Activistas del 27N insisten en exigir la dimisión o la destitución de Alpidio Alonso, ministro de Cultura de Cuba

0
‘#Dimisión’. Póster (detalle) alegórico a los sucesos del 27 de enero de 2021 ante el Ministerio de Cultura en La Habana (IMAGEN Grupo 27N)
‘#Dimisión’. Póster (detalle) alegórico a los sucesos del 27 de enero de 2021 ante el Ministerio de Cultura en La Habana (IMAGEN Grupo 27N)

El Grupo 27N, formado por artivistas e intelectuales de la sociedad civil independiente en Cuba, insiste este jueves en exigir la dimisión o la destitución de Alpidio Alonso, ministro de Cultura de la isla, en el primer aniversario de lo que esa plataforma cívica ha denunciado una y otra vez como “un ataque físico” contra varios de sus integrantes.

A través de un comunicado en redes sociales, el 27N –cuyo apelativo hace referencia al 27 de noviembre de 2020, cuando cientos de ciudadanos (muchos de ellos artistas jóvenes) se congregaron a las puertas del Ministerio de Cultura en La Habana para impugnar la represión contra el Movimiento San Isidro (MSI) y abogar por las libertades de expresión y de creación– volvió a señalar a Alonso y al viceministro Fernando Jacomino como principales responsables de la violencia policial ejercida hace exactamente un año contra “diecisiete miembros de la comunidad artística cubana”.

La declaración, titulada “No olvidemos el manotazo”, recuerda que el episodio violento aconteció también ante el citado Ministerio, a donde habían acudido los activistas porque una de las miembras del grupo “tenía una reunión con los funcionarios, en cumplimiento de las demandas que se hicieron el 27 de noviembre de 2020 [27E]”, y asimismo para “dejar constancia de nuestra preocupación porque los agentes de la policía política, conocida como Seguridad del Estado, no permitieron que Tania Bruguera nos acompañara (debido a que fue interceptada y detenida…)”.

‘#Dimisión’. Póster alegórico a los sucesos del 27 de enero de 2021 ante el Ministerio de Cultura en La Habana (IMAGEN Grupo 27N)
‘#Dimisión’. Póster alegórico a los sucesos del 27 de enero de 2021 ante el Ministerio de Cultura en La Habana (IMAGEN Grupo 27N)

“En lugar de entablar un diálogo racional”, señala el texto, “los funcionarios del Ministerio cargaron contra nuestro grupo de forma agresiva, arrancando el teléfono del periodista Mauricio Mendoza de su mano y empujando a otros a la fuerza”. En efecto, un video de ese instante, que circuló ampliamente en las redes sociales, muestra a Alpidio Alonso como autor directo de dicho “manotazo”.

A continuación, rememora el 27N, se impuso la represión: “Decenas de agentes de seguridad obligaron a la fuerza a nuestro grupo a subir a un autobús mientras una turba progubernamental abucheaba desde el edificio adyacente sede de la Federación de Mujeres Cubanas, al otro lado de la calle”.

“Varias mujeres entre nosotros fueron maltratadas en el autobús”, prosigue la declaración. “Los gritos se pueden escuchar en las grabaciones que se hicieron durante ese viaje en autobús. Los miembros del grupo fueron retenidos durante horas en una estación de policía y sometidos a duros interrogatorios y amenazas antes de ser liberados”.

A la vuelta de un año y dos meses desde la inédita sentada aquel 27 de noviembre ante el Ministerio de Cultura, los integrantes del 27N –en principio, una treintena de representantes elegidos entre los congregados aquella noche a fin de emprender un diálogo con las autoridades– no sólo han visto cómo se cerraban, uno tras otros, los canales de comunicación con el poder y cómo se desestimaban cada una de sus demandas iniciales, sino que además han sufrido difamación en los medios oficiales y –según recurrentes denuncias– han estado sujetos, en especial las cabezas más visibles, a un régimen de vigilancia, retenciones domiciliarias o detenciones e interrogatorios policiales implementado por la Seguridad del Estado cubano.

En algunos casos, como los de la propia Tania Bruguera o el dramaturgo Yunior García –luego convertido en líder de la plataforma Archipiélago, impulsora de la malograda “Marcha por el Cambio”,  fijada para el 15 de noviembre último– han terminado abandonando la isla, de un modo u otro, bajo presión de la policía política.

“Se supone que los representantes del Gobierno cubano deben tener un alto nivel de conducta y deben ser capaces de discutir desde el espacio del lenguaje sin recurrir a la violencia; pero no fue el caso de Alpidio Alonso y el resto del funcionariado cultural. El 27N ha estado solicitando al gobierno la destitución de los Alonso Grau durante todo el año, sin éxito”, se lee también en el comunicado de este jueves, que finaliza con pertinacia: “El 27N sostiene que Alpidio Alonso debe dimitir o ser destituido de su cargo por su acto de agresión”.

Póster del 27N (IMAGEN Facebook 27N)
Póster del 27N (IMAGEN Facebook 27N)
Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí