Ilustración de Alejandro Cañer

Inescrupulosamente, por alardear de pureza revolucionaria combaten a una revista tan amada, respetada y necesaria en Cuba (lo dicen los cubanos) como es Plural, y le cierran el paso a su circulación, porque entre sus falacias, los de la UNEAC dicen de Plural: “La reciben escritores y periodistas, instituciones culturales y muchas bibliotecas; entre otras, la de la UNEAC, y ese número en particular ha circulado en los medios intelectuales cubanos”.

Así, deslizan la falsedad de que Plural circula normalmente en Cuba, para ocultar la verdadera censura que le han impuesto, pues sabemos de muchos que en Cuba no recibieron ni este número 250, ni el 238 de julio de 1991, ni ninguno más a partir de ese mes en que, también, dedicamos las páginas a Cuba y donde, por igual, junto con autores de primera línea sin conflicto con el sistema, publicamos textos de críticos como Bernardo Marqués e Iván de la Nuez.

¿Qué credibilidad y autoridad moral pueden quedar en escritores e intelectuales que son cómplices, promotores o encubridores de una censura como esa?

Paranoicos paternalistas se ocupan en proteger a sus compatriotas de quienes hemos sabido mantener la objetividad, la congruencia y la decencia respecto a Cuba, que solo advertimos de la urgencia de la multiplicidad de las ideas, que abrimos espacios a la crítica interna legitima y veraz, y que, por el rescate de los logros de la Revolución, consideramos muy importante el reconocimiento de que no todo proviene de la agresión norteamericana y que, tan sustantivo como oponerse a esta, es aceptar honradamente los conflictos internos y desarrollar la capacidad de escuchar y respetar las distintas voces.

Los demagogos solo exigen solidaridad ciega y global, que actualmente puede caer en el vacío y quedarse en estériles expresiones populistas. ¿Podrán comprender que la crítica, el reconocimiento de los errores, la pluralidad de ideas no implican complicidad automática con Mas Canosa, sino una mejor forma, seria, profunda, trascendental, verdadera, de solidaridad? No lo creo, porque eso pondría en riesgo sus cotos de poder y privilegios.

Plural no desistirá de su respeto por la Revolución cubana; de su reconocimiento por el extraordinario papel histórico que ha asumido desde hace más de treinta años, por el florecimiento del talento creador que entre los cubanos fomentó la Revolución, por el esfuerzo asombroso de ese pueblo para superar la permanente y creciente agresión norteamericana, por los extraordinarios logros en educación, salud, seguridad social, justicia, cultura; pero tampoco dejará de dar espacio a voces que, nutridas por esa Revolución, asumen hoy valerosamente una actitud crítica que la UNEAC pretende acallar con recursos, actos y actitudes totalmente contrarios a lo que se había propuesto la Revolución.

Ojalá que ahora, con el respaldo a la Revolución que acaba de confirmar el pueblo cubano, entiendan que, de seguir enarbolando dogmas, de seguir acallando con un solo rasero toda actitud crítica, de seguir negando realidades, ellos mismos van a aniquilar la Revolución, y nadie que se respete desea eso.

Desde Plural de Excélsior, señor director, verdaderamente plural, y con el estímulo que usted siempre nos ha dado en este sentido, seguiremos respetando y promoviendo la libertad de creación, de crítica, de pensamiento en cualquier lugar y sistema político del mundo.

Muchas gracias.

Lazlo Moussong
Subdirector de la revista Plural de Excélsior

* Texto publicado originalmente en la sección Foro, Excélsior, 27 de febrero de 1993.


Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí