fbpx
Inicio Columnas Los sonidos de la trama

Los sonidos de la trama

Por Walfrido Dorta

Desde hace un par de años tengo una afición: creo bandas sonoras basadas en los libros que voy leyendo. Es un ejercicio de paciencia y de goces puntuales. La lectura lineal se interrumpe (hay que anotar y enlistar), pero también se abre a dimensiones sonoras y a imaginaciones acústicas ahí donde aparecen escritos el nombre de una canción, de un/a cantante o de un/a compositor/a. Pasamos usualmente de largo por estas inscripciones; las asumimos como datos textuales que engrosan el repertorio de referencias de cualquier texto literario. Las bandas sonoras que irán apareciendo en este espacio rescatan esos datos y construyen mundos sonoros que habitan los universos de algunos libros. No hay sistema detrás de su confección. Es el azar de mis lecturas quien las provoca, aunque respeto una regla: en ellas aparecen sólo lo que las obras mencionan. Las bandas sonoras que inventamos para una historia son otro género de la imaginación, más libre que el que presento aquí, pero también más inabarcable.

(Si tienes una banda sonora de alguna obra que hayas leído y quieres que aparezca en esta sección, puedes enviármela en forma de lista o el link para reproducirla, con un pequeño comentario, a [email protected]).

Los sonidos de la trama #4: ‘Malas hierbas’, de Pedro Cabiya

La música de la novela ‘Malas hierbas’, del puertorriqueño Pedro Cabiya, se concentra en cuatro canciones que hablan sobre los límites de lo vivo, lo muerto y la conciencia.

Los sonidos de la trama #3: ‘Viaje a La Habana’, de...

El universo musical de esta 'fantasía camp' de Reinaldo Arenas es una hermosa cápsula de la música que sonaba en Cuba en los sesenta.

Los sonidos de la trama #2: ‘Las malas’, de Camila Sosa...

Es una música generalmente triste la que suena en la novela de Camila Sosa Villada. Cada canción es incorporada por las travestis: sus cuerpos las canalizan y somatizan.

Los sonidos de la trama #1: ‘Hotel Singapur’, de Gerardo Fernández...

Las tantas canciones de la novela Hotel Singapur corren el riesgo de perderse en la corriente enorme y arrasadora de sus historias.

Te puede interesar