Tania Bruguera conversa sobre un nuevo libro que revisa su obra

0
Tania Bruguera (FOTO Plataforma de Arte Contemporáneo)

Tania Bruguera in conversation / en conversación con Claire Bishop es el título del libro que acaba de publicar la Fundación Cisneros como parte de su serie Conversaciones. El libro, aunque empieza a publicitarse en varios medios de comunicación, no estará a la venta, oficialmente, hasta el venidero septiembre.

Con sedes en Nueva York y Caracas, la Fundación Cisneros se estableció “en los años setenta” por Patricia Phelps de Cisneros y Gustavo A. Cisneros. Según se indica en la página web, “su misión es promover una mayor apreciación de la diversidad, la sofisticación y variedad del arte de América Latina, así como fomentar la excelencia en el estudio de la cultura material iberoamericana, desde objetos etnográficos hasta arte contemporáneo.”

La serie Conversaciones, donde ya han sido publicados, entre otros, los libros Jaime Davidovich in conversation with Daniel R. Quiles (2017), Waltercio Caldas in conversation with Ariel Jiménez (2016), Luis Camnitzer in conversation with Alexander Alberro (2014), Liliana Porter in conversation with Inés Katzenstein (2013), Tomás Maldonado in conversation with María Amalia García (2011) y Carlos Cruz-Diez in conversation with Ariel Jiménez (2010), forma parte del interés de la Fundación por visibilizar a artistas latinoamericanos.

Tania Bruguera in conversation / en conversación con Claire Bishop es, como se lee en el sitio web de la Colección, “el undécimo título de la serie Conversaciones / Conversations de la Fundación Cisneros, y presenta un diálogo a profundidad entre la artista y la reconocida historiadora del arte, Claire Bishop. En esta entrevista, Bruguera cuenta su propia historia, relatando el desarrollo de sus primeras obras en la década de 1980 en Cuba, motivada por su activismo político, y el giro de sus performances íntimas a la orquestación de las situaciones y eventos interactivos de gran escala que caracterizan su trabajo actualmente”.

Con motivo de la publicación de este libro, Tania Bruguera (La Habana, 1968) tuvo a bien concederle a Rialta declaraciones en torno al largo proceso de intercambio entre ella y la historiadora del arte, crítica y profesora de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, Claire Bishop.

“El libro ha sido infinito”, indica la artista cubana y rememora aquella vez en que Claire se encontraba en el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam. Tania, en ese momento, presentaba El susurro de Tatlin #6. Los que se encontraban en el patio del Lam tenían la posibilidad de decir frente al micrófono, durante un minuto, todo cuanto quisieran. “Recuerdo que, mientras sucedía El susurro de Tatlin #6 Claire me decía –ella no habla español–: «no entiendo lo que está pasando ni lo que está diciendo la gente, pero la tensión se siente en el aire». Y yo le decía: «sí, Claire, hay tremenda tensión en el aire»”.

No huelga decirlo: también hay tremenda tensión en la entrevista de Bishop. Desde esa cena en Manhattan, en 2013 o 2014, donde concertaron la publicación del libro, hasta hoy, transcurrieron siete años. “Para Claire fue un proceso agónico. Fueron siete años de encuentros en muchos lugares. También intercambiábamos por correo. Es que tengo un problema, no me sé explicar bien.”

Bruguera asegura que ella y Claire Bishop no coinciden en todo: “No coincidimos en muchas cosas, pero la respeto mucho. Por ejemplo, a ella no le gusta el Arte Útil. Ahora en el libro ella lo entiende mejor. Para qué hacer una entrevista con alguien que esté de mi lado. Me gustaba que fuera Claire porque, primero, yo quería que fuera una mujer quien me entrevistara y, segundo, me obligaba, porque ella no entiende muchas cosas de Cuba, a explicar muy bien mi obra y su contexto”.

La Fundación Cisneros invitó a Tania Bruguera para que participara en su serie Conversaciones. Tania, por su parte, escogió a Claire Bishop como la persona con la que deseaba conversar a modo de entrevista. Así funciona para todos los artistas y entrevistadores en esta colección.

Tania y Claire se conocen desde 2005. Una de las causas por las que Tania escogió a Claire es porque ella ha sido testigo de momentos importantes. Estuvo en los caballos del Tate Modern en Londres [El susurro de Tatlin #5]. Estuvo en Cuba cuando se hizo El Susurro de Tatlin #6. Estuvo en la Cátedra Arte de Conducta. También estuvo acompañándonos varias veces en el Movimiento Inmigrante Internacional”.

En 2008, Claire Bishop impartió, por una semana, un taller en la Cátedra Arte de Conducta (2002-2009). En el libro Artificial Hells: Participatory Art and the Politics of Spectatorship (Editorial Verso, 2012) Claire describe así el proyecto: “una escuela de arte concebida como una obra de arte […] Este concepto nos permite ver Arte de Conducta inscrito dentro de una práctica en curso que se encuentra a horcajadas entre las esferas del arte y la utilidad social”.

De no haber sido Claire quien la entrevistara, hubiera escogido, quizá, “a Cuauhtémoc. Cuauhtémoc Medina. Coincidimos más en algunas cosas y conoce mejor la perspectiva de Cuba. Pero Claire ha estado más. Ha visto más mi obra. Con ella estaba obligada a demostrar, explicar mis ideas tres veces más que con alguien que iba a asumir cosas desde el principio”.

“Somos amigas”, especifica Bruguera, y confiesa: “como es historiadora del arte, cada vez que tengo una idea sobre una performance se la comento. Como una no se la sabe toda le pregunto para no repetir algo que ya se ha hecho”.

La autora de Autosabotaje reconoce: “Fue mi culpa. Fue mi culpa. Siete años. Pensamos que no iba a salir. Fue mi culpa. Cuando decidimos hacer el libro, lo planificamos a partir de varios conceptos que he trabajado: Arte Útil, Arte de Conducta, est-ética. Creo que Claire no escogió las mejores obras para analizar los conceptos. Se lo digo al final del libro, que se demoró tanto tiempo en salir porque fui conceptualizando al tiempo que ella me hacía las preguntas, cuando nos encontrábamos o por correo. Trabajaba con esas ideas, pero no me había sentado a conceptualizar nada. Ella me obligó a ser más específica.”

Para la artista cubana, Tania Bruguera in conversation / en conversación con Claire Bishop “es como terminar una etapa”. A partir de ahora preferirá “no hablar más de esas obras. A veces siento que cargo demasiado esas obras que pertenecen al pasado. A partir de ahora, quien quiera saber de ellas tendrá que leer el libro. Quiero comenzar otra etapa. Aún no la puedo explicar. Ya dije que no me explico muy bien. Me ha pasado otras veces en la vida. Estoy en ese momento en que quiero mirar al futuro”.

“Te voy a decir la verdad –enuncia Tania y me mira a los ojos–, yo siempre voy a estar en contra, como dije una vez en un interrogatorio policial. Siempre voy a estar en contra. Prefiero ser incómoda. Incómoda para todos. De hecho, para que veas hasta dónde debe llegar la ética y los principios en el tipo de trabajo que hago, en el MoMA estuvieron muy interesados en que presentáramos el libro allí. Claire y yo dijimos que no. Por una razón: en los últimos meses, debido al estado de restricciones que impuso la Covid-19, fueron despedidas muchas personas del museo. Personas vulnerables que el MoMA prefirió no tener en cuenta. Por eso dijimos que no. Nuestro libro no se puede presentar en un lugar discriminatorio como ese.”

Al final del libro Tania le pregunta a Claire: “¿te convencí?”.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments