pezuñas nunca podrán opacar el grito del marrano mayor, señora, de ese que se me apareció aquí mismito y me habló bajito de una legión de niños, de una legión que debía ser convertida en marranos salvadores, señora, porque sólo se puede seguir al chancho si chancho eres como se dice vulgarmente, señora, y por eso es que los cabrones Alpes no nos derrotarán, ni los cabrones Alpes ni la cabrona Colonia ni el sifilítico Tirol, ni todo el agua que debería inundar ya Génova, antes de que siga exportando la peste, señora, ciudad mala siempre se quedará en lo malo, señora, y por eso aunque su hija venga con la parca hasta las rodillas tendrá que rodar por el fango, para que libere al gran marrano de su propia mierda, señora, para que lo libere y lo castigue y lo salve delante de todos, señora, gritando, no, Nikolaus, no, no nos hagas esto, el gran marrano necesita mi sangre y mi excremento pero no puedo hacerlo delante de todos, escúchame Nikolaus, delante de todos no, delante de todos sólo es posible sacarnos un poquito de sangre de la vena del brazo derecho, sí, del homúnculo derecho, nunca del izquierdo, el izquierdo no cuenta ante los ojos del Crucifixo, Nikolaus, no nos castigues, la defecatoria no, delante de todos no es salvación, escúchame, no es salvación ni honro ni pathos ni reverencia, así como las paredes de este lugar no son ni honro ni pathos ni salvación ni diferencia, con todos esos hierros para pelar vacas, no, ¿es que acaso lo que te introdujo el Crucifixo en esa cabeza tuya estaba malo?, para salvar al marrano en tierra santa no hay porque siempre orinar en circulitos, rombos simétricos, espirales, no hay porque orinar ni defecar ni menstruar delante de todo el mundo, Nikolaus, no, no, no…


* “GlaSS”: poema recogido a posteriori en el libro Das Kapital, (Ediciones Abril, 1997). La grabación recoge el performance de Carlos A. Aguilera en la Casa del joven creador, La Habana, 1994. Participantes: Ismael González Castañer, Carmen Paula Bermúdez, Carlos A. Aguilera. Agradecimientos a Jorge Yglesias y CMBF.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments