Fallece en Los Angeles el compositor y pedagogo Aurelio de la Vega, figura cimera de la música clásica en Cuba

0
Aurelio de la Vega (La Habana, 1925 - Los Angeles, 2022) (IMAGEN Youtube / RYCY Productions)
Aurelio de la Vega (La Habana, 1925 - Los Angeles, 2022) (IMAGEN Youtube / RYCY Productions)

El compositor musical y profesor cubano Aurelio de la Vega (1925-2022) falleció este sábado a la edad de 96 años en Los Angeles, Estados Unidos, donde residió tras partir al exilio poco después de la Revolución de 1959.

La muerte en horas de la mañana de este 12 de febrero se debió a “complicaciones cardiacas”, según reportó Diario de Cuba citando a la esposa del músico y conferencista, la soprano Anne Marie Ketchum De la Vega, y también a “amigos cercanos”.

De la Vega –cuya labor creativa fue obviada en Cuba durante al menos cincuenta años— compuso a partir de la década de los cuarenta obras orquestales, de cámara, para guitarra y piano; el ballet Débora y Traulio (1955); así como, desde los años sesenta, música electroacústica (Vectors, 1963; Segments, 1964; Variants, 1964; Interpolation, 1965; Tangents, 1973; etc.).

Para voz y piano, musicalizó textos de poetas como como el español Juan Ramón Jiménez o el indio Rabindranath Tagore. Igualmento, se inspiró en la poesía de los cubanos José Martí, Emilio Ballagas, Gastón Baquero, Heberto Padilla, Roberto Fernández Retamar y Octavio Armand.

En 2012, fue mencionado en la prensa oficial cubana entre los nominados a los Latin Grammy. Un año después, Roberto Méndez Martínez catalogó a Aurelio De la Vega, en un medio electrónico de la isla, como un compositor “imprescindible”. En la actualidad, el fallecido músico cuenta con una página biográfica en la enciclopedia oficialista Ecured.

Según reseña DDC, no fue hasta 2019 que se estrenó en La Habana otra pieza suya, Intrata, compuesta en 1972 y comisionada originalmente por el afamado conductor indio Zubin Mehta, quien por entonces dirigía la Orquesta Filarmónica de Los Angeles.

En 2021, sin embargo, De la Vega estuvo –junto al guitarrista y compositor Yalil Guerra, también cubano radicado en Los Angeles– entre los ganadores del Premio Cubadisco por el álbum Cuba: The Legacy (RYCY Productions), que incluye Intrata del veterano compositor exiliado y la Sinfonía N° 1 «La Palma Real» de Guerra, ejecutadas ambas por la Orquesta Sinfónica Nacional, bajo la dirección de Enrique Pérez Mesa.


Antes de dejar para siempre su país natal, De la Vega fue decano de la Facultad de Música de la Universidad de Oriente (1953-1959), vicepresidente de la Orquesta Filarmónica de La Habana (1956-1957), presidente de la sección cubana de la International Society for Contemporary Music (1952-1954), y de la rama cubana del Consejo Internacional de Música de la UNESCO (1953-1957). Asimismo, ejerció como secretario editorial de la revista habanera Conservatorio (1950-1953) y crítico musical en los periódicos Alerta (1952-1957) y Diario de la Marina (1957).

De acuerdo con su biografía oficial, en el verano de 1959, De la Vega fue como profesor visitante a la Universidad del Sur de California, Los Angeles, donde se estableció finalmente. Luego se convertiría en “profesor distinguido de música, director del estudio de música electrónica y compositor residente en la Universidad Estatal de California, Northridge, 1959-1992”. Más tarde sería nombrado Distinguido Profesor Emérito de esa institución norteamericana.

En su extensa trayectoria, De la Vega impartió conferencias sobre música contemporánea en los Estados Unidos, Puerto Rico, México, Venezuela, Brasil, Canadá, España, Argentina y Chile.

En 1978, el músico habanero fue distinguido con el Premio Friedheim del Centro Kennedy para las Artes Escénicas, en Washington D.C. Recibió años después tres nominaciones para el Grammy Latino a la Mejor Composición Clásica Contemporánea: en 2009, por Variación del Recuerdo, para orquesta de cuerdas; en 2012, por el Preludio n.º 1, para piano, y, en 2017, por Recordatio, para soprano y quintetos de viento y de cuerdas.

El escritor y profesor cubano Enrico Mario Santí remitió una larga “carta al artista” De la Vega –que publicó Rialta Magazine en diciembre de 2018– a propósito de esa última pieza, construida alrededor de un soneto (“De cómo Dios disfraza su ternura”) de Emilio Ballagas.

Imagen de cubierta CD ‘Recordatio’ de Aurelio de la Vega | Rialta
Imagen de cubierta CD ‘Recordatio’, de Aurelio de la Vega

“Aurelio de la Vega (La Habana, 1925 [- Los Angeles, 2022]) es el más importante compositor cubano de música clásica hoy vivo”, escribió el crítico al presentar aquel texto. “Su inmensa obra artística y pedagógica atraviesa todo el siglo veinte, y ahora, en su novena década de trabajo, el veintiuno, luego de una brillante carrera desarrollada primero en Cuba, y la mayor parte en Los Angeles, California”.

“Si la Poesía es la miel que el hombre secreta en respuesta al silencio de Dios, entonces igual debe ocurrir con la Música, esa otra mélica miel. Tanto el poema de Ballagas como el Recordatio de De la Vega comportan ejercicios humanos que nos revelan cómo los misterios del Arte obran de esa enigmática y ambivalente mano de ese Otro que es Dios”, decía por último Santí en su misiva-ensayo.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí