Nuevos descubrimientos sobre la última pintura de Van Gogh

0
‘Raíces de árbol’, Vincent van Gogh, 1890 (FOTO Museo Van Gogh de Ámsterdam)

El pasado 28 de julio, en la ciudad de Auvers-sur-Oise, se celebró una ceremonia en el sitio donde el pintor holandés Vincent van Gogh realizó su última obra, exactamente ciento treinta años atrás, poco antes de quitarse la vida con un disparo en esta pequeña ciudad del norte de Francia, muy frecuentada a finales del siglo XIX por numerosos pintores impresionistas como Paul Cézanne, Camille Corot o Camille Pissarro.

El descubrimiento de este sitio se debe al investigador Wouter van der Veen, residente en la ciudad francesa de Estrasburgo y director científico del Instituto Van Gogh, una institución sin fines de lucro que vela por preservar la habitación que el pintor ocupó en la modesta pensión donde vivió sus últimos días. La observación accidental de una postal de principios del siglo XX, que muestra a un ciclista que cruza una calle de Auvers-sur-Oise, llevó a Van der Veen a percatarse de que bajo los árboles captados en esa fotografía se encontraba el escenario representado por Van Gogh en la que es unánimemente considerada su última obra, el cuadro Raíces de árbol.

“Todos los elementos de esta misteriosa pintura pueden ser explicados si se observa la postal y la locación: la forma de la colina, las raíces y la manera en que se relacionan unas con otras, la composición de la tierra y la presencia de una superficie rugosa de piedra caliza”, afirmó Van der Veen para fundamentar su hallazgo, y añadió: “Esta localización también es consecuente con la costumbre de Van Gogh de pintar los motivos directamente desde sus emplazamientos inmediatos”.

Van der Veen sometió su hallazgo a la consideración del equipo científico del Museo Van Gogh de Ámsterdam, que atesora la colección más importante de obras del pintor holandés –entre ellas, la propia Raíces de árbol— y en la que se encuentran los más importantes especialistas en su obra. Desde allí, Louis van Tilborgh y Teio Meedendorp, investigadores eméritos del museo, dieron por bueno el hallazgo, según declaró este último: “En nuestra opinión, la locación identificada por Van der Veen es muy probablemente correcta y constituye un notable descubrimiento. En una observación detenida, las raíces que aparecen en la postal muestran muy claras similitudes a las representadas en la pintura de Van Gogh. Que esta sea su última creación hace que el actual descubrimiento sea excepcional, y aun más dramático”.

Las prominentes raíces que fueron pintadas por Van Gogh en ese cuadro siguen estando en el mismo sitio de Auvers-sur-Oise, casi inalterables. Las autoridades locales las han rodeado de una valla para demarcar el lugar y preservarlo de potenciales daños. Todos los detalles de este descubrimiento, así como una extensa investigación sobre los últimos días de la vida de Van Gogh, están recogidos en el libro Attacked at the Roots, de la autoría de Wouter van der Veen.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
Comentarios
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments