La cubanoamericana Marissa Chibás invita a la proyección de su película ‘A Cuban Documemory’ junto al Cuban Research Institute

0
Marissa Chibás. FACEBOOK.
Marissa Chibás. FACEBOOK.

El Cuban Research Institute de la Universidad Internacional de la Florida –una organización comprometida con la producción de conocimiento sobre Cuba y su diáspora– ha organizado una presentación en línea del sugestivo filme A Cuban Documemory, de Marissa Chibás. El evento tendrá lugar este jueves, 14 de julio de 2022, a las 7:00 pm, a través de Live Webinar. Se contará con la presencia de la directora del documental, responsable de prologar la proyección e intercambiar con el público acerca de sus experiencias con la realización, sus motivaciones creativas e intereses, en relación con esta obra.

En el documental la realizadora “reflexiona sobre sus numerosos viajes a Cuba desde 1993”, a partir de la “perspectiva única” que resulta de ser “hija de un líder revolucionario cubano exiliado y de una finalista de Miss Cuba 1959”. “La película es una memoria visual centrada en historias de la familia Chibás y en la búsqueda de un hogar”, explica la nota promocional publicada por el Cuban Research Institute.

A Cuban Documemory llegará a esta proyección especial después de su estreno en varias plataformas relevantes del circuito cinematográfico actual. Basta mencionar su inclusión en la selección oficial de los festivales de cine de Barcelona, Los Ángeles, Toronto, New York City y Cusco, para tener una idea de la excelente acogida que ha tenido a nivel global. El filme, además, ha merecido valiosos reconocimientos que destacan su alcance creativo y el empeño intelectual de su directora, entre ellos resalta el Premio a Mejor película en el Cuban American International Film Festival de Miami, en su edición correspondiente a 2021.

La película de Chibás contiene varias particularidades comunes a una franja notoria de la producción documental contemporánea: el trabajo con la memoria histórica y personal –aspecto subrayado en el propio título del filme–, el manejo de material de archivo –convertido en una de las características primordiales de la creación artística del siglo en curso–, y la exploración del yo del realizador. Estas vienen siendo, hace ya unos cuantos años, constantes de la estética documental, como mínimo desde que el género asumió explícitamente el alto grado de subjetividad que le es propio.

A Cuban Documemory opera con materiales de archivo porque, más allá del diapasón estético que estos abren respecto a la visualidad y la arquitectura expresiva del filme, los mismos desempeñan un esencial servicio de evocación de las circunstancias del pasado. Imágenes captadas en Súper 8 por la realizadora hacia 1974 –cuando tuvo, por primera vez, una cámara en sus manos–, otras procedentes de cintas VHS con documentaciones de sus viajes a Cuba en 1993, y fragmentos de sus registros de la instalación creada por ella en La Habana en 2017, se conjugan en el metraje del filme como testimonios/momentos de una lectura de sí y de su relación con la isla. Estos archivos son la huella material de una exploración consciente de elementos importante de la vida de Chibás, elementos que explican la extensión de su existencia y de su familia –muchos de ellos a veces desapercibidos o propensos a quedar en el olvido.

La mirada de Chibás sobre su propia experiencia toma en cuenta –sobre todo al desplegar varias estrategias de involucramiento del espectador en la narración–, las resonancias de la historia en el universo de sus relaciones interpersonales. Historia y memoria son confrontadas, más que nada al reconocerse que esta última responde más a las negociaciones del individuo con su experiencia privada o con los recuerdos heredado de otros. La memoria de Chibás valora más las significaciones del pasado impreso en objetos, espacios, imágenes específicas… Y ese perfil íntimo, privado, próximo a la cotidianidad de la persona, que toma las imágenes y las recontextualiza para imprimir en ellas una nueva legibilidad, las enfrenta a la Historia, esa escritura dependiente de una organización temporal más estricta y consensuada.

Estimulante ejercicio creativo, A Cuban Documemory es una película que, cuando revisa la experiencia personal de la directora, se adentra en su condición cubanoamericana, la cual resume un perfil ineludible de la cultura y la historia insulares, uno que ha cobijado accidentes esenciales del imaginario y la sensibilidad de la nación. Chibás es una mujer que experimenta el trágico choque de culturas y lenguajes propio de la constitución identitaria de un cubanoamericano de manera particular, en tanto hija de un individuo con estrechos vínculos con la Revolución y con el devenir político del país; su padre, Raúl Chibás, fue comandante del Ejército Rebelde y hermano de Eduardo Chibás, fundador del Partido del Pueblo Cubano o Partido Ortodoxo. Esta singularidad influye en la asunción de su postura crítica, que estimula la revisión de sí y la de la historia. Chibás medita sobre las problemáticas de una identidad escindida entre los valores heredados de ellos y los recibidos en tierra estadounidense.

El filme es mucho más que el resultado de una preocupación por la familia o por el lugar de Cuba en la vida de la realizadora. Es el resultado de la necesidad de recuperar una zona olvidada del yo, y de inaugurar un espacio de diálogo y aprendizaje propios. Las imágenes de los encuentros con la isla son el paisaje de una búsqueda; el documental es la interrogación a un álbum familiar y el cuestionamiento a los dispositivos de supresión de la memoria. No importa todo lo personal que resulte la perspectiva de interrogación de los archivos, esa interrogación es también pública, capaz de desmontar representaciones sociales.

Radicada actualmente en Los Ángeles, Chibás es, además de cineasta, escritora y actriz. Como realizadora audiovisual ha producido el cortometraje Finding Shelter, merecedor del permio a Mejor película en su categoría durante el Festival de Cine Latino de San Diego en 2019, mismo año en que la autora fue nombrada cineasta del mes por NewFilmmakers LA. Otros cortometrajes realizados por ella son Zohra y Nostalgia, este último presentado en Cuba y creado en colaboración con la cubana Aissa Santiso.

Como actriz, Chibás se ha destacado en producciones de Broadway y ha subido al escenario de otros importantes teatros del mundo. Su espectáculo Daughter of a Cuban Revolutionary –de alguna manera, antecedente de A Cuban Documemory–, ha estado de gira por Europa, Estados Unidos y Latinoamérica. Actualmente, Chibás forma parte de la Escuela de Teatro del Instituto de las Artes de California, donde dirige Duende CalArts, proyecto del CalArts Center for New Performance interesado en la innovación artística y el trabajo con creadores de América Latina. Mythic Imagination and the Actor es uno de sus títulos como escritora, publicado por Routledge Press en 2021.

A Cuban Documemory es, además de una valiosa obra audiovisual, un excelente pretexto para discutir sobre la memoria, la condición cubanoamericana y la creación documental, razón por la que la iniciativa orquestada por el Cuban Research Institute resulta ser prometedora.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí