‘Arquitectura cubana: el nuevo movimiento’, un seminario virtual en la Copperbridge Foundation

0
Representación gráfica ‘El palomar’, del arquitecto cubano Orlando Inclán

Arquitectura cubana: el nuevo movimiento”, es el título y el tema del seminario virtual que agrupará este 20 de octubre a los arquitectos cubanos Camilo José Cabrera Pérez (Albor Arquitectos), Fernando Martirena y Anadis González (Infraestudio), Orlando Inclán (h[r]g_arquitectura) y Yoandy Rizo Fiallo (Terior Estudio). El panel contará con la moderación del chileno Diego Hernández, director creativo de ArchDaily, uno de los sitios web sobre arquitectura más importantes a nivel mundial, y coordinador de los premios Building of the Year. Tendrá lugar a través de la plataforma Zoom a las 6 p.m. (hora del este en Estados Unidos).

Este encuentro en línea se sitúa entre los proyectos que la Copperbridge Foundation (CBF) ha organizado bajo la denominación “10 x 10” para celebrar su décimo aniversario. La CBF es una organización sin fines de lucro con sede en Miami que promueve, como leemos en su sitio web, “el intercambio cultural y educativo a través de la expresión artística”.

La fundación “se formó para servir al público mediante la construcción de un «puente» cultural para unir a las personas a través de todas las formas del arte, incluidas las artes visuales, la música, el teatro, la danza y la arquitectura”. Con especial énfasis en Cuba, la CBF, además, promueve plataformas para crear y exhibir obras y proyectos de varias regiones culturales, entre ellas la caribeña, norteamericana y sudamericana.

Con una selección de sus “mejores proyectos” de artes visuales, música, teatro, danza y arquitectura, la Copperbridge ha organizado en sus diez años varias jornadas de muestras cinematográficas, seminarios web y presentaciones virtuales de artes escénicas que abarcan escenarios de Cuba, Chile, Argentina y Estados Unidos.

En este marco, se inscribe el panel “Arquitectura cubana: el nuevo movimiento”. La CBF, con la colaboración de la Embajada de Suiza en Cuba, propone (re)conocer, explorar y, de algún modo, examinar lo que se ha dado en llamar “nueva arquitectura cubana”. Esta construcción nominativa abarca, como es de suponer, más que un segmento determinado (parcelado) entre los arquitectos cubanos; comprende, sobre todo, una sensibilidad creativa: la joven y cada vez más pujante arquitectura independiente cubana.

Debemos subrayar que la CBF ha estado muy interesada, desde su fundación, en la más reciente arquitectura cubana. Por sólo mencionar un ejemplo que lo demuestra, en 2016, con su auspicio, varios integrantes de la American Institute of Architecture (AIA) llegaron a La Habana y establecieron relaciones con arquitectos de la isla. Este año, se planificaba otro encuentro, pero, a causa de las restricciones que impuso la Covid-19, tuvo que ser cancelado.

Fernando Martirena, uno de los participantes que intervendrán en “Arquitectura cubana: el nuevo movimiento”, quien, junto a Anadis González y David Medina cofundó el estudio independiente de arquitectura Infraestudio, radicado en La Habana desde enero de 2016, informa:

“Los temas principales sobre los que se discutirán en el panel estarán centrados en qué significa tener un estudio de arquitectura independiente en la Cuba actual y cómo se lleva a cabo. Existe mucha curiosidad (una de las causas es que casi no existe información sobre la arquitectura cubana contemporánea), no sólo desde la AIA, sino desde otros muchos lugares, de saber qué es lo que está pasando en Cuba en términos de arquitectura contemporánea y cómo la hiperespecificidad política puede dar lugar, o no, a una arquitectura diferente”.

Martirena coordina el Grupo de Estudios Cubanos de Arquitectura (GECA), que reúne a los estudios independientes del país, con el objetivo de aumentar la visibilidad de la arquitectura contemporánea cubana como movimiento cultural y lograr un mejor marco legal para la disciplina. El GECA, a través de su política inclusiva e innovadora, busca promover la creación de leyes que permitan la acción legal de arquitectos independientes en Cuba. Además, intenta dar visibilidad a un movimiento que ya tiene más de diez años y que ha desarrollado marcas propias de identidad frente a las restricciones económicas, sociales y legales reinantes en la isla.

Actualmente, la arquitectura en Cuba funciona de dos maneras diferentes: una asociada a las empresas constructoras, restauradoras y proyectistas estatales; y otra independiente. Hace aproximadamente diez años, a partir de cambios económicos que se introdujeron en el país, los negocios privados emergieron y con ellos una nueva necesidad de arquitectos. Al surgir un nuevo cliente, se creó una nueva necesidad, una demanda separada del mainstream de la arquitectura cubana. En este ámbito, nacieron varios estudios independientes de arquitectura, dentro de un limbo legal que no acaba de precisarse.

Camilo José Cabrera Pérez, Fernando Martirena, Anadis González, Orlando Inclán y Yoandy Rizo Fiallo son una representación de la arquitectura alternativa que intenta modificar los cánones (los imaginarios) oficiales en la construcción y pensamiento de paisajes arquitectónicos. Son la contrapartida.

En un ensayo reciente, Martirena enuncia: “La única sincera realidad de la arquitectura sigue siendo su silencio. (…) La arquitectura cubana es sólo un amor imaginario que podría ser cierto”.

Ese silencio comienza a desvanecerse…

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
Comentarios
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments