Hilda Doolittle

Hilda Doolittle nace el 10 de septiembre de 1886, en Pennsylvania. Bautizada como H. D. por su amigo Ezra Pound, formó parte del grupo de poetas imagistas (imagistes), que marcó profundamente la poesía norteamericana, aunque luego optó por un camino que ella llamó “místico pagano”. Durante la primera década del siglo XX conoció a Erza Pound, así como a Marianne Moore y William Carlos Williams. Toda su obra poética es considerada uno de los momentos más originales de la poesía norteamericana, sea con sus libros Sea Garden (1916), Hymen (1921), Helen in Egypt (1961), o Hermetic Definition (1972). De este último período de su poesía escribió Robert Duncan: “Los últimos poemas de H. D. son obras maestras que revelan a una poeta de la misma categoría que Ezra Pound y William Carlos Williams”. También escribió varias novelas y formó parte de un grupo de cine llamado POOL, del cual sólo ha quedado una obra, Borderline (1930), en la que H. D. actuó. En los años setenta su obra fue “redescubierta” e impulsada gracias al auge del feminismo. Su trabajo ha ejercido una gran influencia no sólo en las poetas Barbara Guest, Denise Levertov o Susan Howe, sino también en poetas como Robert Duncan y Robert Creeley.

H. D. murió de un infarto el 27 de septiembre de 1961 a los 75 años.

Ramón Hondal

Evadne

Primero probé bajo los labios de Apolo,
amor y dulzura del amor,
yo, Evadne;
mi cabello está hecho de violetas frescas,
o jacintos que el viento peina hacia atrás
sobre las rocas de los bajíos;
yo, Evadne,
fui hecha por el dios de la luz.

Su pelo fue fresco para mi boca,
como la flor del azafrán,
sobre mi mejilla,
frío como mastuerzo plateado
sobre la rivera de Eros;
entre mi barbilla y mi garganta,
su boca deslizándose una y otra vez.

Aún entre mi brazo y mi hombro,
siento la brocha de su cabello,
y mis manos conservan el oro que tomaron,
mientras vagan una y otra vez,
esa gran mano llena de flores amarillas.

Evadne

I first tasted under Apollo’s lips,
love and love sweetness,
I, Evadne;
my hair is made of crisp violets
or hyacinth which the wind combs back
across some rock shelf;
I, Evadne,
was made of the god of light.

His hair was crisp to my mouth,
as the flower of the crocus,
across my cheek,
cool as the silver-cress
on Erotos bank;
between my chin and throat,
his mouth slipped over and over.

Still between my arm and shoulder,
I feel the brush of his hair,
and my hands keep the gold they took,
as they wandered over and over,
that great arm-full of yellow flowers.

Calor

Oh, viento, rasga el calor,
corta el calor,
rásgalo en pedazos.

Las frutas no pueden caer
a través de este denso aire—
las frutas no pueden caer al calor
que aprieta y embota
las puntas de las peras
y redondea las uvas.

Corta el calor—
atraviésalo a través de él,
girándolo a ambos lados
de tu camino.

Heat

O wind, rend open the heat,
cut apart the heat,
rend it to tatters.

Fruit cannot drop
through this thick air—
fruit cannot fall into heat
that presses up and blunts
the point of pears
and rounds the grapes.

Cut the heat—
plough through it,
turning it on either side
of you path.

Rosa de mar

Rosa, áspera rosa,
dañada y con pocos pétalos,
magra flor, delgada,
escasa de hojas,

más hermosa
que una rosa húmeda
sola sobre un tallo—
estás atrapada a la deriva.

Atrofiada, con hojas pequeñas,
estás arrojada en la arena,
estás alzada
en la fresca arena
que lleva el viento.

¿Podrá la aromática rosa
verter tal punzante fragancia
endurecida en una hoja?

Sea Rose

Rose, harsh rose,
marred and with stint of petals,
meagre flower, thin,
sparse of leaf,

more precious
than a wet rose
single on a stem—
you are caught in the drift.

Stunted, with small leaf,
you are flung on the sand,
you are lifted
in the crisp sand
that drives in the wind.

Can the spice-rose
drip such acrid fragrance
hardened in a leaf?

Los misterios permanecen

Los misterios permanecen,
mantengo el mismo
ciclo de la siembra
y del sol y la lluvia;
Deméter en la hierba,
yo multiplico,
renuevo y bendigo
Baco en la vid;
mantengo la ley,
conservo los genuinos misterios,
los primeros de estos
en nombrar a los vivos, muertos;
yo soy el pan y el vino.
Conservo la ley,
mantengo los genuinos misterios,
yo soy la vid,
las ramas, tú
y tú.

The mysteries remain

The mysteries remain,
I keep the same
cycle of seed-time
and of sun and rain;
Demeter in the grass,
I multiply,
renew and bless
Bacchus in the vine;
I hold the law,
I keep the mysteries true,
the first of these
to name the living, dead;
I am the wine and bread.
I keep the law,
I hold the mysteries true,
I am the vine,
the branches, you
and you.

La laguna

¿Estás vivo?
Te toco.
Te estremeces como un pez marino.
Te cubro con mi red.
¿Qué eres — pez anillado?

The pool

Are you alive?
I touch you.
You quiver like a sea-fish.
I cover you with my net.
What are you — banded one?

Elena

Toda Grecia odia
la mirada fija en el rostro blanco,
el brillo como de aceitunas
donde ella se alza,
y las manos blancas.

Toda Grecia desprecia
su rostro pálido cuando sonríe,
odiándolo aún más
cuando aumenta su palidez y su blanco,
recordando encantamientos
y males pasados.

Grecia mira, impasible,
a la hija de Dios, nacida del amor,
la bella de pies fríos
y rodillas delgadas,
que podría amar ciertamente a la criada
sólo si estuviera acostada,
ceniza blanca entre cipreses fúnebres.

Helen

All Greece hates
the still eyes in the white face,
the lustre as of olives
where she stands,
and the white hands.

All Greece reviles
the wan face when she smiles,
hating it deeper still
when it grows wan and white,
remembering past enchantments
and past ills.

Greece sees, unmoved,
god’s daughter, born of love,
the beauty of cool feet
and slenderest knees,
could love indeed the maid,
only if she were laid,
white ash amid funereal cypresses.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments