La Liga del Pacífico Sur en la mirada beisbolera del cubano Ruber Osoria: “Una terapia para sanar mi dolor migratorio”

2
De la serie ‘Un pedacito de patria efímera’ (sobre el béisbol de La Liga del Pacífico Sur en Chile); Ruber Osoria
De la serie ‘Un pedacito de patria efímera’ (sobre el béisbol de La Liga del Pacífico Sur en Chile); Ruber Osoria

Los domingos a mediodía un grupo de residentes en la región del Biobío, centro de Chile, casi todos inmigrantes, se reúnen en un campo de béisbol. En lo que podríamos considerar un campo de béisbol, porque casi siempre es un terreno de fútbol convertido, por unas horas, en un diamante beisbolero. Antes de cada partido se adaptan las reglas al terreno. Y un repartidor de pizzas se convierte en cátcher, un panadero en árbitro, y un fotógrafo…

El fotógrafo cubano Ruber Osoria (Contramaestre, Santiago de Cuba, 1992) ha denominado Pedacito de patria efímera a una serie de fotografías que viene realizando en estos partidos de la Liga del Pacífico Sur (LPS), en Concepción, capital regional.

Según la investigación que ha realizado Osoria, el primer partido de béisbol jugado en Chile se celebró el 4 de julio de 1917 en la ciudad de Tecopilla, norte del país sudamericano. También pudo haber sido en 1918: “Aún está en duda el año”, dice.

De la serie ‘Un pedacito de patria efímera’ (sobre el béisbol de La Liga del Pacífico Sur en Chile); Ruber Osoria
De la serie ‘Un pedacito de patria efímera’ (sobre el béisbol de La Liga del Pacífico Sur en Chile); Ruber Osoria

En la década de los noventa, se desarrolló en la región del Biobío una pequeña competición llamada Copa del Sur. “Desde entonces”, explica, “no se jugó más este deporte hasta 2018, cuando migrantes provenientes de zonas caribeñas rebautizaron la Copa del Sur como Liga del Pacífico Sur, conformada por siete equipos con jugadores de diferentes nacionalidades”.

Esta serie fotográfica, asegura su autor, “no pretende hablar de estadísticas beisboleras, ni de la historia del béisbol en Chile, sólo quiere explicar lo que significa para unos migrantes tener un pedacito de patria, aunque sea fugaz”.

“En realidad estas fotografías son un recuerdo de mi infancia y adolescencia. El béisbol ocupaba gran parte de mi vida. El domingo a mediodía, cuando empieza el partido, emprendo un viaje a mi pasado. Regreso a casa y cada jugador pasa a interpretar el papel de Gabriel, Yuro, Alexito, El Negro, Diosmede, Armando y muchos otros amigos que jugábamos descalzos y sin camisa bajo el sol”, dice Osoria.

De la serie ‘Un pedacito de patria efímera’ (sobre el béisbol de La Liga del Pacífico Sur en Chile); Ruber Osoria
De la serie ‘Un pedacito de patria efímera’ (sobre el béisbol de La Liga del Pacífico Sur en Chile); Ruber Osoria

Actualmente la LPS cuenta con siete equipos y su formato de competición, en los torneos largos, consiste en un todos contra todos, ida y vuelta, a siete innings. En los cortos participan dos grupos de cuatro equipos; clasifican los dos mejores y discuten el campeonato. En la comuna Los Ángeles radican dos planteles: Pumas y Angelinos. En la propia Concepción: Bucaneros de Chile, Titanes, Venezolano Soy, Tigres y Bravos de Concepción.

De la serie ‘Un pedacito de patria efímera’ (sobre el béisbol de La Liga del Pacífico Sur en Chile); Ruber Osoria
De la serie ‘Un pedacito de patria efímera’ (sobre el béisbol de La Liga del Pacífico Sur en Chile); Ruber Osoria

En conversación con Rialta Noticias, otro jugador de la LPS, Félix Alvarado Silva (38 años), confirma que esta competición le ha permitido encontrar a personas, amantes del béisbol, en situaciones migratorias parecidas a la suya. Silva es venezolano y cuenta que antes de emigrar vivía en el estado Lara. Allí supo que en Concepción se jugaba al béisbol. Se enteró gracias a su hermano menor, quien llevaba un año radicado en la zona y era integrante del equipo Vikingos. Apenas llegó a Chile se incorporó a la LPS y formó parte de esa platilla.  Actualmente integra el roster de Bravos de Concepción.

Aún como parte de Vikingos, en el proceso de reclutamiento de jugadores a través de las redes sociales, Silva conoció a Ruber Osoria. Recuerda que cuando este se incorporó a la escuadra lo apodaron “Rubelito”. “Nos hicimos amigos en el terreno y fuera del terreno”, dice Félix.

Por su parte, Jorge Luis Ramos Valdés (59 años) es cubano, habanero, y fundador de la LPS. Cuenta a través de un mensaje de WhatsApp que desde niño aprendió a jugar pelota. Lleva en Chile casi 29 años y desde que llegó tuvo la intención de desarrollar el béisbol en Concepción. Mientras jugaba –ya no lo hace– militó en el equipo Bucaneros. Confiesa que es, de hecho, “el dueño de Bucaneros”.

“Siempre hemos tratado de desarrollar el béisbol aquí”, comenta Ramos Valdés. “Nos hemos insertado en distintos equipos, ligas y campeonatos. Con los equipos de la zona hemos viajado a diferentes regiones del país. Hemos obtenido logros importantes para Concepción, la 8va región. A la LPS han llegado migrantes de diferentes áreas del Caribe: Cuba, Venezuela, República Dominicana, Colombia… Este es un deporte que se juega bastante en esas zonas”.

De la serie ‘Un pedacito de patria efímera’ (sobre el béisbol de La Liga del Pacífico Sur en Chile); Ruber Osoria
De la serie ‘Un pedacito de patria efímera’ (sobre el béisbol de La Liga del Pacífico Sur en Chile); Ruber Osoria

En su opinión, la anécdota más importante sobre la LPS está relacionada con Bucaneros. Para ser más exactos: con dos equipos Bucaneros. Hubo un año en que Bucaneros formó dos equipos: Bucaneros Rojo y Azul. Ambos discutieron el primer lugar. Ganó el Rojo.

Cuando Raúl Piñero (35 años) supo que en Chile se jugaba béisbol ese hecho le resultó “sorprendente y emocionante”. Se enteró gracias a un compañero de trabajo en un restaurante de Concepción. Era sábado y dijo que al otro día iría a jugar. Desde entonces no ha dejado de participar en la LPS.

Piñero es venezolano. Hace cuatro años vive en Chile. En ese tiempo ha jugado “aproximadamente seis torneos”. Ha estado presente en la Liga de Invierno y en la de Verano. Está en las filas del equipo Titanes. Ha sido “campeón dos veces y una vez subcampeón”.

“Es muy bonito poder jugar el deporte que nos apasiona y enseñar a las personas que no lo conocen. Nos trae muchos beneficios emocionales y físicos. Para los que nos gusta el béisbol es algo muy emocionante”, afirma Piñero, y zanja: “Vivimos el béisbol en Chile como si estuviéramos en el Caribe”.

“Un pedacito de patria, aunque sea fugaz”, ha dicho sobre la liga de béisbol el joven fotógrafo Ruber Osoria, y también: “Una terapia para sanar mi dolor migratorio”.

De la serie ‘Un pedacito de patria efímera’ (sobre el béisbol de La Liga del Pacífico Sur en Chile); Ruber Osoria
De la serie ‘Un pedacito de patria efímera’ (sobre el béisbol de La Liga del Pacífico Sur en Chile); Ruber Osoria
Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

2 comentarios

  1. Excelente nota . Pero aquí los chilenos también ponemos nuestro granito d arena para contribuir con el deporte ….. Vale decir que también ayudamos a escapar de la rutina a tantos inmigrantes de la rutina y problemas que sabemos que es tener la flia. Tan lejos. Te habla Fco. González Manager de Angelinos ⚾⚾⚾ de Los Angeles.

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí